Director del Inpec anuncia en Cali medidas para controlar crisis en cárceles

Abril 30, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El general Gustavo Ricaurte en compañía del presidente de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, Wilson Ruíz Orejuela, visitó el martes en la mañana la cárcel de Villahermosa e hizo el anuncio, en el que se contempla una posible reforma a la Ley 065.

Un conjunto de medidas para detener el hacinamiento en las cárceles de todo el país fue anunciado por el director del Inpec, general Gustavo Ricaurte, y el presidente de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, Wilson Ruíz Orejuela, en una visita hecha el martes a la cárcel Villahermosa de la ciudad. El anuncio fue hecho en medio de las complejas condiciones de hacinamiento de la cárcel, que varias instituciones han venido denunciando en los últimos meses, y la crisis de los centros de formación para adolescentes. Las medidas apuntan a atacar las principales causas del hacinamiento en las cárceles, que, según Ricaurte, tienen que ver con el estancamiento de los procesos de salida de presos que ya han cumplido sus condenas, y con la poca aplicación de beneficios como la libertad condicional. Según indicó Wilson Ruíz Orejuela, presidente de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, en el país hay más de 1.500 presos que ya han cumplido sus condenas. "Esta es una de las causas del hacinamiento de las cárceles del país. Lo que queremos es hacer que esos procesos de salida se agilicen", afirmó Orejuela. Orejuela añadió que se está tramitando un pedido a la Presidencia de la República para reformar la Ley 065 en la que se establecen las medidas de aseguramiento y ejecuciones de penas privativas de la libertad. Por su parte, el director del Inpec, general Gustavo Ricaurte, manifestó que otra de las causas de la superpoblación en los centros penitenciarios es el alto número de casos en los que se pueden aplicar sanciones diferentes a la reclusión, pero que sin embargo, son castigados con cárcel por determinación de los jueces. "Hacemos un llamado a los jueces para que tengan en cuenta las condiciones de nuestras cárceles y empiecen a aplicar castigos diferentes a simplemente enviar a las cárceles a cierto tipo de delincuentes", declaró Ricaurte y puntualizó que en el país, el aumento de internos crece a una proporción cercana a los dos mil presos por mes. Entre los beneficios para los presos, Ricaurte destacó la libertad condicional, afirmando que un número considerable de presos en el país tiene las condiciones objetivas de recibir el beneficio. La personera delegada, Luz Marina Palomeque, coincidió en que muchos de los internos de Villahermosa pueden recibir el beneficio, pues los exámenes psiquiátricos demuestran que no son un peligro para la sociedad. "Lo que necesitamos es que se apliquen estos beneficios de una vez y se deje tanto discurso, aquí ya sabemos cuáles son los problemas", precisó la funcionaria de la Personería Municipal. Ante la situación de los Centros de Formación para Adolescentes, Ricaurte manifestó que es necesario que se haga una redistribución de los adolescentes que están en esas instituciones. "Se conocen casos de jóvenes que miden más de 1.80 metros y que pesan más de 89 kilogramos. Es obvio que con ellos se requiere una vigilancia diferente. En las cárceles se pueden construir pabellones especiales para ese tipo de adolescentes infractores, pero eso solo podría hacerse cuando el hacinamiento de las cárceles, que llega al 50%, esté controlado", declaró Ricaurte.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad