Detienen a otro hombre por el asesinato de una turista española

Marzo 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Los familiares de Irene Cortés, la ciudadana española de 30 años muerta por un disparo en la ciudad colombiana de Barranquilla, dijeron hoy que el asesinato ha sido obra de su marido, "que contrató a un sicario para que la matase".

La segunda persona implicada en el asesinato de la turista española Irene Cortés Lucas, en hechos ocurridos en Barranquilla, se entregó a las autoridades, informó el abogado Jorge Imitola, defensor del marido de la víctima. Se trata de un joven identificado como Juan Carlos Guerrero.La española Irene Cortés, madre de cinco hijos y natural de Málaga (sur de España), había llegado a Barranquilla el pasado domingo en compañía de su esposo, el colombiano Farid Llinás Ariza, para disfrutar del Carnaval, que está a punto de comenzar.En la madrugada de este miércoles la pareja y unos amigos fueron víctimas de un atraco en un bar del sur de Barranquilla. Uno de los delincuentes disparó en el pecho a la española, quien murió poco después en un hospital.El presunto asesino de Cortés, que se identificó como Brayan Darío Escorcia Blanco, fue detenido el mismo miércoles gracias a las imágenes del atraco grabadas por las cámaras de seguridad del bar, y pidió perdón por lo sucedido.Visiblemente afectado, el marido de Cortés, quien emigró a España en 2001 y desde entonces no había vuelto a su ciudad natal, explicó a los periodistas que ella "quería venir" a Barranquilla para conocer su famoso carnaval.Entre tanto, los familiares de la española, la ciudadana española de 30 años muerta por un disparo en la ciudad colombiana de Barranquilla, dijeron hoy que el asesinato ha sido obra de su marido, "que contrató a un sicario para que la matase".Juan Antonio Cortés y Pedro Lucás, hermano y tío de la víctima, denunciaron hoy en declaraciones a Efe en la localidad de Vélez-Málaga (provincia de Málaga), donde residía la mujer, que el asesinato fue planeado por su marido, "que contrató a un sicario para que la matase".Según los familiares de la fallecida, Cortés y su pareja tenían problemas desde que ella mantuvo una relación con otro hombre mientras él estuvo en prisión, "y desde entonces le juró venganza".Cortés viajó a Colombia "engañada, con la excusa de visitar al padre enfermo (de su marido) y ver los carnavales, pero ella no quería ir porque había escuchado de mí, que he vivido cinco años allí, lo que ocurre en esa tierra" , dijo su tío.También afirmó que la noche antes de viajar Llinás le quitó a su mujer 2.000 euros (2.760 dólares), "un dinero que ha empleado para pagarse un pasaporte falso, puesto que estaba en libertad condicional, y contratar a un sicario"."Todo es mentira. He salido legalmente de España y voy a entrar legalmente", se defendió hoy Llinás en declaraciones a la prensa.Sobre la infidelidad de su mujer, aclaró que ya eso está perdonado: "Le dije que nunca se lo iba a recordar y nunca se lo recordé. No sé por qué sacan esto aquí"."Que no digan tantas calumnias, que no digan cosas que no son. Soy inocente y voy a España a aclarar todo lo que se dice", sentenció Llinás.El abogado Imitola adelantó a Efe que previsiblemente el cuerpo de Cortés llegará a España el próximo miércoles.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad