Desmantelan oficina sicarial en España integrada por colombianos

Desmantelan oficina sicarial en España integrada por colombianos

Agosto 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Desmantelan oficina sicarial en España integrada por colombianos

Lorenzo Martínez, inspector jefe responsable de la sección de Relaciones Internacionales de la Policía Nacional, frente a la exposición del material incautado por la policía en la operación contra la oficina de cobros.

Según informó la Policía de España, la oficina dedicada a cobrar deudas del narcotráfico, se hacía llamar 'los Upegui' y operaban secuestrando o amenazando a familiares de los deudores.

Una red de sicarios encabezada por tres hermanos colombianos y dedicada a cobrar "deudas" vinculadas al narcotráfico fue desarticulada este miércoles por la PolicÍa española con la detención de 16 presuntos miembros.Se trata de la mayor operación contra una "oficina de cobros" desarrollada en España, según destacó la Policía, al informar que quince de los detenidos son colombianos y uno español.Once de los detenidos son hombres y cinco mujeres, de edades de entre 30 y 40 años y han pasado a disposición judicial tras su detención el pasado lunes.Los tres cabecillas, conocidos tanto en España como en Colombia como los hermanos Upegui, tienen numerosos antecedentes y eran tan temidos en la calle que sólo con dirigirse a las víctimas conseguían el dinero, según las fuentes policiales, que indicaron que la investigación del caso comenzó hace nueve meses.Dos de los hermanos arrestados ahora fueron detenidos en 2005 en la operación contra la denominada 'oficina de cobro del Dinámico', en la que el cabecilla huyó a Colombia, pero finalmente ha sido capturado en esta operación.El grupo se disponía a secuestrar de manera inminente a varias personas en diversas ciudades españolas, como Tarragona, Salamanca, Valencia y Málaga, dijeron las fuentes policiales, que indicaron que los dos hermanos colombianos presuntamente participaron en multitud de extorsiones y en el secuestro de dos compatriotas.El sistema empleado habitualmente para saldar deudas generadas por narcotráfico era el "amarre" o secuestro de la víctima hasta que ella misma o algún familiar pagara.Aunque no se ha detallado el número de víctimas a las que extorsionó el grupo, la Policía calcula que eran muy numerosas, ya que los miembros de la oficina solía hacer entre diez y veinte llamadas al día, casi todas para amenazar con actuar si no se pagaba lo adeudado.Todas las víctimas que ha constatado la Policía por el momento eran colombianas y a la mayoría se las amenazaba con secuestrar o matar a sus familiares en Colombia, donde la oficina de cobro solía ejecutar los secuestros e incluso homicidios.Los mandos policiales relataron que los sicarios suelen trabajar por encargos y cobrar el 50 por ciento del dinero que adeudan las víctimas a la persona que les contrata, aunque en ocasiones también trabajan como autónomos.A pesar de ganar una gran cantidad de dinero, este grupo no llevaba una vida ostentosa, lo que supone un perfil diferente al de los narcotraficantes, explicaron las fuentes policiales.No obstante, la oficina de cobro de los hermanos Upegui había ampliado recientemente su actividad criminal hacia el narcotráfico y supuestamente blanqueaba el dinero obtenido con la venta de droga.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad