Desaparición de joven caleña sigue siendo un misterio

Septiembre 17, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Desaparición de joven caleña sigue siendo un misterio

Paola Gómez reconoció que compró un tiquete a Bogotá, pero que en el camino le dieron una sustancia que le hizo perder la noción del tiempo y espacio.

Aunque Paola apareció y sus padres dicen que fue intoxicada, la Fiscalía tiene dudas en el caso. A través de las redes sociales, la joven dice que su desaparición no fue una burla.

Los familiares de Paola Andrea Gómez, quien fue reportada como desaparecida el sábado pasado y apareció en la noche del martes en Bogotá, aseguraron que creen que a la joven, de 22 años, le dieron una sustancia, como la escopolamina.

Sin embargo entre las autoridades hay dudas alrededor de esta versión e incluso una fuente de la Fiscalía le manifestó a El País que la información que llegó al ente investigador, tras la denuncia puesta por el compañero de la joven, es que Paola Andrea compró un tiquete en un bus para Bogotá.

“Creemos su desaparición tuvo que ver con un problema que surgió con su compañero”, agregó la fuente.  

Pero la madre de Paola Andrea, Nadia Valdez insiste en su versión de que su hija fue víctima de una intoxicación.  “Ella dijo que se despertó en Bogotá,  desorientada. Le preguntó a una señora y ella le dijo que estaba en un barrio 20 de julio de la capital. No sabía que estaba haciendo allí. Se acordó de una amiga que tenía allá y de unos amigos. Llamó a uno al teléfono y él la contactó con otro amigo. Él le dijo que fuera hasta su casa, que le pagaba el taxi. Le prestó ropa y nos llamaron”, dijo la mujer.

El relato que Paola le hizo a su familia fue que ella lo último que recuerda es que salió de Los Alcázares (donde vive) hacia un centro comercial al sur de la ciudad. Abordó un bus y desde ese momento no recuerda nada. Solo sabe que se despertó en Bogotá.

“Mi hija está extraña, se ve desorientada, adormilada. Dice que tiene mucho dolor de cabeza, mucha sed y sueño, también tiene los labios como partidos, no se si por el frío. Nosotros acudimos esta mañana (miércoles) al Gaula del Ejército, donde hablamos con los investigadores de la Fiscalía (CTI), quienes nos dijeron que teníamos que ir al médico a realizarle unos exámenes. Ella no tiene EPS, por lo que yo mañana (jueves) la llevo a un particular”, agregó la mamá de Paola.

La mujer agradeció la colaboración de los medios de comunicación al difundir la fotografía de su hija, tras su desaparición. También expresó que “hay comentarios mal intencionados que quieren poner en duda. Mi hija nos ha dicho que ella por qué va a decir mentiras, qué va a ganar con eso. Ella sabe que eso le puede generar una investigación y no va inventarse una desaparición”.

Un tío de la joven dijo que ella llegó en vuelo procedente de Bogotá y que fueron a recogerla al  Bonilla Aragón, el martes a las 8:00 p.m. 

“Nos avisaron que ella llegaría en ese vuelo. Paola logró comunicarse con su compañero sentimental y él le envío el dinero para que comprara el tiquete y pudiera regresar a Cali. Lo que notamos es que ella podría estar bajo los efectos de alguna droga pero eso lo descartaremos a través de un examen médico”, dijo el familiar.

“No fue una burla”

A través de un video en facebook, Paola Andrea Gómez agradeció a todas las personas que estuvieron preocupadas por su suerte y reiteró que no se trató de una burla. “Tengo mucho dolor de cabeza y he debido tomar mucha agua. Acudí al CTI para dar mi versión. Yo le estoy dando la cara a todo mundo porque sí pasé un susto”.

“Yo sí compré el tiquete”

En declaraciones a un diario bogotano, Paola Andrea Gómez aceptó que tuvo unas diferencias con su compañero y que decidió viajar a Bogotá, donde se encontraría con una amiga.

Sin embargo, afirmó que en el trayecto le dieron una sustancia extraña y la robaron. La joven también indicó que lo sucedido no es una burla porque no recuerda qué sucedió y que perdió la noción del tiempo y el espacio.

“Cuando volví a tener conciencia pregunté dónde estaba y me dijeron que en Bogotá. Me habían robado todo. Una señora me ayudó a comunicarme con una amiga pero no estaba en la ciudad y me conectó con otro amigo para poder regresar", aseguró.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad