Disminución de cultivos ilícitos ha disparado el precio de la cocaína: ONU

Junio 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
Disminución de cultivos ilícitos ha disparado el precio de la cocaína: ONU

Aún no se han establecido los niveles de siembra de coca en Colombia para el 2014.

Según un informe de la ONU, la reducción del 17 % de producción de hoja de coca en Brasil ha llegado a duplicar el kilo de la cocaína.

La reducción en el cultivo de hoja de coca durante el 2013, especialmente en países como Perú, disparó a precios jamás vistos en los últimos tiempos la cocaína, dijo el miércoles en un informe la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito. En 2013 Perú tenía 49.800 hectáreas de cocales, lo que significó una reducción de 17,5% en el cultivo de esta planta comparada con 2012. Pero el precio de un kilo de hoja de coca vendida al narcotráfico trepó a 4,3 dólares, el de la pasta básica de cocaína se incrementó a 863 dólares el kilo y el del clorhidrato de cocaína llegó a 1.310 dólares también el kilo. Según la Oficina de Naciones Unidas aún no se conocen los resultados de los cultivos de hoja de coca para Colombia y Bolivia -segundo y tercer productor global en 2012, respectivamente- por lo que se ignora si Perú sigue liderando a nivel mundial el cultivo de cocales, como ocurrió en 2012 con 60.400 hectáreas. "Es la reducción (de hectáreas de hoja de coca) más importante en los últimos ocho años... se ha reducido 10.600 hectáreas, eso representaría aproximadamente 10.600 canchas de fútbol en términos visuales", dijo a reporteros internacionales Flavio Mirella, representante de la Oficina en Perú y Ecuador durante la presentación del informe en Lima. El Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro sigue siendo la principal zona cocalera de Perú con 57,3% de la cosecha nacional de hoja de coca que en 2013 totalizó 112.242 toneladas en todo el país que fueron al narco, según el informe. La razón de la productividad de este valle radica en el manejo tecnológico y el uso intensivo de agroquímicos. El valle es un territorio selvático plagado de narcotraficantes con una superficie mayor a la de Bélgica e Israel en conjunto y donde aún se producen choques entre soldados y los últimos batallones de la guerrilla Sendero Luminoso. El nuevo jefe antidrogas peruano Luis Otárola dijo a periodistas que la estrategia del gobierno en el valle persuadirá a los campesinos para que siembren otros cultivos como café y cacao en vez de coca. Precisó que así esperan reducir unas 5.000 hectáreas de cocales y "en el resto del país la erradicación continuará". Afirmó que según estudios de su sector un campesino cocalero en Perú gana en promedio 1,8 dólar por día y el índice de Desarrollo Humano en las zonas no cocaleras es 60% mayor que en los distritos donde se siembran cocales, por lo que "los programas de desarrollo alternativo sí pueden competir con los ingresos ilícitos de la coca". Otárola, exministro de Defensa y asesor presidencial, afirmó que la meta de 2014 es erradicar 30.000 hectáreas, golpear con dureza a las firmas del narcotráfico y realizar grandes incautaciones de clorhidrato de cocaína. Mirella dijo también que se incrementó el precio de la hoja de coca comprada por narcotraficantes que alcanzó un valor "jamás visto" en el mercado y llegó en promedio a 4,3 dólares el kilo. La hoja de coca más codiciada fue la del valle del Monzón, debido a que sus cocales tienen "una mayor cantidad de alcaloide". Allí el precio se remontó a 8,2 dólares el kilo. El funcionario de la ONU explicó que al haber escasez de oferta por las erradicaciones efectuadas por el Estado, "la demanda sube" y ese impacto se observa en nuevos precios del kilo de hoja de coca, de la pasta básica y del clorhidrato. Según el informe el clorhidrato de cocaína -del que Perú es el primer productor global según la agencia antinarcóticos estadounidense DEA- llegó "a su precio más alto en los últimos 15 años" alcanzando la cifra récord de 1.310 dólares el kilo, lo que significa un incremento de 31,9% en comparación con los 993 dólares que costaba en 2012. La zona donde se vende el precio más alto de clorhidrato de cocaína en Perú es Aguaytía, en la Amazonía central del país, donde la droga alcanzó el precio de 1.388 dólares el kilo. Pero el precio peruano "es muy inferior" al que llega a mercados finales de consumo en Estados Unidos, Europa o Asia. "En las calles de Nueva York cuesta 30.000 o 40.000 dólares por kilo y en Asia llega a valores de entre 80.000 y 100.000 dólares por kilo", dijo Mirella. No obstante, la tendencia en las zonas cocaleras es producir más pasta básica de cocaína debido a la gran demanda en Brasil y para mercados externos como Europa. Su precio por kilo pasó de 737 dólares en 2012 a 863 dólares en 2013.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad