Decretan desarme en Cali para evitar aumento de homicidios este fin de semana

Marzo 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Decretan desarme en Cali para evitar aumento de homicidios este fin de semana

Durante este fin de semana regirá la prohibición en el porte de armas de fuego en Cali.

La decisión fue tomada por las autoridades municipales a raíz de que el pasado fin de semana se dispararon los homicidios en el oriente y la ladera de Cali. Los homicidios tienen relación con el consumo de licor y problemas familiares.

Los organismos de seguridad aumentarán los operativos y controles en las zonas más inseguras de Cali. La decisión se tomó tras los 17 homicidios que se presentaron el pasado fin de semana, considerado el más violento de este año. Entre las medidas anunciadas está la restricción al porte de armas -que inicia hoy a las 6:00 p.m. y finalizará el lunes a las 6:00 a.m.- y el cierre de establecimientos públicos que no cumplan con los horarios establecidos por la ley.Según los reportes policiales del pasado fin de semana, 11 de los 17 homicidios (64%) se reportaron en el Distrito de Aguablanca. El secretario de Gobierno, Carlos José Holguín, explicó que la mayoría ocurrió por riñas entre pandillas o venganzas personales. El funcionario reconoció que la ciudad está en alerta, pues este año el promedio de homicidios entre viernes y domingo había sido de cinco casos, doce menos que el fin de semana pasado.“Es una situación preocupante y atípica en relación con lo que venía pasando antes, pues ningún menor de edad había muerto. Al contrario, habían disminuido los homicidios”, dijo Holguín.Entre el sábado y el domingo dos menores fueron asesinados con armas de fuego. Uno de los hechos se registró en una fiesta en el barrio Antonio Nariño, a las 2:50 a.m. Al parecer, el joven de 17 años inició una pelea y disparó contra un hombre de 27 años, quien antes de morir accionó su arma contra el agresor.Al respecto, el comandante de la Policía de Cali, general Fabio Alejandro Castañeda, explicó que “en muchas de las riñas que se presentaron ese fin de semana vimos que los implicados eran personas que venían tomando todo el día. En ese estado de embriaguez es fácil que se generen estas situaciones de intolerancia”.Holguín añadió que en las zonas donde se presentaron los crímenes se encontraron irregularidades en establecimientos de venta de licor por no cumplir con los horarios establecidos. En la Comuna 13 la Policía cerró ocho bares por vender bebidas alcohólicas sin los permisos correspondientes y once por continuar sus actividades comerciales hasta altas horas de la madrugada.“Creemos que estas irregularidades están muy asociadas con los fenómenos de criminalidad en estas zonas de Cali”, señaló el Secretario de Gobierno.Otras medidasFrente al incremento de la violencia en el Distrito de Aguablanca, la Alcaldía de Cali presentó dos propuestas que tienen como fin alejar a los jóvenes de las actividades delictivas.De acuerdo con el Secretario de Gobierno, una de estas iniciativas consiste en trabajar en coordinación con centros médicos para brindar apoyo a los jóvenes que ingresen heridos durante enfrentamientos entre pandillas.“La idea es que una vez los tengamos identificados, podamos mostrarles que hay un camino diferente al de la delincuencia. Queremos que cuando estos jóvenes se recuperen no pasen de ser víctimas a victimarios”, dijo Holguín.Añadió que esta propuesta surge a partir de que muchas personas que resultan heridas en estas riñas luego se dirigen a buscar a su agresor para vengarse, lo que genera más homicidios. “Todo esto se convierte en una cadena de retaliaciones”, señaló.María Isabel Gutiérrez, directora del instituto Cisalva de la Universidad del Valle, afirmó que “muchos de los homicidios en Cali están relacionados con problemas de convivencia. Considero que estos no dependen de acciones de control, sino de prevención”. Las autoridades también propusieron intervenir en las comunas 13 y 16, en las que se han identificado diez pandillas, para realizar un trabajo social que genere actividades educativas y recreativas. Todo esto con el fin de que los jóvenes ocupen su tiempo libre. “Este es un proyecto netamente social con prácticas de no violencia, que generen perdón y reconciliación para que de esa manera se pueda erradicar la cultura de la venganza en la ciudad”, manifestó sel Secretario de Gobierno.Aunque esta propuesta no tiene una fecha establecida para iniciar se espera que, una vez esté en funcionamiento, el modelo se pueda extender a otras comunas de la ciudad. “Hay que robarle los jóvenes a la criminalidad con herramientas que los motiven a engancharse menos en conductas delincuenciales”, opinó María Isabel Gutiérrez.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad