Desplazamiento masivo causa crisis en Cauca y Nariño

Junio 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Desplazamiento masivo causa crisis en Cauca y Nariño

Dadas las dimensiones de la emergencia, la Alcaldía y la Personería local requerirán apoyo para brindar ayuda humanitaria inmediata y verificar la situación en el terreno, dice el informe.

Más de mil personas se encuentran en condición de desplazamiento por ataques de las Farc.

Al menos 600 personas se encuentran en condición de desplazamiento en el municipio caucano de López de Micay, costa pacífica, debido a los constantes ataques por parte de las Farc desde el pasado 26 de mayo. 

Así lo dio a conocer este viernes la Oficina para Coordinación de Asunos Humanitarios (Ocha) de la ONU en un informe que revela que las comunidades más afectadas son las asentadas en el casco urbano del municipio y en las veredas Cachual, Isla Gallo y Chuare.

Lea el informe de desplazamiento en López de Micay

De acuerdo con el informe, los ataques con artefactos explosivos improvisados han afectado unas 400 viviendas en la cabecera y zona rural y han ocasionado que la población restringido su movilidad así como la suspensión de las actividades escolares.

 La situación en ese municipio se suma a la crisis que se vive en Tumaco, en donde se han registrado ocho atentados por parte de la columna Daniel Aldana de las Farc contra la Fuerza Pública en pleno casco rural, y a la del Charco, en Nariño, en donde 400 personas están condición de desplazamiento intraurbano debido a los continuos ataques contra la estación de Policía. 

Lea aquí el informe sobre la situación humanitaria en El Charco, Nariño. 

“Las 120 familias afectadas permanecen durante el día en sus casas y en horas de la noche se desplazan a casas de familiares y amigos en el Barrio San José, el cual se encuentra distante de la estación de policía”, afirma el informe de la Ocha.

Los continuos ataques en municipios de la costa pacífica en los departamentos de Nariño, Cauca y Valle del Cauca, se vienen presentando luego de levantamiento de la tregua unilateral por parte de las Farc el 22 de mayo pasado, como respuesta al bombardeo realizado por las FF. MM. en Guapi, Cauca, en donde murieron 26 presuntos subversivos.

 En ese Municipio, según la Defensoría del Pueblo, aún se encuentran 351 desplazados que están siendo atendidos en la casa de la cultura por la Alcaldía y organismos internacionales como Médicos Sin Fronteras y la Acnur.

 Los municipios del interior del Cauca también han sido fuertemente afectados por la oleada de atentados de las Farc. 

En zona rural de Mercaderes, sur del departamento, guerrilleros derribaron una torre de energía en la zona conocida como Mojarras, que tiene sin servicio de electricidad a alrededor de 5 mil personas de Cauca y Nariño.

Las autoridades afirman que la estructura de las Farc compro-metida en los ataques en Tumaco es la columna móvil Daniel Aldana.

La costa pacífica ha sido la zona más afectada por el conflicto armado en lo que va de este año, siendo el Cauca el departamento más golpeado por la ofensiva de la guerrilla de las Farc. 

De acuerdo con los reportes de entidades como la Ocha  y la Defensoría del Pueblo, la mayoría de ataques han sido contra la Fuerza Pública y la infraestructura petrolera y eléctrica, con explosivos artesanales (tatucos) y ráfagas de fusil.

 Actualmente hay dos zonas que se encuentran sin servicio de suministro de energía en Nariño y Cauca: Tumaco que no tiene el servicio desde hace tres días y Mercaderes, que está a oscuras desde la noche del jueves. 

Ante la situación de crisis humanitaria que se vive en esas zonas del país, varios congresistas liberales de Tumaco hicieron un llamado al cese de acciones terroristas contra la población civil y a la continuación del proceso de paz. 

 “El llamado a los negociadores es que muestren acciones de paz y que empiecen en Tumaco. Que paren la oleada terrorista con tantas afectaciones contra la población civil y que se busquen salidas para construir paz”, dijo el Representante a la Cámara, Neftalí Correa.

Por su parte, el senador Guillermo García Realpe manifestó que hoy las Farc están notificando al país que existen, pero a costa de fuego, sangre y más miseria para nuestra gente. “Eso no tiene ninguna justificación social”.

Autoridades denunciaron que en Tumaco están siendo usados menores de edad por parte de las Farc para ejecutar los atentados contra estaciones de Policía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad