Declaran nulo el juicio oral por el caso de la Sijín

Agosto 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co

El Tribunal Superior de Cali declaró nula la sentencia contra diez miembros de la Sijín y un civil, acusados de la desaparición de otros dos policías, en un caso presuntamente relacionado con bandas de asaltantes de bancos.

El Tribunal Superior de Cali declaró nula la sentencia contra diez miembros de la Sijín y un civil, acusados de la desaparición de otros dos policías, en un caso presuntamente relacionado con bandas de asaltantes de bancos. En la decisión los magistrados de la Sala Penal de la entidad declaran nulo el juicio oral que se realizó contra los ex policías. Este ha sido uno de los casos más sonados en los estrados judiciales de la capital vallecaucana, ya que involucraba al jefe del Grupo de Automotores de la Sijín de la Policía y otros nueve uniformados. El pasado 4 de marzo el Juzgado Cuarto Especializado de Cali condenó a cinco uniformados y absolvió a los otros seis procesados. Los diez policías y el civil habían sido acusados de la desaparición forzada del subintendente Diego Fernando Garzón y el patrullero Cristian Javier Becerra, ocurridas el 14 y 15 de agosto del 2008.Esa decisión fue apelada por la defensa de los condenados. En el nuevo fallo, los magistrados indicaron que las audiencias de juicio oral fueron presididas por dos jueces diferentes, lo que hizo que “se violaron los principios de inmediación y concentración de la prueba”.“Faltó continuidad”En septiembre 25 del 2009 iniciaron las audiencias del juicio oral con el testimonio del capitán de la Dijín, Javier Gaitán González. El juez asignado para adelantar las audiencias fue Edmundo López, pero en noviembre del año pasado, el jurista pasó a ser el juez 20 con Funciones de Control de Garantías por orden del Consejo Seccional de la Judicatura.Al despacho Cuarto Especializado llegó el juez Orlando Rodríguez Chocontá, quien alcanzó a escuchar las declaraciones de algunos testigos de la Fiscalía y de la defensa de los ex policías. También fue el encargado de dictar los fallos condenatorios y absolutorios.Rodríguez había dictado una sentencia de 28 años y 8 meses de prisión al teniente (r) Juan Gabriel Carrillo García, quien se desempeñó como jefe del Grupo de Automotores de la Sijín, y a los investigadores Alejandro Robledo Acevedo, Andrés Reinaldo Izquierdo Iter y Gustavo Adolfo Rojas León.El juzgado absolvió a los ex policías Hugo William Santacruz, Adolfo Rentería Sánchez, Luis Fernando Álvarez Torres, Jorge Alexis Castaño Díaz, Luis Alberto Agudelo y al civil Wílmar Leonardo Úzuga Quiñónez.Los magistrados de la Sala Penal Roberto Felipe Muñoz Ortiz, Juan Manuel Tello Sánchez y Leosmar Benjamín Muñoz Alvear, consideraron la nulidad del juicio al señalar que este “fue dirigido por dos jueces diferentes. Además las pruebas fueron practicadas por los dos jueces, precisando que las que soportan la decisión del último juez, Orlando Rodríguez Chocontá, no fueron recibidas o practicadas en su presencia, y menos hubo repetición de las mismas”.El Tribunal Superior resolvió que “se declarará la nulidad de lo actuado a partir del momento en que se inicia la práctica de las pruebas del juicio oral celebrada el 25 de septiembre del 2009”.Esto quiere decir que “el juicio debe iniciar de cero, los ex policías que fueron absueltos deben ser llamados a juicio, lo mismo que se deben contactar a los testigos del caso”, explicó una fuente cercana al proceso.Los magistrados en su fallo agregaron que “de igual manera debe relevarse del conocimiento del proceso al juez que ahora funge como Cuarto Especializado (Orlando Rodríguez) para garantizar el postulado de la imparcialidad, por cuanto se encuentra contaminado con el conocimiento previo y preciso de los hechos y de las pruebas, así sólo haya percibido algunas”.Así fue el juicioPara el juicio oral la Fiscalía presentó como pruebas 25 testimonios y 137 documentos. Entre los testigos estaban policías, familiares de las víctimas y miembros de bandas delincuenciales que al parecer estaban aliadas con los procesados para cometer atracos.El testigo clave del ente acusador fue alias Kiko, quien integró la banda delincuencial de ‘El Costeño’.‘Kiko’ fue quien señaló que los procesados estaban relacionados con la desaparición de Garzón y Becerra. Este testigo, además, manifestó a la Fiscalía que los dos uniformados desaparecidos ejecutaban hurtos a entidades bancarias, hecho que no fue sustentando durante el juicio.Por su parte, el capitán de la Dijín, Javier Gaitán, quien coordinó la investigación contra los once procesados, relató durante el juicio que los ex policías hicieron allanamientos ilegales en las viviendas de los agentes desaparecidos, de donde se llevaron armas de fuego, que luego habrían sido presentadas en una rueda de prensa como decomisadas a una banda dedicada a atracos bancarios en Cali en el 2008.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad