Contratos de las Fuerzas Militares ya están en la mira de la Fiscalía

Contratos de las Fuerzas Militares ya están en la mira de la Fiscalía

Febrero 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Contratos de las Fuerzas Militares ya están en la mira de la Fiscalía

El ministro Pinzón anunció que se llamó a calificar servicios a la cadena de mando encargada de los centros penitenciarios de la época de las grabaciones y las irregularidades.

El Comandante de las FF. MM. sería llamado a declarar. Seguidilla de escándalos afecta imagen militar. Analistas hablan de hacer un debate sobre reformas a esta institución para el posconflicto.

Las Fuerzas Militares, una de las instituciones del Estado más valorada por la opinión pública, está atravesando un momento difícil, tras una seguidilla de escándalos que comprometen a varios generales, entre ellos su comandante.A la denuncia, realizada por la revista Semana por el caso de la fachada de inteligencia Andromeda, se sumaron las revelaciones del domingo pasado sobre presuntas irregularidades en contratos de las FF.MM., algunos que relacionan a militares detenidos por ‘falsos positivos’ y que menciona al comandante de la institución, general Leonardo Barrero. Otro de los mencionados es el general Javier Rey, quien era el Jefe del Comando Conjunto de las FF.MM. y presentó su renuncia en la madrugada del lunes.En este caso, quien aparece como eje de las denuncias es el coronel Róbinson González del Río -detenido por ‘falsos positivos y relacionado con el escándalo que le costó el puesto al magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, Henry Villarraga, a quien también le pidió ayuda en una grabación-. Tras estos hechos, la Fiscalía, al igual que la Procuraduría y la Contraloría, anunciaron que abrirán investigaciones. El fiscal encargado, Jorge Fernando Perdomo, reveló que desde hace seis meses se adelantan investigaciones por presuntas irregularidades en la contratación. En los audios, se habla de ganancias del 30% y hasta 50 % por contratos entregados sin licitaciones.Perdomo confirmó que las pesquisas surgieron de un proceso que se llevaba en una fiscalía de Medellín por ‘falsos positivos’. Y aseguró que ya existe un proceso en la Unidad Anticorrupción que podría arrojar los primeros resultados en las próximas semanas y que se llamará a declarar el general Leonardo Barrero.El general, quien aclaró el lunes que él no está relacionado con las irregularidades en los contratos, pidió excusas a la Fiscalía por sus palabras en una conversación que sostuvo en el 2012 con el coronel González. En ese momento, Barrero era comandante del Comando Conjunto Suroccidente. Según el vicefiscal Perdomo durante las investigaciones se realizaron interceptaciones telefónicas, que en su momento fueron compulsadas a la comisión de acusaciones de la Cámara. Entre los involucrados hay coroneles y generales activos del Ejército y otros en retiro que, aparentemente, cuadraban comisiones con algunos militares investigados por ‘falsos positivos’ y particulares, la adjudicación de contratos para la adquisición de equipos y armamento.A partir de estas interceptaciones se creó una comisión integrada por dos fiscales anticorrupción, por la Unidad de Análisis y Contexto y por un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, para que analizaran las grabaciones.Perdomo calificó de inaudito las actuaciones y ‘beneficios’ de los reclusos en el sistema de reclusión de la justicia penal militar, como lo ocurrido con el coronel González del Río, quien ha recibido beneficios como salidas y permisos de comunicación vía celular.Las decisionesDiferentes voces han opinado sobre el nuevo escándalo del Ejército. Algunos congresistas piden la renuncia del Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y otros exigen celeridad para sancionar la ley de Transparencia y Acceso a la Información.“El Ministro Pinzón debe asumir la responsabilidad política. Resulta inaceptable que mientras le dispara continuamente al proceso de paz ocurran estos graves hechos en la cartera bajo su responsabilidad. Ministro Pinzón, el país espera su renuncia de manera inmediata”, exigió la Alianza Verde, en un comunicado.Hasta el momento, Pinzón se ha limitado a anunciar la creación de una comisión de Alto Nivel para investigar la contratación al interior del Ejército. “El proceso de contratación de la aviación se centralizará en el ministerio de Defensa y habrá comités de alto nivel para la ejecución de contratos y los mismos serán puestos a consideración de expertos que verificarán que se cumpla con los estándares de contratación”.Para el analista de Paz y Reconciliación, Ariel Ávila, se tiene que tener en cuenta el momento en el que ocurre este escándalo, que está mediado por el proceso de paz, que avanza en La Habana; las campañas presidencial y lgislativa y el hecho de que el “Uribismo, tras ocho años en el poder haya logrado infiltrar las FF. MM. Son tres componentes que se tienen que tener en cuenta”.Ávila asegura que detrás de estos hechos se evidencia la necesidad de que se abra un debate acerca de la necesidad de adecuar las Fuerzas Militares, para el posconflicto. Aunque considera que el presidente Juan Manuel Santos no va a producir un remezón en la cúpula militar, pues se generaría inestabilidad, puede que varios de los generales sean presionados para que presenten su renuncia en las próximas semanas.La confianza en el EjércitoOtros analistas aseguran que estos escándalos -sumados a las irregularidades en la base militar de Tolemaida y las presuntas interceptaciones ilegales a los negociadores de paz del Gobierno en la mesa de conversaciones con las Farc- afectan la imagen del estamento castrense ante la opinión pública. El coronel(r) Carlos Alfonso Velásquez, actual profesor de la Universidad de La Sabana, afirma que con estas revelaciones “la credibilidad de las Fuerzas Militares queda muy golpeada”. Y cuestiona al Ministro de Defensa por haber esperado tanto para llamar a calificar servicios a uno de los principales implicados en este escándalo de corrupción, el coronel Róbinson González del Río, detenido hace año y medio.Sin embargo, el excomandante de las FF. MM. y candidato al Congreso, general (r) Freddy Padilla de León, expresa que, pese a la gravedad de las denuncias, “la sociedad juega un papel importante de respaldar la institucionalidad y separar lo que ha ocurrido con estas personas que son investigadas, podrían resultar inocente o no eso lo dirá la investigación, y el resto de la institución. Porque eso le hace daño a la tropa y ellos lo están dando todo por nosotros”. ¿Qué hay detrás de las ‘chuzadas’ en el Ejército?El proceso de paz que adelantan el Gobierno y las Farc en La Habana, Cuba, habría generado una división en el país, entre simpatizantes y opositores de la negociación, que estaría detrás de los recientes escándalos del Ejército.Así lo creen algunos analistas consultados por El País, quienes consideran que dentro de las mismas Fuerzas Militares habría una disputa interna que estaría motivando las denuncias que se han conocido en las últimas semanas: el caso de las interceptaciones de Andromeda y la corrupción en la contratación dentro de las Fuerzas Armadas. Para Camilo González Posso es claro que hoy existe una “guerra de inteligencia” entre los sectores que apoyan las políticas del presidente Juan Manuel Santos y aquellos que quieren favorecer la oposición. “Yo creo que hay formas oscuras de ajustes de cuentas entre corrientes del Ejército que están enfrentadas debido a su posición frente al proceso de paz”, declaró González Posso.“Chuzarnos los unos a los otros”, es -según el analista- el nuevo lema que se está aplicando en el país, pues las interceptaciones telefónicas se han convertido en un ‘arma’ para incriminar y demostrar las irregularidades que se cometen en una determinada entidad, en este caso el Ejército. “Una situación que termina favoreciendo a unos determinados sectores”. En este último escándalo de la contratación, sin embargo, se aclaró que las ‘chuzadas’ hacen parte de una investigación que adelanta la Fiscalía de Medellín por el caso de los ‘falsos positivos’, en el que uno de los investigados es el coronel Róbinson González del Río, a quien le interceptaron varias conversaciones con otros altos oficiales.A pesar de eso, algunos se atreven a especular que así estas denuncias estén inmersas en un proceso judicial que adelanta la Fiscalía, el hecho de que hayan sido filtradas a un medio de comunicación revelaría ciertas intenciones. En ese sentido, el experto en conflicto armado John Marulanda sostiene que estas nuevas denuncias tendrían como objetivo afectar la imagen de las Fuerzas Militares. “Una de mis conjeturas es que se está utilizando políticamente al Ejército con fines de posconflicto, es decir, se quiere debilitarlo para que en determinado momento -si se concreta el proceso de paz- las Fuerzas Militares pierdan terreno, bien sea porque se reduzcan o se les asignen otras tareas”, sentenció.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad