Disminuyen las muertes de menores de edad en Cali

Diciembre 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Disminuyen las muertes de menores de edad en Cali

Potrero Grande, Llanoverde y El Vallado son algunos de los barrios con los índices más altos de homicidios de menores en Cali, según el Observatorio Social.

Mientras que en el 2014 se reportaron 207 homicidios de menores de 18 años, a octubre de 2015 se registraron 135.

En total 135 menores de 18 años fueron asesinados en Cali durante los primeros diez meses del año, según datos del Observatorio Social de la Alcaldía de Cali. La cifra, que sigue siendo una de las más altas en asesinatos de menores en todo el país, corresponde no obstante  a una disminución de este tipo de crímenes. 

Mientras que en 2014 se presentaron durante todo el año un total de 207 casos de homicidios de menores de edad, que mostró  un promedio de 17 muertes cada mes, en este año el  promedio ha bajado a 13.

Para el personero de Cali, Andrés Santamaría, la cifra no puede leerse como un mejoramiento de las condiciones sociales y de seguridad en la que se presentan estos hechos, sino sobre todo como el efecto de las medidas policiales tomadas por las autoridades en toda la ciudad. 

“Para la Personería de Cali, a pesar de la disminución en el número de casos, esta no es una cifra que evidencia la disminución de los riesgos y de la vulnerabilidad en la que se encuentra este grupo poblacional. A pesar de que el dato es general, los hechos se presentan de manera constante y repetitiva en sectores precisos de la ciudad, lo que debe mantener las alertas de los organismos de seguridad y la Administración sobre estos sectores”, indicó el Personero.

Según el IV Informe Anual Sobre la Situación de Derechos Humanos en Cali, publicado por la Personería, los homicidios de menores de edad y de personas entre los 18 y 25 años, jóvenes, se encuentran localizados en comunas específicas. 

El Informe, que recoge las estadísticas oficiales del Observatorio Social de la Alcaldía, muestra que las comunas más afectadas por los homicidios de menores son la 6, 7, 12 13, 14, 15, 20 y 21 que se encuentran en el oriente de la ciudad. 

En esas zonas se han cometido más del 60 % de los homicidios de menores de edad y de jóvenes entre los 18 y 25 años, sostiene la Personería.

Para analistas como Jesús Darío González, del Observatorio de Realidades de la Arquidiócesis, los homicidios de menores están directamente relacionados con el incremento de la denominada violencia juvenil asociada a estructuras delincuenciales más fuertes.

“Las comunas en las que se presentan los homicidios son precisamente aquellas en las que más problemas de pandillas hay, mayor número de estos grupos, con toda la dinámica de violencia que implican”, dice. 

El analista puntualiza que las pandillas traen consigo formas de violencia, sobre todo por el control de territorios, que ponen en peligro la vida e integridad de toda la comunidad en la que están inscritas.

 Un ejemplo de ese fenómeno son las llamadas “fronteras invisibles”, que son zonas específicamente demarcadas por las propias pandillas a las que no pueden tener acceso no solo jóvenes pertenecientes a otras pandillas, sino jóvenes y personas que habitan en los barrios en que viven los pandilleros.

Aunque no se tiene una cifra exacta, se calcula que gran parte de las víctimas de la violencia entre pandillas son menores y jóvenes que no están involucrados en este tipo de grupos. 

El personero Andrés Santamaría hizo un especial llamado a las autoridades por una intervención en la Comuna 21 (al oriente) en donde se presenta el mayor número de homicidios de menores. 

Este sector ha sido de gran preocupación para la Personería, indicó Santamaría, teniendo en cuenta las altas cifras de muertes en hechos violentos. Durante 2014 en la Comuna 21 se presentaron 123 muertes, de las cuales el 14 % correspondieron a menores de edad. En los primeros meses de 2015 se presentaron 89 asesinatos, de los cuales 55 corresponden a población entre los 0 y 26 años y 16 a menores de 18 años.

“Por eso hacemos un llamado a la Policía y a la Administración para que se desarrolle un plan que permita minimizar los riesgos de los jóvenes y de todas las personas que habitan en esta zona de la ciudad”.

Armas de fuegoDe acuerdo con el Observatorio Social,  de los 135 menores que han sido asesinados este año, 118 murieron por arma de fuego. Para la Personería, el hecho de que esto ocurra en Comunas en las que se aplica la medida de la restricción al porte de armas, significa que esa política no ha dado los resultados requeridos.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad