Defensor del Pueblo pide que Farc y Gobierno no involucren a civiles en el conflicto

Septiembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Defensor del Pueblo pide que Farc y Gobierno no involucren a civiles en el conflicto

El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, dijo que en el proceso de paz "deben preservarse los derechos de las víctimas a la verdad, a la justicia y a la reparación".

El Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, dijo que la paz no puede ser sinónimo de impunidad, durante la celebración del día nacional de los Derechos Humanos.

La Defensoría del Pueblo, como institución encargada de velar por la defensa y promoción de los derechos humanos, solicitó este lunes al Gobierno y las Farc, que en medio del proceso de paz que adelantan, se llegue a un acuerdo humanitario "para obligarse a no involucrar a la población civil y a todas las personas protegidas bajo el Artículo 3, común a los Convenios de Ginebra, en la conducción de las hostilidades".Durante la celebración del día nacional de los Derechos Humanos, el defensor del pueblo, Jorge Armando Otálora, celebró el comienzo de las conversaciones que el Gobierno y las Farc han emprendido como un camino hacia la paz y dijo que su propuesta "sería un motivo para fortalecer la necesaria confianza que debe sustentar el proceso de diálogo".Otalora señaló que "la paz no debe ser sinónimo de impunidad, pues aún dentro de la lógica de aplicación de beneficios propios del marco jurídico constitucional y de la justicia transicional, que puedan resultar eventualmente necesarios a los fines de la paz, siempre deben preservarse los derechos de las víctimas a la verdad, a la justicia y a la reparación y la garantía de no repetición de delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra".No obstante, el Defensor del Pueblo dijo que esa entidad "sin interferir en la dinámica del diálogo, prestará su concurso y experiencia para contribuir al buen propósito de la paz y al respeto de los derechos humanos".El funcionario destacó la importancia de los Derechos Humanos para alcanzar la paz, la reparación de las víctimas y para la vida democrática del país y exhortó a las autoridades y a los colombianos a asumir "a plenitud el deber de respeto y garantía de los derechos humanos, que son la base y el signo de legitimidad de nuestro sistema constitucional".Agregó que "los Derechos Humanos constituyen la ética de toda democracia, sin su estricto respeto, sin su acatamiento riguroso, la función estatal se desnaturaliza y se compromete su responsabilidad. Y desde una perspectiva política, contribuyen al control del ejercicio del poder público y afianzan la convivencia pacífica, sustentada en el respeto a la diferencia y la tolerancia".La mesa de negociaciones del proceso de paz se instalará formalmente en Oslo, Noruega, durante los primeros días de octubre. Después de esto, las reuniones entre los delegados del Gobierno y las Farc continuarán en La Habana, donde se discutirán los cinco puntos del 'Acuerdo general para la terminación del conflicto', que fue firmado el pasado 26 de agosto en Cuba. Con estas reuniones, se espera llegar a compromisos que serán consignados en el 'Acuerdo Final', con el cual las Farc entregarían las armas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad