¿Cuáles son los robos más extraños que se cometen en Cali? Conózcalos

Junio 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Perros, señales de tránsito, llantas de autos y hasta el cabello están en la mira de los asaltantes en Cali.

Además de los hurtos de vehículos, celulares, residencias y establecimientos de comercio, en Cali los dueños de lo ajeno se roban hasta el pelo de las mujeres. Las autoridades locales se declaran sorprendidas por los robos extraños a los que han recurrido muchos asaltantes en la ciudad en su búsqueda de obtener dinero, como el hurto de perros, llantas de automóviles y señales de tránsito ubicadas en las calles de la capital del Valle.De acuerdo con las cifras de la Policía Metropolitana, en los primeros cinco meses de este año en Cali se han cometido 104 robos de elementos curiosos, entre los que también se incluyen baterías de autos, bombillas, lapiceros finos, gafas, cañas de pescar, entre otros.Perros de razas finasLos perros no sólo son las mascotas preferidas por los caleños, también se han convertido en blanco de los asaltantes que sacan provecho de las razas finas. Según lo denunció Liliana Ossa, directora de la Fundación Paz Animal, en el mes la entidad recibe hasta cinco casos de caninos robados. ¿La razón? “Existe un mercado oscuro detrás de la venta de estas mascotas, que motiva los hurtos”. La defensora de los derechos de los animales cuenta que los perros pequeños son los más perseguidos por los delincuentes, pues –a la vez– son apetecidos por los compradores. “El mercado pone de moda ciertas razas y eso convierte a los animales en un objeto”. Según las organizaciones que protegen a estas mascotas, muchos caninos son hurtados de los vehículos. Algunas veces los delincuentes amenazan a sus dueños con armas de fuego, pero en otros casos aprovechan que los ciudadanos dejan a sus perros en las calles o en los automóviles. De acuerdo con las autoridades, aunque muchos ladrones secuestran a los caninos para luego cobrar la recompensa que ofrecen sus dueños, la mayoría prefiere no devolverlos para sacarles cría y así tener más animales a la venta. Liliana Ossa advirtió que muchos de los perros que se venden en las afueras de centros comerciales son robados. Pelo de mujeresEn abril pasado la ciudad se alarmó al conocer el caso de una joven de 18 años, quien fue atacada por un hombre que le cortó el pelo con una cuchilla y le causó heridas en el cuero cabelludo. En ese momento, la Policía Metropolitana de Cali confirmó que dicho caso era el único que se había denunciado en la ciudad. Sin embargo, Ana Milena Gómez Franco, defensora de derechos humanos de la Corporación Socio Cultural Barack Obama, reportó otro robo de cabello en la capital del Valle. Según la funcionaria, la entidad también atendió a una mujer embarazada, entre los 25 y 30 años, quien fue atacada por un hombre cerca al barrio Prados del Limonar. El desconocido la amenazó con un arma de fuego y luego la condujo a un cañaduzal, donde le cortó el pelo con una cuchilla.En las calles se especula que existe una banda dedicada al tráfico de cabelleras, que luego se exportan a otros países o, incluso, se venden a mujeres enfermas de cáncer. Algunos comerciantes de productos de belleza en la ciudad explican que el cabello sintético dura sólo dos meses, mientras que el natural tiene una vida de más de seis meses, por lo cual es tan apetecido para fabricar pelucas y extensiones. Frente a esto, el general Fabio Castañeda, comandante de la Policía de Cali, dijo que aunque hay muchos rumores sobre estos hurtos, este año sólo tienen una denuncia. Señales de tránsito El hurto de las señales de tránsito es otro de los robos extraños que ocurre en la capital del Valle. Según lo han informado las autoridades viales, la mayoría de estos hurtos no los cometen bandas organizadas ni delincuentes, sino ciudadanos inescrupulosos que por ocio deciden arrancarlas de las calles. Carlos Panezo, jefe del grupo técnico de la Secretaría de Tránsito, indicó que aunque en la ciudad no hay un inventario de cuántas señales han sido robadas, cada semana la entidad recibe por lo menos dos denuncias de este tipo. “La mayoría de las llamadas son de la comunidad para contar que vieron a alguien robando o intentado llevarse las señales”, afirmó Panezo. Según lo explicó el funcionario, algunas personas cometen este hurto porque coleccionan estos artículos en su casa. Incluso muchos adolescentes tienen en sus cuartos señales de tránsito como parte de la decoración. La señales más ‘apetecidas’ por los caleños -según la Secretaría de Tránsito- son las que dicen: “Pare” y “Prohibido parquear”. En otros casos, los robos los cometen indigentes que utilizan el acero del que están hechos estos elementos para luego venderlos en chatarrerías o, algunas veces, para fabricar sus propias viviendas. Se estima que una señal de tránsito cuesta cerca de $200.000. Llantas de automóviles En Cali, además de las bandas que hurtan hasta seis vehículos diarios, existen otros delincuentes que se concentran en el robo de partes de automóviles, como las llantas. Se trata de una nueva modalidad utilizada por asaltantes de “menor categoría” que no tienen la capacidad de hurtar el carro completo. Según lo explicó el presidente de Asopartes, Tulio Zuloaga, “las personas dejan sus vehículos parqueados en la calle y cuando llegan los encuentran montados en ladrillo, sin las cuatro llantas”. El funcionario sostuvo que este robo se hace en menos de seis minutos, luego los ladrones desaparecen. De acuerdo con las cifras de Asopartes, en el 2011 en la capital del Valle se hurtaron las llantas de 320 automóviles. Este año la alarma continúa: entre enero y mayo ya se han reportado 85 robos de este tipo.El País conoció que hace un mes en el barrio Cristales de Tejares, al oeste de la ciudad, donde varias personas asistieron a una iglesia cristiana, se hurtaron las llantas de tres vehículos. Según contó un vecino, varias grúas tuvieron que recogerlos, pues “los dejaron en pleno pavimento”. Las autoridades sostienen que los robos los cometen indigentes o menores de edad, que luego venden estos artículos en sitios de compra-venta de autopartes, muchos de ellos ubicados en el centro de la ciudad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad