Descartan que policía que disparó en Cali estuviera ebrio

Descartan que policía que disparó en Cali estuviera ebrio

Enero 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Hacia las 10:00 a.m. del lunes las autoridades sacaron al policía que permaneció encerrado con un arma de fuego en su vivienda en el sector de Las Asturas, en la Carrera 24A con Calle 44.

Con el rostro cubierto y la camiseta blanca manchada con sangre fue sacado el policía barranquillero César Gamarra, quien hacia las 7:15 a.m. de este lunes se encerró en una vivienda en Las Asturias de Cali y disparó de manera indiscriminada. El agente de 22 años tenía heridas en las dos muñecas. Después de haber agotado las balas de su arma de dotación, Gamarra intentó quitarse la vida pero fue dominado por hombres del Gaula, quienes lo sacaron a la fuerza y lo trasladaron a la Policlínica, donde es sometido a exámenes médicos y siquiátricos. Esta dramática situación comenzó hacia las 7:00 a.m. de hoy después de que el patrullero se presentara ante su superior para iniciar el servicio. Su jefe le entregó una pistola (de dotación) con nueve cartuchos, el chaleco de la institución y las llaves de la moto. Después de ello, como es habitual, Gamarra debía realizar los patrullajes en el oriente de la ciudad. Pero minutos después otros uniformados recibieron una llamada de que un policía estaba disparando al aire en una vivienda en Carrera 24A con Calle 44. "Nos dirigimos al lugar y lo encontramos en estado de depresión y agresivo. Había disparado contra la pared y tenía dos cuchillos en la habitación, llamé al médico, al capellán y a un grupo interdisciplinario. Él insistía en llamar a su novia y decía que la mataría a ella y después se quitaría la vida", explicó el coronel Jorge Carrera, comandante del Distrito No. 2. Durante más de una hora lo persuadieron para que entregara el arma de dotación. Una vez lo lograron, el patrullero tomó un cuchillo y se cortó las muñecas. "Tomamos la decisión de que ingresara un grupo especial del Gaula, se activaron unas granadas de aturdimiento, lo redujeron y lo subimos a una ambulancia", añadió el coronel Carrera. El oficial aseguró que el patrullero no estaba drogado, ni embriagado, sino que su comportamiento obedece a problemas sentimentales. "Él hizo la formación, donde se verifica que el policía esté en buen estado para prestar el servicio, pero tenía una depresión por problemas pasionales, ayer trabajó desde el mediodía hasta las 10:00 p.m. y no presentó problemas", reiteró el coronel Carrera. Gamarra vivía en un apartaestudio en un inmueble de tres pisos. En los otros niveles estaban los otros inquilinos, pero ninguno resultó herido. El patrullero barranquillero lleva tres años y medio en la institución. Comenzó como auxiliar y luego ingresó en la escuela de formación Antonio Nariño de Barranquilla. Hace un año está en Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad