Consternación por el atroz ataque a una mujer en Buga

Noviembre 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cali y Buga
Consternación por el atroz ataque a una mujer en Buga

Dora Lilia fue encontrada en delicado estado de salud en la Carrera 16 # 13-29 de Buga.

Dora Lilia fue violada y empalada. Ofrecen $20 millones de recompensa por información.

Dora Lilia Gálvez se encuentra en el hospital de Buga  en delicado estado de salud, luego de haber sido abusada sexualmente, quemada, golpeada, empalada y sometida a una serie de vejámenes. El caso ha generado indignación y cientos de voces de rechazo. 

Este crimen, que recuerda al de Rosa Elvira Cely, la mujer atacada de una forma similar en Bogotá, llevó a la Gobernación del Valle del Cauca a ofrecer una recompensa de $20 millones. La mandataria regional, Dilián Francisca Toro,  recordó que en lo corrido del año en el departamento, incluido Cali, 124 mujeres han sido asesinadas y de estos casos diez reúnen las características de feminicidios.

Diariamente, cinco mujeres han sido víctimas de violencia intrafamiliar en el Valle del Cauca, desde Buga hasta Cartago (sin contar Cali y Palmira). Y dos mujeres han sido víctimas de abuso sexual, según cifras de la Fiscalía seccional Valle. 

Debido al alto número de casos, la Gobernadora delegó un equipo de seis funcionarios para que trabajen conjuntamente con las autoridades para frenar e investigar la violencia contra la mujer. 

En Buga planean una marcha para  rechazar el ataque a  Dora Lilia, de 44 años, ocurrido  dentro de una vivienda del barrio Sucre. Para la directora de fiscalías seccional Valle, Martha Janeth Mancera, este es uno de los casos más aberrantes registrados en la región. “Es un horror lo que hicieron con ella”, expresó la funcionaria y agregó que un equipo especial, liderado por una fiscal  de  violencia de género, investiga el ataque.  

Aunque el hecho se registró el pasado 6 de noviembre, los familiares de lo hicieron visible este jueves, ante el estado crítico que presenta la víctima, quien se debate entre la vida y la muerte en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, del Hospital San José de Buga.

Según Franci Elena Gálvez,  hermana de la víctima, Dora Lilia ha sido sometida a tres intervenciones por las lesiones graves que le causaron en la cabeza, en su abdomen y en uno de sus pulmones. “Ese caso se presentó el domingo 6 de noviembre hacia las 3:00 p.m., a ella la encontramos al día siguiente en muy malas condiciones y fue cuando la llevamos de urgencias al hospital”, manifestó Franci.

De acuerdo con la investigación que adelantan funcionarios del CTI de la Fiscalía, la mujer habría sido violada, empalada, quemada en algunas partes de su cuerpo y golpeada. El miércoles peritos del CTI  se trasladaron a la casa de  la Carrera 16 No. 13-29  con reactivos y equipos especiales para tratar de recolectar pruebas que permitan la identificación de los responsables.

De acuerdo con los familiares de Dora Lilia, en las paredes de esa casa quedaron las marcas y las huellas porque al parecer se habría presentado un forcejeo entre la víctima y el presunto agresor.

La mujer había llegado a la vivienda para realizar labores de aseo y fue sorprendida por su atacante.

Hasta el momento, las autoridades manejan varias hipótesis. Una de ellas es que el agresor haya sido un vecino del barrio, que aprovechó que la puerta de la vivienda estaba abierta.

Otra línea de investigación es que haya sido una retaliación por el cobro de una deuda a un ‘gota a gota’, ya que en los últimos días había sido rondada por dos hombres en moto para presionarla por el pago de esta deuda.  También se investiga si fue un hombre que pasó por el lugar y vio la oportunidad de cometer ese hecho.

La última versión se relaciona con las denuncias de amenazas contra una mujer, quien fue pareja de Dora Lilia hace diez años. En este caso  tratan de verificar si hay alguna relación porque la víctima tuvo esa relación hace una década.

Sin embargo, la mesa interceptorial LGTBI, que puso este hecho en conocimiento de las autoridades, les indicó que Dora Lilia no era activista de esa comunidad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad