Dos militares activos son llamados a juicio por falso positivo

Enero 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa

Un coronel y un sargento son investigados por la desaparición forzada de una menor de 17 años, en hechos ocurridos en San José de Apartadó en el 2006.

El CTI de la Fiscalía capturó a dos oficiales activos del Ejército Nacional, por su presunta participación en un falso positivo ocurrido en San José de Apartadó.La captura se dio luego de que un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario profirió una medida de aseguramiento y la resolución de acusación en contra de los dos oficiales -un coronel y un sargento primero-, por su calidad de coautores en los delitos de desaparición forzada agravada y el homicidio en persona protegida de Mely Johanna Durango Trujillo. Según la investigación de la Fiscalía, el 3 de marzo de 2006 en la vereda Calzón Rojo, sector de La Resbalosa, en San José de Apartadó, que limita con Córdoba, los miembros del Ejército retuvieron a la joven, de 17 años de edad. El 4 de marzo el Defensor Comunitario de San José de Apartadó denunció la desaparición de la joven y se inició su búsqueda, mientras en los comandos de las Brigadas XVII y XI informaron que el día anterior no se había registrado presencia de personal militar en esa zona, ni retención de personas, ni ningún tipo de enfrentamientos. Sin embargo, en las investigaciones se hallaron reportes de un enfrentamiento entre tropas de infantería No. 33 Junín con miembros del Frente 58 de las Farc, en los cuales murió un NN de sexo masculino el 4 de marzo. En otro informe del 7 de marzo de 2006, se reportó la baja de un NN femenino en el sector de la quebrada El Novillo de Tierra Alta, Córdoba, que ocho días después fue reconocida como Mely Johanna Durango Trujillo. La víctima apareció con un uniforme militar que fue reportado como robado, pero la investigación determinó que un sargento al momento de su traslado lo había regalado a uno de los soldados de la compañía.El proceso investigativo de la Fiscalía, concluyó que el coronel implicado, capitán del Ejército para la época de los hechos; el sargento primero , que en 2006 se desempeñaba como cabo Primero y un subteniente, tuvieron participación en los operativos que terminaron con la desaparición y muerte de la menor de edad. Aunque el ente investigador no ha explicado si el subteniente Reyes está detenido,si fue llamado a juicio por estos hechos. Por su parte, el fiscal del caso al calificar el proceso con resolución de acusación en contra de los uniformados implicados, revocó la decisión del 5 de abril de 2006 del Juzgado 29 de Instrucción Penal Militar que al resolver la situación jurídica de los uniformados se abstuvo de decretar medida de aseguramiento para los implicados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad