Cuarta delegación de víctimas en La Habana divide opiniones

Noviembre 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Cuarta delegación de víctimas en La Habana divide opiniones

Antonio Navarro Wolf.

Uno de los integrantes es Tulio Murillo Ávila, integrante de las Farc y representante del movimiento de prisioneros de ese grupo guerrillero, quien desde una cárcel participará a través de una videoconferencia.

Las críticas a la llegada de la cuarta delegación de víctimas a Cuba no se hicieron esperar, pues contrario a los anteriores grupos, éste incluye la participación de un guerrillero activo de las Farc y un exmiembro de las filas paramilitares. Desde un centro penitenciario, donde se encuentra recluido, Tulio Murillo Ávila, integrante de las Farc y representante del movimiento de prisioneros de ese grupo guerrillero, participará a través de una videoconferencia para relatar su experiencia. Además asistirá a la mesa Alberto Tarache Niño, quien estuvo en las filas de las Autodefensas Unidas de Colombia durante 4 años. Y aunque para algunos sectores un victimario puede tener la doble condición de víctima al haber sido reclutado forzosamente, otros consideraron la medida como una estrategia de la guerrilla para evadir sus responsabilidades. La representante del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, consideró que “esto no es otra cosa que seguir contaminando un proceso que debería tener una sola claridad, tener a las Farc como victimarios”. La misma posición la tiene el senador del uribismo, Alfredo Rangel, quien segura que los que han generado la violencia, ahora quieren esconder su responsabilidad presentándose como víctimas. Para la presidenta del Polo Democrático, Clara López, habrá que establecer bajo qué condiciones ingresó a las Farc, ya que podría ser víctima en caso de haber sido reclutado en su niñez. Aun así, argumentó que “la condición en la que tienen no solo a los guerrilleros, sino en términos generales a los presos en Colombia, es un proceso de victimización”. Por el contrario, la líder de Colombianos y Colombianas por la Paz, Piedad Córdoba, calificó como una ganancia para el proceso que se amplíe la participación de víctimas en la mesa. “Es una ganancia porque de todas maneras una de las cosas que hay que ver con el perdón y la reconciliación, es trabajar más ampliamente (…) una de las cosas que Colombia tiene que reconocer es que esto hace parte del conflicto”, dijo. El mea culpa de las Farc Otro tema que agudizó la discusión, fue un pronunciamiento de las Farc en el que reiteraron que el accionar militar de la guerrilla ha generado víctimas civiles, por “errores desafortunados, no intencionales”, por lo que, según las Farc, no pueden ser considerados crímenes de lesa humanidad. Los críticos del proceso consideraron que si la guerrilla niega su política sistemática de victimización, contradice el 'mea culpa' que en días pasados publicaron reconociendo por primera vez, los fatales ataques a la población civil. El senador del Centro Democrático, Ernesto Macías Tovar, dijo que los “terroristas de las Farc niegan crímenes de lesa humanidad. Es decir, vamos a quedar debiéndoles. Y Santos calla”. Por su parte Antonio Navarro Wolff dijo que en las acciones de las Farc hay de todo tipo de delitos, tanto víctimas casuales, colaterales y directas; pero advierte que para que se declare un delito de lesa humanidad, se necesita la sistematización de la acción, por lo que se hablaría entonces de ‘crímenes de guerra’. Rangel, insistió en que es una prueba del cinismo de las Farc y cuestionó cómo se puede calificar como ‘ocasional’, los 28 mil secuestros secuestrados por la guerrilla o los 18 mil niños reclutados, según cifras del Icbf. “Este es un acto de soberbia absoluto que ofende al pueblo colombiano, pretendiendo negar el carácter sistemático y masivo en contra de la población civil”, dijo y aseguró que esos crímenes deben pagarse con cárcel. Finalmente, el senador Iván Cepeda, también víctima del conflicto, consideró que será la justicia la encargada de establecer los crímenes, tema en el que tendrá que concretarse un acuerdo concreto en la recta final del proceso de paz.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad