"Decir que cambios en el Ejército surgieron en Cuba es ridículo": general Mejía

Mayo 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Alejandra Bonilla Mora | Colprensa

El comandante del Ejército Nacional, general Alberto Mejía.

El comandante del Ejército Nacional, general Alberto Mejía, dijo que la reforma no afectará a los 235.000 soldados que conforman esta fuerza.

Esta semana el  Gobierno colombiano anunció una reestructuración del Ejército, que busca fortalecer la Institución Militar tanto “para la paz, como para la guerra”. Además, se anunció que la reforma no afectará a los 235.000 soldados  que conforman esta fuerza.   Para explicar estos cambios, Colprensa habló con el comandante del Ejército Nacional, general Alberto Mejía, quien es uno de los artífices de  los cambios.  El General  señala que la transformación anunciada de la Institución es un proceso que viene desde el 2011 y que en nada tiene que ver con el proceso de paz o con supuestos requerimientos desde La Habana. Se trata –dice- de un proceso de planeación que busca acomodarse a las disposiciones de la  Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan), que no implicará en consecuencia reducción de presupuesto ni de personal. “No es perder, no es reducción, no es menos soldados. La transformación es fortalecimiento institucional. Colombia ha decidido tomar un camino y no puede conquistar la paz si no tiene unas fuerzas fuertes”, señaló. En materia de transparencia se creó una dirección conocida como ‘Dante’, de Aplicación de Normas por la Transparencia, en convenio con la Otan, para adoptar 150 normas de transparencia que aplican los Ejércitos de dicha organización. ¿En qué consiste la transformación del Ejército anunciada esta semana por Ministro de Defensa? Es un proceso institucional que nace en 2011 y que se proyecta en el tiempo, a través de una evolución que está soportada en planes militares que se enfocan en tres áreas.  Mirar el Ejército desde el punto de vista de sus pilares estructurales.Es decir, los subsistemas del Ejército como por ejemplo Talento Humano, Inteligencia, Operaciones, Logística.  Pero al mismo tiempo se mira desde la lupa de la capacidad de combate, de su organización, doctrina, entrenamiento, de su mantenimiento, infraestructura. También se mira con la lupa de la relación con la sociedad colombiana. El plan de transformación es simplemente una gran herramienta que nos lleva a evolucionar en tres etapas diferentes.  Una transformación  1,0 desde el 2014 al 2018. Una 2,0 del 2018 a 2022 y una 3.0 del 2022 al 2030. Ese 3,0 es la apuesta que se denomina el Ejército del futuro, el Ejército multimisión. ¿Qué es un Ejército multimisión? Es el que tiene que estar muy bien educado, preparado, entrenado y equipado para cumplir múltiples desafíos y retos, ya que la lectura estratégica es que las amenazas son multidimensionales, son cambiantes, son transnacionales y al enfrentar ese enemigo, se necesita un Ejército multimisión.  Este debe cumplir la defensa de la soberanía  y la protección interna de nuestra tierra y otras tareas complementarias para apoyar el desarrollo del país: el tema ambiental, atención de desastres, el tema humanitario y la participación en misiones internacionales.  No se va a volver un Ejército de Guardabosques ni de bomberos, es una gran máquina de guerra y de servicios. ¿Cómo será la transformación del Estado Mayo del Ejército? El Estado Mayor del Ejército sufre un proceso que llevamos planeando cuatro años y nos permite construir sobre lo construido, aprender y hemos sido críticos con nuestras debilidades y errores. Con esto, para que el público nos entienda, crea unas nuevas vicepresidencias, es decir, tres nuevas Jefaturas de Estado Mayor. La Jefatura de Planeación y Políticas se va a encargar de todo el actuar institucional en inteligencia, en operaciones, en personal, en logística, comunicaciones, acción integral, cibernética, en fin.  La Jefatura de Estado Mayor Generador de Fuerza que recluta, entrena, equipa y prepara los hombres para cumplir una misión.  Y, la Jefatura de Estado Mayor de Operaciones, que se encarga de dirigir las Fuerzas de Despliegue Territorial, de unos Comandos de Apoyo de Combaten y de unas Fuerzas de Despliegue estratégico. Es un cambio muy importante, en el que trabajamos en procesos de gestión. Estamos muy entusiasmados. ¿Esas Jefaturas ya están trabajando? Desde el mes de enero empezamos en el proceso de transición y a construir todos los protocolos y la documentación que nos permite hoy en día ponernos al mismo nivel de organizaciones de Ejércitos tipo Otan. ¿Quiénes las van a comandar? En la Jefatura de Planeación quedó el mayor general Gabriel Pinilla, en el Ejército Generador de Fuerza el mayor general Leonardo Pinto y en la Jefatura de Operaciones el mayor general Ricardo Jiménez Mejía. En la Jefatura de Operaciones se habla de unas fuerzas de despliegue, de un comando… ¿Estas se van a crear o ya existen? Unas existen y otras se crean. Se crea el Comando de Apoyo de Combate de Acción Integral, ese no existe. Pero otras se transforman, una es el Comando de apoyo de combate de Inteligencia, el de Contrainteligencia y el C5 que es Comando, Control, Comunicaciones, Computadores y Cibernética. Estas tres sufren un proceso de modernización, ya existían, pero adquieren nuevas capacidades en lo que significa un salto muy grande. El trabajo de los ingenieros militares es muy valorado en las regiones, eso estará en el Ejército Generador de Fuerza, ¿Hay algún cambio al respecto? Ahí está el Comando de Ingenieros Militares, es un comando funcional de ingenieros que va a tener dos brigadas de construcción y dos brigadas de desminado humanitario. Es una organización con una potencia extraordinaria para trabajar con dedicación absoluta a la conquista de esos territorios que han sufrido la violencia. Con la creación de estas Jefaturas y la creación de un modelo gerencial, ¿cómo cambian las funciones del Comandante del Ejército? El Comandante del Ejército adquiere una capacidad de proyección y visión estratégica de la Institución. Ya no va a estar involucrado en cosas tácticas o en tener que firmar 10 mil diplomas, sino que va a estar involucrado en la proyección estratégica de la Fuerza, en el estudio de las amenazas, en la proyección de los portafolios de seguridad, en cómo se protegen las fronteras, en cómo se rompe el narcotráfico. Es decir, adquiere una dedicación 100 % en la estrategia y se sale de lo operacional y de lo táctica. ¿Cuáles son las cuatro armas que se crearon? Fuerzas Especiales, Personal, Policía Militar y Acción Integral. Los Ejércitos del mundo tienen dentro de equipo de armas combinadas unos instrumentos y nos estamos poniendo a tono con Otan. Nosotros teníamos algunas de estas especialidades pero no eran armas, es como si no estuvieran dentro de una familia y al crearlas, eso nos permite  hacer un mejor empleo del talento humano, proyectar un mejor Ejército, del futuro, de especialistas en donde cada quien toca un solo instrumento de la orquesta pero lo toca con el mayor nivel. Entonces, estas armas entran a complementar una visión de modernidad. Por ejemplo en el área de personal, esto ha sido manejado toda la vida por personas que aprenden en el cargo y hoy en día la sola administración de las tutelas, de las demandas, exigen una administración en los más altos niveles de idoneidad para proteger la Institución. Se dice que estos cambios vienen impulsados de La Habana, ¿es así? Tengo aquí en mi oficina y en cada oficina del Ejército más de 100 libros con todo lo que estamos haciendo desde el año 2011… nada que ver. Referirmar que si tiene que ver con Cuba la verdad es ridículo. Nace de la Institución, para la Institución. ¡Faltaba más por Dios!

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad