Diez militares pagarán 46 años de cárcel por 'falso positivo'

Junio 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

Este caso, ocurrido en 2007, permaneció durante tres años en la impunidad. Sólo hasta 2010, cuando se conoció en el país el escándalo de los llamados ‘falsos positivos’, los familiares de las víctimas se atrevieron a denunciar.

Cinco años y tres meses después de que Nelson Díaz Páez, Marco Quintero Rivera y Marco Quintero Niño murieran en un presunto combate con tropas del Gaula Rural del Ejército de la Quinta Brigada en El Playón, Santander, un juez condenó a diez militares, en razón a que las pruebas indican que se trató de un caso de ‘falso positivo’.El caso ocurrió el 27 de marzo de 2007 en la vereda Cachirito, jurisdicción del municipio de El Playón, donde el Gaula del ejército desarrolló la operación ‘Marfil 23’ que terminó con la muerte de estas tres personas las cuales en su momento fueron presentadas como miembros de las ‘Águilas Negras’.No obstante, tras varios años de investigación se estableció que las tres víctimas de la ejecución extrajudicial no pertenecían a ninguna agrupación armada y que residían en el barrio Kennedy, en el Norte de Bucaramanga, donde trabajaban como vigilantes informales.Este caso, ocurrido en 2007, permaneció durante tres años en la impunidad. Sólo hasta 2010, cuando se conoció en el país el escándalo de los llamados ‘falsos positivos’, los familiares de las víctimas se atrevieron a denunciar.“Lo primero que hicimos fue lograr que el caso pasara de la Justicia Penal Militar a la Fiscalía de Derechos Humanos. Luego recopilamos el material probatorio con el que el 6 de septiembre del año 2010 un juez de control de garantías del municipio de El Playón les dictó medida de aseguramiento a los diez militares”, indicó Leonardo Jaimes, abogado de las víctimas.Desde el principio del juicio la fiscalía sostuvo la hipótesis de que la muerte de los tres hombres había obedecido a un caso de ‘falsos positivos’.Esto en razón a las evidencias que, tras revisar minuciosamente el expediente, fueron encontrando los investigadores tales como que uno de los cadáveres presentaba varios impactos de bala en su cuerpo pero en las prendas que vestía no había evidencias de haber recibido disparos.Las inconsistencias encontradas en los cuerpos de las víctimas eran tales que la fiscalía aseguró durante el juicio que en la ropa de otra de las víctimas hallaron un orificio de bala en el lado izquierdo pero la herida que presentaba el cadáver estaba en el lado derecho.Los sentenciados a 46 años de presión son el teniente Jaime Andrés Aranda, el sargento Oviel Gutiérrez Zambrano, el cabo Guillermo Antonio Valencia y los soldados Yeicinio Oswaldo Vega, José Luis Argumedo, Juan Ángel Moreno, Ricardo Cruces Velasco, Omar Antonio Pérez, Santos Casildo Jáuregui y Helbert Martínez Gómez.Esta se convierte en la segunda condena por casos relacionados a los ‘falsos positivos’ en el Departamento ya que el 15 de julio del año pasado el Juzgado Tercero Penal del Circuito de Bucaramanga con función de conocimiento condenó a penas entre 28 y 55 años a ocho militares vinculados a una doble ejecución extrajudicial en Cimitarra, Santander, en marzo de 2008.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad