Consternación en Roldanillo por asesinato de vendedora de arepas

Consternación en Roldanillo por asesinato de vendedora de arepas

Febrero 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cartago
Consternación en Roldanillo por asesinato de vendedora de arepas

Ana Delia Burgos Ruge fue asesinada en la noche del lunes en la calle 4 con carrera 7 de Roldanillo, Valle.

Las autoridades investigan si el homicidio de la mujer, registrado en la noche del lunes, fue por un caso de extorsión o de deudas a 'gota gota'.

Este martes en Roldanillo todos hablan de las arepas de doña Ana Delia Burgos Ruge, la misma que por años ubicó su carpa en el parque La Ermita para deleitar a propios y extraños con sus productos a base de maíz, pero quien en la noche de este lunes perdió su vida a manos de un sicario que se movilizaba en una moto roja.El hecho de sangre ocurrió hacia las 8:30 p.m. en la calle 4 con carrera 7, en la esquina del conocido parque, según los primeros datos suministrados por las autoridades.Doña Ana Delia era una mujer reconocida en la comunidad, por lo que algunos conocidos aún no se explican lo ocurrido. Personas cercanas dicen que pudo tratarse de una extorsión, otros de un cobro de los llamados ‘gota a gota’, hipótesis que estudia en este momento la Policía, según afirmó el coronel Hernando Pasminio, comandante del Distrito de Policía Roldanillo. De acuerdo con el oficial, el hecho es materia de investigación por lo que también se indaga sobre posibles problemas personales. Lo cierto es que la comunidad de Roldanillo se encuentra consternada, dado que el asesinato de Ana Delia se suma al del comerciante Diego Fernando Porras Hincapié, de 44 años, quien el pasado sábado fue ultimado por dos hombres que se movilizaban en una moto negra, cuando entraba a su negocio llamado La Garrafa en el barrio Llanitos de esta localidad.Según el Coronel Pasminio, los casos de Ana Delia y Diego Fernando son aislados; no obstante, reiteró que en este momento se adelantan las labores de investigación, para lo cual, agregó, se cuenta con personal de la Sijín, el Gaula y la Sipol.Entre tanto, el padre León Pablo Ocampo, párroco de la Santísima Trinidad, lamentó estos dos hechos violentos y pidió a toda la comunidad orar por la paz y reconciliación en el municipio.Agregó que desde la Iglesia se lanzó una voz de rechazo por estos actos y anunció que se está pensando en organizar una marcha por la paz, como en ocasiones anteriores, para pedir por la tranquilidad del municipio. Con estos dos hechos, ya son tres los homicidios registrados en Roldanillo en lo que va del año.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad