Conozca las cinco pautas del Acuerdo por la Seguridad que se implementará en Cali

Febrero 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Conozca las cinco pautas del Acuerdo por la Seguridad que se implementará en Cali

En la firma del Acuerdo por la Seguridad, el pasado sábado, estuvieron el presidente Juan Manuel Santos, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y el comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas.

Según lo dio a conocer el presidente Juan Manuel Santos, la implementación del plan cuesta $500 mil millones.

¿Cuál es la relación entre una vía minada de huecos y un atraco? ¿O entre un parque enmalezado y mal iluminado y un homicidio?Que en ambos casos el entorno incide directamente en los índices de violencia y de inseguridad porque se vuelven cómplices del delito. Y si los jóvenes no tienen una actividad constructiva para ocupar su tiempo libre, o no gozan de un núcleo familiar que les ponga normas, es el pase de ingreso al delito.De analizar y cruzar muchas de estas variables de orden social y situacional, surgió la Política Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, un plan integral para reducir los índices de violencia en las principales ciudades del país, creado bajo la coordinación de la Alta Consejería para Convivencia y Seguridad Ciudadana, que lidera Francisco José Lloreda Mera.El funcionario, ayer en el marco del Acuerdo para la Prosperidad desarrollado en Cali, confirmó una inversión total de $500 mil millones para la ejecución de este plan en Cali. “Queremos que este plan piloto funcione”, dijo el presidente Juan Manuel Santos y el Alcalde Rodrigo Guerrero se mostró optimista sobre las metas, entre ellas la de reducir la tasa de homicidios de 81 a 64 por cada cien mil habitantes. Agregó que la estrategia articula los esfuerzos y recursos públicos con aportes de la empresa privada en cinco ejes temáticos: Prevención social, prevención situacional, presencia efectiva y oportuna de la Policía, cultura de la legalidad y fortalecimiento de la justicia.Prevención SocialEl primer eje es concebir los problemas de seguridad y convivencia con su componente social y no sólo como hechos de tratamiento coercitivo o policivo. Entonces se redireccionarán y focalizarán los programas de trabajo social hacia comunidades vulnerables, en especial hacia los jóvenes en alto riesgo.Es una línea de acción que busca ofrecer a los jóvenes alternativas lúdicas, deportivas, culturales y recreativas, ampliación de jornada escolar, prevención de violencia intrafamiliar y sexual, prevención de uso de sustancias psicoactivas y alcohol.“Desarrollaremos programas para el buen uso del tiempo libre de los jóvenes y hacerles más atractiva la escuela con programas como un computador por estudiante”, dice Arabella Rodríguez, asesora Desepaz de la Alcaldía.También se trabajará en la generación de ingresos jóvenes que cometieron algún ilícito, dándoles una segunda oportunidad. “Buscamos lograr un trabajo efectivo en este aspecto porque muchos de ellos ya son padres de familia, y la pandilla o la banda es una forma de obtener dinero mediante modalidades ilícitas”, dice Carlos José Holguín, secretario de Gobierno.Prevención SituacionalLos problemas de seguridad también se generan por condiciones del entorno que facilitan o estimulan la comisión de delitos. Como el mal estado de zonas verdes y de las vías. “En los consejos de seguridad encontramos que los sitios donde más roban motos en Cali, es donde hay huecos porque hay que disminuir la velocidad, el ciudadano se vuelve vulnerable y con un empujón lo atracan”, dice el secretario de Gobierno, Carlos José Holguín.O como se vio en la Comuna 18, donde hace dos semanas hubo dos homicidios de jóvenes en el Parque Los Farallones: zonas verdes enmalezadas y árboles sin podar que tapaban la iluminación. Además, la luz amarilla no permite buena visibilidad de los rostros. “Ya le pedimos a Megaproyectos que la cambie por luz blanca; esos detallitos tienen alta incidencia en el delito”, dice Holguín. Sergio Barrero, de la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema, afirmó que la empresa privada hará su intervención como cogestora social, mediante la Red Unidos, que complementa los planes de acción para las familias más pobres y en alto riesgo donde no alcanzan los recursos del Estado.Presencia efectiva y oportuna de la PolicíaIncorporar más pie de fuerza y más tecnología para lograr una respuesta efectiva de la Policía propone el Plan de Seguridad y Convivencia. La meta es pasar de 200 cámaras que operan hoy a 1.000 cámaras (inversión de $11 mil millones) y pasar de 190 cuadrantes a 350.Este aumento implica un incremente del pie de fuerza en 820 uniformados, con un costo de $6 mil millones; para ello habrá un presupuesto de $35.000 millones para la Policía, ($15.000 millones aportados por el Municipio de Cali y $20.000 millones por la Nación). Se fortalecerá la inteligencia, ya que para combatir el fleteo, hurtos, sicariato o microtráfico, es clave llegar a las cabezas. “Se pueden capturar delincuentes, pero sino se desarticula la banda, no se hace nada, no se trata de matar hormigas sino de destruir el hormiguero”, dijo el Alcalde Rodrigo Guerrero.El general Fabio Castañeda, comandante de la Policía, dice que un helicóptero y un avión de plataforma sobrevuelan la ciudad las 24 horas. Y que hay más puestos de control, acompañamiento y trabajo en equipo, que sumados al toque de queda para menores, van surtiendo efecto.Cultura de la legalidadRecuperar la cultura de actuar legalmente en la que los ciudadanos se comprometan a no comprar objetos robados, a adoptar las normas de tránsito, tanto conductores como peatones; a promover la rumba sana y denunciar los actos delictivos, son las campañas y programas para crear un clima de convivencia en la ciudad. “Por ejemplo, que los establecimientos nocturnos se comprometan a promover la figura del conductor elegido, brindar el servicio de taxi y a no vender más licor al que ya está ebrio”, dijo Carlos J. Holguín, secretario de Gobierno.Por su parte, el general Fabio Castañeda, comandante de la Policía de Cali, enfatizó que la medida del toque de queda para menores focalizado en las comunas sensibles, irá acompañada de un hogar transitorio para los que sean detenidos por infringir esta norma y de un trabajo social con estos padres de familia, sobre las responsabilidades con sus hijos. Esas escuelas de padres serán sábados y domingos en las estaciones de Policía. Y abogó por más cultura y conciencia ciudadana. “Fortalezcamos la actitud de informar y denunciar y cuando haya una riña, no se dediquen a hacerle barra, sino que llamen a la Policía”, dijo.Fortalecimiento de la JusticiaEl esquema termina en una justicia con recursos para ser eficiente. El Plan incluye la creación de inspecciones civiles para que los inspectores de Policía se puedan dedicar a resolver los problemas de convivencia ciudadana, que es la labor que le compete. También se anunció la creación de una Casa de la Justicia en Alfonso López y comisarías de familia en otras áreas donde hay problemas de violencia intrafamiliar en las noches, así como la llegada de 66 fiscales nuevos, 33 de ellos especializados. Otro frente es mejorar el sistema de responsabilidad penal de los menores y buscar alternativas de castigo. Que la medida no sea sólo llevarlos al Centro de Rehabilitación Valle del Lili, sino definir políticas de justicia reparativa en la que el joven infractor por primera vez preste servicio social o presente excusas a la comunidad. El plan integral vincula y articula acciones de Policía, secretarías de Gobierno, Educación, Bienestar Social, Deportes, Tránsito, Icbf y empresa privada. “Es que la seguridad es responsabilidad de todos”, concluyó el Alcalde Guerrero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad