Continuará intervención militar en las comunas más violentas de Cali

Continuará intervención militar en las comunas más violentas de Cali

Febrero 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Continuará intervención militar en las comunas más violentas de Cali

El Ejército realizó ayer un patrullaje diurno en el sector de Las Palmas, en Alto Nápoles, como parte de la intervención que se viene realizando en las comunas más afectadas por la violencia en Cali.

Esta estrategia se suma a la ampliación del desarme en Cali, que busca bajar el alto índice de homicidios.

A la prolongación del Plan Desarme por cuatro meses más en 16 comunas de Cali, anunciada el jueves por la Tercera Brigada del Ejército, se suma la continuación de la intervención militar en varios sectores de la ciudad para bajar el alto índice de homicidios. Y es que en los dos meses y medio que lleva la estrategia, que tiene como fuerte los patrullajes conjuntos entre Policía y Ejército en las comunas más violentas de la capital del Valle, se han dado resultados operacionales como la captura por diferentes delitos de 35 personas, la incautación de diez armas de fuego, munición, droga y dinero; entre otros.El comandante de la Tercera Brigada del Ejército, general Luis Fernando Rojas, dijo que “si bien el desarme en unas comunas puede haber servido para la reducción de homicidios en los últimos dos meses, también el trabajo de las autoridades en los barrios ha contribuido a esta baja” que, según la Secretaría de Gobierno de Cali, solo en enero de este año fue de 34,2 %, pues se registraron 105 casos, 55 menos que el mismo periodo del 2013. El coronel Gildardo Rayo, comandante del Batallón de Policía Militar Número 3, afirmó que la intervención en las comunas, que es un acompañamiento al ‘Plan Cali Segura’ de la Policía, ha servido mucho en el cambio de percepción de seguridad de la ciudadanía.“Por los buenos resultados en el poco tiempo que lleva la estrategia es que se ha decidido mantenerla y de esta manera contribuir a bajar los homicidios en Cali”, dijo el coronel Rayo. Ese objetivo, el de bajar los homicidios en Cali, es también una de las apuestas más grandes de las autoridades y la Alcaldía en las comunas intervenidas, teniendo en cuenta que la mayoría de los 1962 homicidios registrados el año pasado en la capital del Valle ocurrieron principalmente allí, donde hay planes especiales, según el informe del Observatorio Social de la ciudad. Esta intervención, que se está realizando en sectores como El Vallado (comuna 15), Mariano Ramos (16), Desepaz (21), El Diamante (13), Alto Nápoles (18), Terrón Colorado (1) y Siloé (20), ha consistido en hacer patrullajes diurnos y nocturnos, en los que se realizan requisas, se revisan antecedentes judiciales y se habla con la comunidad. De acuerdo a lo informado por el Ejército, varias personas han entendido el objetivo de la intervención y en ocasiones brindan información sobre las zonas donde hay microtráfico, armas, bandas delincuenciales e incluso señalan los sitios donde se están planeando homicidios; lo que ha permitido frustrar muchos de estos. Para el coronel Hoover Penilla, comandante de la Policía Cali, la estrategia es positiva, pues se trata de un trabajo conjunto entre el Ejército y la Policía, que le aporta a la ciudad. Sin embargo, Jesús Darío González, coordinador del Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali, aseguró que para seguir registrando buenos resultados en la estrategia también se requieren mejores controles al porte de armas en las vías y espacios públicos; además de campañas sociales, avances en las investigaciones sobre el manejo oficial de las armas y agilidad en la judicialización de delitos. La comunidadLa intervención del Ejército y la Policía en las comunas de Cali ha dejado, hasta el momento, diferentes opiniones en la comunidad. Carlos, habitante del sector de Las Palmas, en Alto Nápoles, donde ayer el Ejército realizó un patrullaje diurno, dijo que estas acciones pueden ser buenas si se hacen constantemente. “Pero si vienen a este sector de vez en cuando, será muy difícil que detecten las problemáticas que hay”, afirmó este hombre de 63 años de edad.Asimismo, Pedro, de El Diamante, expresó que la comunidad se ha ido acostumbrando a la presencia de las autoridades. “La gente ha colaborado, pero para que la confianza se mantenga se debe ser constantes y respetuosos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad