"Corrupción, pan de cada día en altas esferas del Inpec": Alejandro Álvarez

Junio 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co I Colprensa

Alejandro Álvarez, Secretario de la Federación Colombiana de Trabajadores del Sistema Penitenciario y Carcelario (Fecospec).

El secretario de la Federación Colombiana de Trabajadores del Sistema Penitenciario y Carcelario (Fecospec), habló sobre los asesinatos de cuatro dragoniantes mientras se desplazaban hacia San Vicente del Caguán, de la corrupción en las cárceles y de la crisis carcelaria.

El asesinato de cuatro guardianes del Inpec cuando se desplazaban hacia San Vicente del Caguán (Caquetá) y las graves heridas que sufrió otro más (hoy hospitalizado) en una emboscada no es un hecho aislado, pues en lo corrido del año se han presentado varios hechos violentos contra la guardia penitenciaria. Hoy los integrantes de la guardia carcelaria reclaman el reconocimiento de su profesión como de alto riesgo y para ello radicaron este viernes en la Presidencia de la República una carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos, a quien le reclaman mejores condiciones laborales y denuncian las amenazas en su contra. De estos temas y de corrupción habló Alejandro Álvarez, secretario de la Federación Colombiana de Trabajadores del Sistema Penitenciario y Carcelario (Fecospec), responsable de una denuncia contra el director del Inpec, general Gustavo Ricaurte, por sobrecostos en un contrato de kits para internos. Este viernes la confederación le informó al presidente Juan Manuel Santos las precarias circunstancias de trabajo, las amenazas y los atentados en 2013 y la desprotección en la que dicen están. Ante esto esperan reunirse pronto con el Primer Mandatario en busca de soluciones. ¿Conoció a alguno de los funcionarios fallecidos en Caquetá? Sí, tuve el placer de trabajar con el compañero Juan Carlos Garavis, quien resultó herido. ¿Cómo ven el asesinato de sus compañeros? Reprochable ese acto. Nosotros no somos parte del conflicto, no somos autoridades. Somos civiles que cumplimos unas funciones. ¿Cuáles serían los motivos de ese hecho? El ataque iba contra la guardia, pues no se dio lo que sucede en el 90 por ciento de los casos, que se llevan a los internos, no los asesinaron. ¿Quién es el responsable? No podemos atribuir el crimen a un grupo determinado. No se puede decir que fue por conductas en los penales. Se ha dicho que fue la guerrilla, pero hay gente que no quiere el proceso de paz y que podría estar tras todo esto. ¿Hay responsabilidad del Inpec? Hay que evaluarlo, pues se incumplió con las normas mínimas de seguridad. No es lo mismo una remisión en Bogotá a una en zonas de conflicto. ¿Se podría demandar al Inpec? Hay que evaluar la remisión, pues se hizo en un carro con más de 25 años de servicio, cuya parte trasera ha sido demandada por los internos pues dicen era un cajón para animales. En el vehículo iban más de seis personas lo que disminuyó la capacidad de reacción, nadie se pudo bajar, nadie pudo defenderse. ¿Esta masacre se pudo evitar? El Inpec debió analizar el peligro del desplazamiento y debió recurrir al acompañamiento del Ejército y de la Policía. Hubo una improvisación total, el Caquetá es una zona de orden público delicada. Todos esto permitía que el director de la cárcel revaluara el envío de los internos. ¿Se debía cumplir la orden judicial? Era una remisión para la lectura de fallo, y eso se podía haber solucionado con audiencias virtuales. ¿Qué implica una remisión a una audiencia? En desplazamientos, cerca de 500 mil de pesos en casos de internos comunes, cuando se trata de capos o guerrilleros de alto rango podría acercarse a los 50 millones. Esto se incrementa cuando las audiencias no cumplen y debe repetirse el traslado. Usted habla de un plan pistola … Este no es un hecho aislado. En lo que va corrido del año se han presentado tres asesinatos y dos ataques en los que han resultado heridos varios funcionarios. No han pasado más cosas porque hemos estado de buenas. Se habla de corrupción en los penales… Si bien hay corrupción de muchos guardianes, ésta se da a escalas gigantescas en contratación y traslados de internos y de funcionarios y eso no lo hacen ni los sindicatos ni los guardianes. El 95 por ciento de las denuncias las hemos hecho los sindicatos y el Estado no nos ha dado las garantías para poder seguir denunciando. La misma entidad nos persigue. Hay que tener mano dura, siempre respetándose los derechos de los funcionarios. Hay garantías de que la guardia no se deje permear por sobornos… Le contesto de la siguiente manera. El Inpec y el Congreso están en el top-10 de las entidades más corruptas. Sin justificar nada, pregunto… si los paramilitares y la mafia han permeado instancias tan altas como el Congreso, donde ganan sueldos millonarios…, qué se puede esperar de un funcionario que gana 1,5 millones de pesos y quien convive con gente de mucho poder y dinero, y que puede generar mucho temor. ¿Qué piensa de la emergencia carcelaria? Creemos que la emergencia sólo sirve para tener más recursos, tiene un alcance muy económico que permite contratar. Eso va a inflar los bolsillos del Inpec y se terminará despilfarrando. La emergencia es buena pero si es acompañada por la lupa de los organismos de control, pues la corrupción es el pan de cada día en las altas esferas del Inpec. ¿Qué hacer con las cárceles? El 70 por ciento de las cárceles son viejas, no deberían estar funcionando. No es justo que con la emergencia se le vaya a invertir dinero a cárceles como La Picota o la Modelo, donde se están cayendo los muros, las paredes, los techos. ¿Cómo les ha ido con la Ministra de Justicia? El Gobierno tiene mucho afán por sacar el Código Penitenciario adelante en el Congreso. Nosotros hemos anunciado que ese es un código improvisado, lo que se debe atacar es la política penal. y del hacinamiento… Hay muchos detenidos por delitos menores, quienes deberían ser sancionados con trabajos sociales que beneficien la comunidad; como la construcción de vías, el arreglo de calles, que preparen sus propios alimentos u otras cosas que les permita resarcir sus daños. Un interno que produzca para sus gastos, podría reparar a sus víctimas. ¿El director del Inpec se debe ir? La Fuerza Pública no debería ser quien custodie, pues es quien captura. La guardia, desde las directivas, debe ser civil. Los directores que han hecho parte de la Fuerza Pública tienen una concepción diferente del delito, y son quienes en últimas definen las condiciones de los internos y a dónde son recluidos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad