Contradicciones en carta de las Farc sobre secuestro de niña en Guachené, Cauca

Junio 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Contradicciones en carta de las Farc sobre secuestro de niña en Guachené, Cauca

Alejandra Cantoñí recuperó casi doce horas después del plagio su libertad. Fue abandonada en Toribío, al parecer, por la presión de la Guardia Indígena.

El grupo aceptó haber cometido el secuestro pero por un error. Analistas dicen que mensaje se debe a la presión de las conversaciones.

La carta, publicada por las Farc en internet, en la que el Bloque Occidental reconoce el plagio de la niña Alejandra Cantoñí, en Guachené, Cauca, y asegura que se trató de un error tiene varias contradicciones.Varios analistas consultados por El País reconocen que con los diálogos de La Habana los diferentes frentes de las Farc tienen que rendir cuentas de hechos de este tipo, lo que no sucedía anteriormente, pero aclaran que hay muchas contradicciones en el mensaje.En el comunicado, el Bloque Occidental le escribe una carta al Secretariado y a que “una de las unidades dependientes de nosotros estuvo trabajando en la planeación de un golpe de mano contra el Comandante del Puesto de Policía, el subintendente Víctor Cantoñí”.En la carta, se agrega, que la menor iba en el carro con el suboficial y que éste reaccionó disparando. “El policía, sin duda un hombre valiente, resultó además dueño de una gran agilidad (...) En su afán por salir del lugar cuanto antes, abordaron el vehículo abandonado y emprendieron la huida. En ese momento se dieron cuenta que la hija del suboficial viajaba con ellos, en la parte de atrás”.Asimismo, expresaron que en este caso “nadie se interesó por explicar lo ocurrido. Lo único que contaba, como de costumbre, era caerle encima a las Farc con otra acusación más de las que son expertos nuestros enemigos. Ese fue el caso, camarada”.Sin embargo, en el momento del secuestro la menor caminaba con dos compañeras hacia el colegio y un carro la interceptó y la subió a la fuerza. Su padre no estaba en Guachené sino en Padilla donde es el comandante.Para el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, son lamentables las declaraciones de las Farc. “El secuestro de una niña no tiene justificación, de ninguna manera. Los hechos no coinciden con el relato con lo que se planteó en esa carta. La forma como narran los hechos no tiene presentación”.“Además, el compromiso que ellos, por voluntad propia, hicieron era el de no secuestrar más. Y un secuestro de una niña es muy preocupante. Y decir que iban contra un suboficial de la Policía es igual violatorio de su promesa de no secuestrar más”, expresó Otálora.Y agregó que las circunstancias de este caso son muy extrañas. “A la Defensoría no le ha llegado ninguna denuncia acerca de otro secuestro cometido por las Farc en otra zona del país desde que anunciaron no más plagios”.Por su parte, León Valencia, de la Fundación Paz y Reconciliación, señaló que el error de las Farc al cometer el plagio de la menor fue tan grave que tuvieron que liberarla y ahora buscan una justificación para algo que no la tiene.“El reconocimiento por parte del Bloque Occidental se da, en el marco de las conversaciones de paz, ante las presiones del Secretariado para que cada hecho se aclare porque todo tiene repercusiones en el proceso. Ahora las estructuras tienen que dar explicaciones de sus actos, y en este caso tienden a encubrir el hecho con mentiras. Hay que tener en cuenta que una organización irregular muchas acciones no se centralizan y se cometen actos aislados”, agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad