Demolición de casas usadas como 'ollas', la nueva estrategia contra el microtráfico

Abril 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La Policía ya ha identificado 322 expendios en todo el país. En Cali se destruirán dos edificaciones.

Demoler las viviendas que estarían siendo utilizadas como ‘ollas’ del microtráfico es la nueva estrategia que anunció el presidente Juan Manuel Santos para atacar este negocio ilegal. El Primer Mandatario explicó, en compañía del fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre, que la medida -que iniciaría este viernes en Bogotá- busca combatir la distribución y el narcomenudeo de sustancias alucinógenas en los diferentes expendios de droga que se han detectado en varias ciudades del país.De acuerdo con las cifras entregadas por Santos, se han identificado al menos 322 de esos expendios de drogas en todo el país “y al analizar su situación, hemos determinado que se deben derrumbar, pues así vamos a poder darle a la raíz de esas mini estructuras de narcotráfico que están causando tanto daño”, indicó.Según el Presidente, ya todos los comandantes de Policía del país tienen la orden de destruir estos sitios. "Desde mañana (viernes) ustedes van a ver a lo largo y ancho del territorio nacional la demolición de esas casas". De hecho, el jueves el director de la Policía, general Rodolfo Palomino, informó que ya las autoridades locales avalaron la destrucción de 92 construcciones en el país, que se han convertido en foco de venta y consumo de alucinógenos.En Bogotá se destruirán, por lo menos, cuatro locales, en Medellín dos y en Cali se demolerán otras dos viviendas. Así lo acordaron los comandantes de Policía en una teleconferencia que sostuvieron con el Presidente. El general Palomino explicó que esta nueva medida corresponde a la tercera fase de la ofensiva contra el microtráfico que adelantan las autoridades. “Iniciamos esta fase con 188 allanamientos y la solicitud de 43 extinciones de dominio contra bienes utilizados para el ilícito”. Expectativa en CaliEste anuncio fue bien recibido por las autoridades de Cali, que confían en que la destrucción de las viviendas les propinaría un golpe fuerte a las estructuras delincuenciales que han convertido muchas edificaciones de la ciudad en verdaderas ‘ollas’. El secretario de Gobierno, Carlos José Holguín, explicó que la medida es muy positiva, pues “cuando se desarticule una banda de microtráfico, se le incautan los inmuebles y se procede a su destrucción, lo que evita que esas casas luego sean reutilizadas por otros delincuentes”. Según el funcionario, además de las ‘ollas’ del microtráfico que ya se han detectado en El Calvario y en el barrio Sucre, zonas como el jarillón del río Cauca y los asentamientos subnormales concentran la mayor cantidad de expendios de drogas de la ciudad. Por su parte, el director seccional de Fiscalías, Gilberto Guerrero, explicó que esta nueva medida hace parte de la Ley de Extinción de Dominio que fue aprobada el año pasado y que indica que cuando un bien fue incautado porque era utilizado para la venta de drogas, luego de una investigación el predio queda en manos del Estado y se puede proceder a su demolición. Sin embargo, el fiscal recordó que hay casos en los que se deben salvaguardar los derechos de “los terceros de buena fe” que alquilaron sus predios y no sabían que estaban siendo utilizados para actividades ilícitas. “Si eso se comprueba, el Estado debe indemnizar a esas personas”. En ese sentido, el presidente del Concejo, Fabio Arroyave, consideró que la esta nueva medida es muy oportuna, pues hará que los propietarios de viviendas que estén en riesgo de ser utilizadas como ‘ollas’ del microtráfico tomen más precauciones a la hora de arrendar sus inmuebles. Intervención en todo el paísLa Policía Nacional informó que, “gracias al compromiso de las autoridades locales”, en Ibagué (Tolima) ya se identificaron nueve predios para demoler, en el Amazonas nueve propiedades, en Bucaramanga siete, en Caquetá seis y en Putumayo cinco.Según la institución, la demolición de las viviendas iniciará este viernes en Bogotá, donde fueron definidas tres casas en las localidades de Kennedy y Suba, que serán destruidas.El presidente Juan Manuel Santos pidió la colaboración de la ciudadanía para que informe a las autoridades sobre nuevos locales que surjan, “porque seguramente los criminales van a querer volver a construir esa estructura en algún sitio de las ciudades donde los vamos a afectar”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad