Doblegar la violencia, el principal reto de Cali en el 2014

Doblegar la violencia, el principal reto de Cali en el 2014

Diciembre 29, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Doblegar la violencia, el principal reto de Cali en el 2014

1.839 asesinatos se registraron en el 2012 en Cali. 19 homicidios semanales, en promedio, se presentaron en la ciudad este año.

Este año la ciudad termina con un aumento en los homicidios. Se espera que la estrategia de seguridad dé resultados el nuevo año.

Cali empezará el 2014 con un propósito tan complejo como urgente: reducir el alto índice de homicidios. Y es que durante el 2013 la capital del Valle vivió un año complicado en materia de seguridad: entre el 1 de enero y el 19 diciembre del 2013 se presentaron 1.905 asesinatos, 151 más que en el mismo periodo del 2012, según las cifras de la Policía Metropolitana. Eso quiere decir que este año los homicidios aumentaron, en promedio, un 8.6 %. La situación es grave si se tiene en cuenta que la meta de la ciudad era terminar el año con una reducción en las muertes violentas o, al menos, con una cifra similar. Sin embargo, los ajustes de cuentas entre narcotraficantes, los enfrentamientos entre pandillas, las venganzas personales, las peleas por intolerancia, tienen hoy a la capital como una de las más violentas del país. Pero, en medio de estas cifras desalentadoras, lo cierto es que en los últimos dos meses del año la ciudad ha empezado a tener un alivio en los índices de violencia. En noviembre, por ejemplo, ocurrieron 154 crímenes, 24 menos que noviembre del 2012; lo que corresponde a una disminución del 15 %. Y en diciembre se logró una reducción del 43 %, al pasar de 139 homicidios entre el 1 y 19 de diciembre del 2012 a 79 en el mismo lapso del 2013, es decir, 60 menos. El desafío, entonces, de Cali será mantener esa tendencia a la disminución en las muertes violentas durante el próximo año.El secretario de Gobierno, Carlos José Holguín, cree que eso es posible si se continúan aplicando las medidas que empezaron a dar resultado este fin de año. Aunque el funcionario reconoce que el alto número de homicidios fue la gran dificultad que tuvo la ciudad en el 2013, confía en que el trabajo operativo e investigativo contra las bandas criminales empiece a dar frutos el próximo año, teniendo en cuenta que -según sus cálculos- el 53 % de los asesinatos que se registran en la ciudad está relacionado con el crimen organizado. La estrategiaCali intenta ganarle la batalla a la violencia con diferentes medidas de seguridad que, aunque no lograron bajar el índice de homicidios durante todo el año, estarían logrando algunos avances. Una de las estrategias más fuertes es el Plan Cali Segura, que se implementó el pasado 23 de noviembre y cuenta con el apoyo del Ejército, pues los militares realizan operativos conjuntos con la Policía en las zonas más violentas de la ciudad. De acuerdo con el coronel Gildardo Rayo, comandante del Batallón de Policía Militar Número 3, desde hace un mes 500 soldados están recorriendo las calles de El Vallado (comuna 15), Mariano Ramos (16), Desepaz (21), El Diamante (13), Terrón Colorado (1) y Siloé (20). Este plan ha servido, según la Administración Municipal, para aumentar el control en los sitios donde se presentan más asesinatos; al tiempo que los habitantes se sienten más seguros. Ese aumento de la presencia de las autoridades se debe a que hace dos semanas llegaron a la ciudad 300 nuevos policías, que reforzaron la seguridad durante los eventos de la Feria y que se quedarán de forma permanente. Asimismo, a principios de este año la Policía aumentó su pie de fuerza en Cali con mil uniformados, que poco a poco se fueron integrando a labores operativas, como el plan de vigilancia por cuadrantes. Para el comandante de la Policía de Cali, coronel Hoover Penilla, ese, el Plan Cuadrantes, es uno de los puntos que se deben reforzar para mejorar la seguridad. “En este momento tenemos 330 cuadrantes, pero la idea es fortalecer esta estrategia para cubrir toda la ciudad”. Otra de las armas que hoy tiene Cali para combatir la violencia es el equipo contra objetivos de alto valor. Se trata de 700 hombres del grupo de intervención policial (Unipol), que hacen seguimiento a los jefes de las redes criminales. Aunque la capital sigue necesitando equipos avanzados para la investigación policial, como aparatos de interceptación telefónica, en el 2013 las autoridades dieron un paso adelante con el aumento de las cámaras de video vigilancia. Este año Cali termina con 414, luego de que la Secretaría de Gobierno instalara 160 cámaras en noviembre pasado. El objetivo es que estos aparatos sirvan para controlar las zonas más violentas y así se puedan prevenir muchos homicidios. Plan Desarme, la deudaA pesar de las medidas que han tomado las autoridades contra la violencia, expertos en seguridad insisten en que a la ciudad le falta dar uno de los pasos más importantes contra la violencia: el Plan Desarme. Aunque el Alcalde y diferentes sectores le han solicitado a la Tercera Brigada del Ejército aplicar la restricción permanente al porte legal de armas, la institución solo aceptó implementar la medida en 16 comunas de la ciudad, desde el pasado 13 de diciembre hasta el 31 de enero del próximo año.Para Jesús Darío González, coordinador del Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali, es urgente el Plan Desarme, “no solo para capital del Valle, sino para toda el área metropolitana y ciudades como Tuluá, Cartago y Buenaventura”.Incluso, el mismo Secretario de Gobierno sostuvo que la Administración Municipal seguirá insistiendo en la necesidad de aplicar la restricción al porte legal de armas en toda la ciudad, “por lo menos durante un período largo de seis meses o un año”. De acuerdo con el funcionario, parte de la reducción en los asesinatos, que se ha logró durante este mes de diciembre, se debe a la implementación de esta medida.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad