Denuncian redadas ilegales del Ejército en el oriente de Cali

default: Denuncian redadas ilegales del Ejército en el oriente de Cali

Jóvenes de barrios como El Vallado y Comuneros I fueron abordados por militares del batallón Agustín Codazzi de Palmira y llevados hasta esa ciudad.

Denuncian redadas ilegales del Ejército en el oriente de Cali

Marzo 03, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Denuncian redadas ilegales del Ejército en el oriente de Cali

Las redadas del Ejército fueron prohibidas por la Corte Constitucional en 2011.

Jóvenes de barrios como El Vallado y Comuneros I fueron abordados por militares del batallón Agustín Codazzi de Palmira y llevados hasta esa ciudad.

Familiares de seis jóvenes habitantes de barrios del oriente de la ciudad, denunciaron haber sido obligados a subir a un camión del Ejéricto en la madrugada de este martes, por miembros del batallón Agustín Codazzi, de Palmira. Lea aquí: Ejército reconoce que hubo reclutamiento ilegal en el ValleDe acuerdo con las denuncias de algunos de los padres de los jóvenes, los hechos se registró hacia las 12:20 a. m. en los barrios El Vallado, Laureano Gómez y Comuneros I, donde Ricardo Murillo, padre de Dylan Alexis Murillo, denunció que a su hijo se lo llevaron miembros de la Policía Militar.El padre afirmó que la batida por parte del Ejército se dio mientras él estaba jugando fútbol con sus dos hijos. "Llegó el Ejército en un camión y se llevaron al mayor”, dijo, y agregó que los uniformados le informaron que podía recoger a su hijo en la estación Los Mangos. “Me fui para allá donde el Ejército nunca llegó”, sostuvo el padre.Según le informaron conocidos suyos, el camión salió hacia al norte de Cali, aparentemente, hacia Palmira. Luego de las denuncias hechas a medios de comunicación por los familiares de los jóvenes, el comandante de la Tercera Brigada del Ejército, general Wilson Chawez, confirmó que el batallón Codazzi realizó esta compelación, un procedimiento para identificar remisos y hacer que definan su situación militar amparado jurídicamente en los artículos 14 y 41, literal G de la ley 48 de 1.993.“El ciudadano que no esté inscrito solo puede ser compelido (trasladado a una unidad militar para verificar si es remiso o no) de manera momentánea, mientras se verifica su situación militar y se orienta para que se inscriba y la defina en la convocatoria del próximo contingente”, explicó.Sin embargo, aseguró que el batallón cometió un error en el procedimiento, razón por la cual se inició una investigación para establecer las sanciones del caso. “Se los llevaron y no informaron a sus familiares sobre la situación”, dijo el general, al puntualizar que ya se habían emitido órdenes a los distritos y comandantes de unidades tácticas para que no se hicieran movimientos de una ciudad a otra.Se trata de la segunda vez que en menos de dos meses, uniformados de Ejército realizan este tipo de procedimientos. En diciembre de 2014, otros jóvenes denunciaron haber sido abordados por militares y llevados hasta Buga. En esa ocasión, el comandante de la Tercera Brigada, general Wilson Chawez, indicó que el procedimiento era ilegal, pues este tipo de batidas están prohibidas por la constitución, y aclaró que se realizarían las sanciones disciplinarias correspondientes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad