Cuerpos de dos policías muertos en accidente de helicóptero serán llevados a Villavicencio

Agosto 08, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co|Colprensa
Cuerpos de dos policías muertos en accidente de helicóptero serán llevados a Villavicencio

Policía Wilmer Hernández Rodríguez, una de las 16 víctimas del accidente en el Urabá, Antioquia.

Así lo asegura don Jaime Hernández, padre del patrullero de la policía Wilmer Hernández Rodríguez, una de las 16 víctimas del siniestro.

Los cuerpos de los dos capitanes que piloteaban el helicóptero de la Policía que se accidentó en el Urabá antioqueño, serán trasladados hasta Villavicencio y luego a Acacías y Guamal Meta, de donde eran oriundos. Lea también: Helicóptero chocó contra ladera por malas condiciones climáticas: Mindefensa

Así lo asegura don Jaime Hernández, padre del patrullero de la policía Wilmer Hernández Rodríguez, quien fue uno de los 16 uniformados que perdieron la vida hace algunos días, en el Urabá antioqueño.

No dudó en decir que el dolor es infinito, pero que a la vez está feliz porque su hijo siempre hizo lo que más le gustaba: servirle a Colombia por medio de la policía. 

“Yo si quiero agradecerle de todo corazón a esa belleza de presidente que tenemos, que para él, todo son accidentes y fallas de los muchachos, mientras que le tapa todo a las Farc, yo si le quiero decir que gracias y que ojalá le den rápido ese premio nobel de paz para que ya nos deje tranquilos”, dijo el apesadumbrado padre. 

Por su parte doña Lucila Rodríguez madre del uniformado, dijo que espera los resultados de las investigaciones que den fe de lo sucedido, por el bien de las familias y del país. 

Lea también: Llegaron a Bogotá los cuerpos de los 16 policías muertos en accidente de helicóptero.

“Yo quiero me entreguen mi hijo vivo, que no me lo entreguen muerto… y que este presidente haga algo por los soldado y policías de Colombia”, señaló, mientras su voz se entrecortaba por el llanto. 

La inconsolable madre, recuerda que habló con su hijo, el patrullero Wilmer Hernández pocas horas antes del siniestro aéreo, y que le comentó sobre el operativo en el que perdió la vida por la precipitación de la aeronave a tierra. 

“Yo hablé con él la noche anterior, me dijo vamos para una acción mañana, creo que salimos a las 5 de la mañana, dijo ore mucho por mí, le dije papito que le vaya bien, que Dios me lo acompañe y que no le vaya a pasar nada y nos despedimos”, sostuvo.

Lea también: Descartan impactos por arma de fuego en policía herido en accidente de helicóptero.

El patrullero Wilmer Hernández, deja una viuda y un niño de 3 años. Se espera que en los próximos días, sean trasladados hasta Villavicencio y luego a Acacías y Guamal Meta, los cuerpos de los dos capitanes que pilotaban la aeronave, ciudades de donde eran oriundos. 

Esta sábado en el Centro Religioso de la Policía Nacional en Bogotá, se realizó la despedida final y un homenaje a ocho de los 16 policías quienes perdieron la vida en el siniestro del Black Hawk en Urabá, el pasado martes. Desde el viernes pasado y hasta este sábado al medio día se mantuvo a los uniformados en cámara ardiente rodeados de sus familiares, amigos y compañeros quienes lamentaron el accidente que les costó la vida a 16 “héroes de la Patria”, como serán recordados, según el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino. Pese a la labor del Instituto de Medicina Legal, aún hay seis cuerpos que no han sido identificados y por esto no han sido entregados a sus familias, por lo que las autoridades pidieron paciencia a sus seres queridos y agradecieron la compresión que han demostrado. Los cuerpos de los patrulleros Norberto Cáceres Bautista, oriundo de San Andrés y Jesús Antonio Polo Sandoval, natural de Charalá (Santander), que fueron identificados al final del viernes, fueron trasladados a Bucaramanga, donde los recibidos en medio de homenajes. El cuerpo del isleño será llevado a su ciudad de origen para proceder a su sepultura, según confirmaron las autoridades. Se espera que finalice la identificación de los cuerpos que están en Medicina Legal y sean trasladados a sus ciudades origen para proceder a los honores y exequias. Familiares del patrullero Polo aseguraron que desde antes de enlistarse a la Policía, el uniformado les había dicho que por su Patria era capaz de entregar hasta la vida, y aunque nada sana ese dolor, sienten que donde se encuentre Jesús Antonio, podrá estar tranquilo de haber cumplido su misión. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad