Delegación de paz del Gobierno condena asesinato de dos indígenas en Toribío

Delegación de paz del Gobierno condena asesinato de dos indígenas en Toribío

Noviembre 07, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co y AP
Delegación de paz del Gobierno condena asesinato de dos indígenas en Toribío

En Toribío, norte del Cauca, las familias y amigos de los guardias indígenas asesinados por las Farc exigen que paren las hostilidades contra la población civil.

La delegación, encabezada por Humberto de la Calle, calificó el hecho de "inadmisible" y pidió a las Farc cesar las acciones armadas en contra de la población civil.

Los delegados del Gobierno Nacional para el proceso de paz con las Farc manifestaron su repudio este viernes por el asesinato de dos indígenas en zona rural de Toribío, norte del Cauca, cuando intentaban desmontar propaganda subversiva. "La delegación del Gobierno de Colombia repudia el asesinato por parte de las Farc de Daniel Coicué y Manuel Antonio Tumiñá de la comunidad Nasa y el atentado contra Edgar Tumiñá, en los resguardos de San Francisco y Toribío", indicaron los delegados en un comunicado.Para los negociadores del Gobierno, "nada justifica la muerte y ataque de estos miembros de la guardia indígena que, inermes, quisieron retirar una valla que a todas luces resultaba agresiva y violenta para su comunidad". Agregan que es "inadmisible" que se ataque a la población civil en medio de las conversaciones de paz que se adelantan en Cuba, por lo que "reiteramos el llamado para que las Farc cesen inmediata y definitivamente todo ataque a la población civil". La delegación gubernamental también envió sus condolencias a las familias de los dos guardias indígenas. El ataque contra los indígenas se presentó hacia las 11:30 a.m. del miércoles, en la vereda El Tablazo o El Cestiadero, zona montañosa de Toribío.Según han explicado líderes de la comunidad, los guardias discutieron con los guerrilleros por la instalación de pancartas alusivas al aniversario de la muerte de Alfonso Cano, lo que generó la agresión contra Édgar Tumiñá y el asesinato de los dos indígenas.Esneyder Gómez, gobernador del cabildo de Toribío, explicó que "la acción fue toda en contra de la guardia. En el momento en que se les dijo a los guerrilleros que el gobernador del cabildo necesitaba hablar con ellos, hubo un cruce de palabras y una especie de forcejeo. El señor, con su arma cargada, la activó y disparó contra los dos guardias".Este hecho ha generado el rechazo de la comunidad y las autoridades, así como la declaratoria de una asamblea permanente por parte de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, la cual decidirá qué castigo imponer a los siete presuntos guerrilleros que fueron capturados en la zona luego del doble homicidio y entre los cuales estaría el autor material del mismo.Expectativa por juicio a presuntos guerrillerosMás de 5.000 indígenas decidirán el domingo la suerte de siete presuntos guerrilleros de las Farc, a quienes acusan de matar a los dos guardias indígenas. "Nosotros nos declaramos en asamblea permanente desde el jueves y el domingo, con más de 5.000 indígenas Nasa, se tomará la decisión de cuál será el castigo de estos siete guerrilleros que son indígenas y todos son hombres", explicó Gabriel Padí, consejero mayor de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Acin.Según Padí, los siete subversivos en poder de la Guardia Indígena hacen parte del comando suroccidente de las Farc, que está al mando de alias Matías. Tras el doble homicidio, unos 300 indígenas persiguieron a los presuntos insurgentes, hasta capturarlos. Estaban "totalmente uniformados y con siete fusiles, granadas y armas cortas", relató Padí. Agregó que los guerrilleros, al ver a tantos indígenas, dejaron de disparar y fueron rodeados hasta entregarse. "Nosotros lo único que tenemos es un bastón de mando que es el símbolo de autoridad de nuestra comunidad Nasa; la Guardia Indígena no porta ninguna arma de fuego", expresó. El domingo, después de que tres miembros del pueblo Nasa --actualmente con unos 110.000 habitantes -- presenten un informe a la comunidad de cómo y por qué sucedieron los hechos, habrá un veredicto. Entonces, según Padí, luego de las deliberaciones respectivas, la comunidad decidirá cuál será el castigo a imponer. El juicio se realizará a unos 15 minutos de Toribío. "Aquí hay tres principales formas de aplicar remedios o correctivos que son fuerte; cepo, que es una cosa de madera que se cuelga de los pies hacia abajo; expulsión del territorio (o destierro), trabajos forzados y calidad de guardado (o encerrado) por varios años", precisó el líder indígena. Esneyder Gómez enfatizó el jueves que las posibilidades de que los siete guerrilleros sean absueltos son mínimas, "porque los cogimos con las manos en la masa".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad