Corte niega pedido de extradición para jefe del ELN

Julio 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa

La Corte Suprema de Justicia no avaló la solicitud de extradición que la justicia de Estados Unidos había hecho para Wigberto Tomás Chamorro Acosta, alias Cucho Jair.

La Corte Suprema de Justicia no avaló la solicitud de extradición que la justicia de Estados Unidos había hecho para Wigberto Tomás Chamorro Acosta, alias Cucho Jair, de quien se dijo fue negociador de los diálogos exploratorios con el ELN y que en 2014 llegó a ser reportado como desaparecido cuando se desconocía que había sido capturado. 

Alias Cucho Jairo, quien es hermano del integrante del Comando Central del ELN Eliécer Herlinto Chamorro, alias Antonio García, era requerido por la Corte del Distrito de Columbia desde el 2007 por el delito de toma de rehenes, en relación al secuestro del que fue víctima el ciudadano colombo-americano José Yesid Ceballos. 

La Corte no avaló la extradición al indicar que esta figura solo cabe por delitos cometidos en el exterior y con posterioridad al 17 de diciembre de 1997 y que queda claro que el delito que se atribuye a esta persona “fue ideado, preparado, ejecutado y consumado dentro de territorio colombiano”. 

“Y aunque el Gobierno de los Estados Unidos está legitimado, en virtud del principio de extraterritorialidad, para perseguir y juzgar a quienes atentan contra sus bienes jurídicos o los de sus ciudadanos, tratándose de la extradición de nacionales colombianos, deben cumplirse las exigencias constitucionales, entre ellas, que el hecho punible se haya cometido en el extranjero”, señaló la Corte. 

De acuerdo con la Acusación de Estados Unidos, Chamorro Acosta, detenido el 31 de octubre de 2014 en Cúcuta, era el comandante de la zona central del ELN, así como miembro de la Dirección Nacional, “desde el 24 de diciembre de 2001 o alrededor de esa fecha, hasta por lo menos marzo de 2005”. 

Por su parte, cuando la víctima fue secuestrada en agosto de 2004, tenía 71 años de edad, era jubilado de su trabajo en los Estados Unidos y residía en la zona de Circasia, Quindío, Colombia. Por él se pidió un rescate de 24 millones de pesos a cambio de su liberación en diciembre de 2004. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad