Cuba, el escenario de un proceso de paz aliñado con retórica y silencios

Cuba, el escenario de un proceso de paz aliñado con retórica y silencios

Noviembre 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Cuba, el escenario de un proceso de paz aliñado con retórica y silencios

Una fotografía de tres delegados de las Farc tomando el sol en un catamarán en Cuba causó polémica en Colombia. La guerrilla afirmó que tenía derecho a descansar.

El país caribeño ha albergado durante casi un año a los negociadores de la guerrilla y del gobierno, quienes llevan unas mil horas de trabajo en la mesa.

Los diálogos de paz colombianos cumplen el próximo 19 de noviembre un año con La Habana como escenario de una compleja negociación a puerta cerrada, aunque aliñada con grandes dosis de retórica guerrillera, muchos silencios en los negociadores del Gobierno y la neutralidad de Noruega y Cuba en su papel de garantes.Desde que el 19 de noviembre de 2012 Cuba se convirtió en sede permanente del proceso, los delegados del presidente Juan Manuel Santos y de las Farc han trabajado cara a cara unas 1.000 horas en el difícil reto de poner fin al conflicto armado más longevo de América Latina.El resultado hasta ahora han sido dos acuerdos parciales sobre la cuestión agraria y la participación política alcanzados en una mesa donde se sientan dos partes enemigas que han tenido que ir construyendo confianza mutua y un lenguaje común pese a sus profundas diferencias.Se trata de una negociación que se realiza alejada del escenario del conflicto y que tiene una agenda concreta y una metodología de trabajo organizada en ciclos que duran normalmente unos once días y de los que se han celebrado dieciséis por el momento.Las reuniones cara a cara de Gobierno y guerrilla son a puerta cerrada en el habanero Palacio de las Convenciones y bajo un pacto de confidencialidad que compromete a las partes a no desvelar el contenido de esas sesiones.Ello no ha impedido a las Farc acaparar protagonismo mediático desde Cuba con declaraciones diarias sobre los más diversos asuntos, entre ellos las decenas de "propuestas mínimas" sobre el tema que se debate en cada momento.La guerrilla también aprovecha para opinar sobre asuntos de actualidad, con frecuentes críticas a miembros del Gobierno como el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, a la élite política conservadora o a los medios de comunicación.Esa "retórica permanente en los micrófonos" ha suscitado la queja del jefe del equipo gubernamental, Humberto de la Calle, al considerar que la guerrilla plantea cuestiones fuera de la agenda pactada y que su "exceso verbal" confunde y resta credibilidad al diálogo.Frente al verbo guerrillero, los negociadores de Santos se han distinguido por su silencio ante los medios cuando cada mañana llegan al Palacio de Convenciones, mutismo que solo se rompe con las declaraciones (sin opción a preguntas) de De la Calle cuando finaliza o empieza un ciclo de diálogo o cuando se anuncian acuerdos.El ritmo del proceso ha sido desde su inicio una constante controversia entre un gobierno que exige eficacia y celeridad en la negociación y una guerrilla que se resiste a poner plazos fatales.En estos doce meses, Cuba se ha convertido en el hogar de los negociadores de las Farc, encabezados por el número dos de la organización, Iván Márquez (alias de Luciano Marín Arango) , quienes están de forma permanente en La Habana desde que comenzaron los diálogos.Sacar de Colombia a esos guerrilleros y trasladarlos a La Habana fue el primer escollo que se superó para el inicio del proceso de paz. La delegación fariana reside en la exclusiva zona de El Laguito (donde también se alojan los negociadores del Gobierno cuando están en La Habana), un amplio complejo de inmuebles de protocolo que Cuba habitualmente reserva para jefes de estado, delegaciones de alto nivel o invitados del Gobierno.Los guerrilleros no participan en actos públicos en el país caribeño pero parece que sí aprovechan los recesos entre cada ciclo de conversaciones para recorrer La Habana e incluso navegar, como reveló recientemente una foto donde se veía a Iván Márquez y a otros dos de sus compañeros a bordo de una especie de catamarán. Ante la polémica que generó esa imagen, las Farc confirmaron su autenticidad y defendieron su derecho "a descansar". A lo largo del año, los delegados de la guerrilla se han puesto al día en el manejo de las nuevas tecnologías y mantienen un activo blog donde cuelgan comunicados, acompañados incluso de audio y vídeos.Últimamente es frecuente ver a algunos miembros del grupo insurgente del lado de las cámaras para filmar las intervenciones ante la prensa de sus compañeros: es el caso de la holandesa Tanja Nijmeijer, la guerrillera que seguramente más flashes ha acaparado en este año de diálogos en Cuba.En el caso de los negociadores del Gobierno, su vida se ha convertido en un ir y venir de Colombia a Cuba para cada ronda de diálogo. Su rutina en La Habana es absolutamente discreta y se ciñe al trabajo en la mesa de negociación conjunta y en las reuniones unilaterales que sostiene el equipo de Santos antes y después de cada una de esas sesiones.En todos sus comunicados conjuntos en este año, los negociadores del Gobierno y de las Farc han elogiado el apoyo decidido y el ambiente de "confianza y seriedad" que han ofrecido Cuba y Noruega como países garantes del proceso de paz, en el que además Chile y Venezuela tienen asignado el papel de naciones "acompañantes".Noruega, en cuya capital Oslo arrancaron las conversaciones de paz en octubre de 2012, se ha convertido en las últimas décadas en facilitador de una veintena de procesos de diálogo en todo el mundo.Cuba por su parte ha brindado su territorio a la mesa de negociación y garantizado su respaldo al proceso desde la "prudencia y la discreción", según dijo a finales del pasado año el presidente de la isla, Raúl Castro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad