Deyanira, la mujer que quedó gravemente herida luego del asalto en Potrero Grande

Deyanira, la mujer que quedó gravemente herida luego del asalto en Potrero Grande

Noviembre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Deyanira, la mujer que quedó gravemente herida luego del asalto en Potrero Grande

Luego del saqueo a 40 viviendas en Potrero Grande, algunas familias decidieron irse del sector.

La mujer, de 43 años, permanece en estado crítico en la Clínica Valle del Lili luego de recibir un impacto de bala en la cabeza. Esta es su historia.

La mujer que se debate entre la vida y la muerte por un disparo en la cabeza es Deyanira Henao Dagua, de 43 años. Ella, una madre de cinco hijos, fue uno de los cuatro heridos que dejó una arremetida violenta del grupo armado denominado 'Los del punto', una banda delincuencial dedicada a cobrarles extorsión a los residentes del barrio Potrero Grande del oriente de Cali.

Deyanira estaba el lunes en su residencia cuando se dio la incursión de los hombres armados que llegaron para destruir las viviendas y saquearlas. Tenían un objetivo claro, amenazarlos para que se fueran ante el no pago de la extorsión entre $15.000 y $20.000 semanales que deben entregar para vivir en sus propias casas.

Lea también: ¿Qué hay detrás del asalto a 40 viviendas de Potrero Grande?

Durante el saqueo, Deyanira  decidió ir hacia el balcón para mirar si su hijo venía cerca, pues estaba preocupada porque el menor no había llegado del colegio,  y cuando se asomó fue impactada con un proyectil en la cabeza.

[[nid:480688;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/11/qh001048427.jpg;left;{Deyanira Henao Dagua, de 43 años, una de las heridas durante el saqueo en Potrero Grande.Foto Q'hubo / El País}]]

Deyanira fue rescatada del tiroteo porque una patrulla policial llegó al sitio y la trasladó hacia el Hospital Carlos Holmes Trujillo, y ante la gravedad de la herida en el cráneo, fue remitida a la Clínica Valle del Lili, donde se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI.

Una de su familiares habló con Elpais.com.co e informó que Deyanira no ha podido ser intervenida quirúrgicamente porque el cerebro presenta inflamación.

“Seguimos en la UCI, a la espera del reporte de los médicos, pero su situación es muy delicada”, añadió la mujer.

La familia aseguró que Deyanira trabaja todos los días vendiendo jugos en los semáforos de Cali para sostener económicamente a sus cinco hijos. Tras vivir en el jarillón del río Cauca resultó beneficiada con una casa en el proyecto habitacional Potrero Grande.

Aunque estaba feliz de tener una casa donde vivir con su familia, la disputa territorial entre las pandillas que operan en este sector la tenían preocupada.

“Ella si nos contaba sobre los enfrentamientos entre las pandillas, pero seguía viviendo en la zona pese al temor que le producían las constantes balaceras”, añadió la familia.

Las próximas horas serán cruciales y su familia ora porque un milagro la devuelva a la recuperación médica.

Si Deyanira despierta y sale de la clínica se encontrará con que la convivencia en Potrero Grande será más difícil, varias familias decidieron empacar sus enseres o los poco que quedaron luego del saqueo y huir porque no quieren ser las próximas víctimas de un tiroteo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad