Conozca el panorama de las bandas que siembran el miedo en las calles de Cali

Conozca el panorama de las bandas que siembran el miedo en las calles de Cali

Agosto 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Conozca el panorama de las bandas que siembran el miedo en las calles de Cali

Los fleteros son unos de los delincuentes que más afectan a la ciudadanía caleña.

La del ‘Indio’, la de ‘Carlitos’, la de ‘Otto’ y ‘Los Rolos’ siembran el terror con fleteo, sicariato y microtráfico.

Desmantelar las bandas dedicadas a delitos de alto impacto como el fleteo, el robo a residencias, el microtráfico y el sicariato, es prioridad para las autoridades de Cali.Ese es uno de los principales propósitos del intenso plan de seguridad ciudadana que se viene implementando desde la Presidencia de la República, indica un fiscal de la ciudad que pide omitir su identidad.De acuerdo con una fuente de inteligencia de la Policía, el problema con estas bandas es que se están ‘reciclando’ o se están importando desde otras ciudades.Un alto mando de la Policía explica que en lo transcurrido del 2011 las autoridades caleñas han identificado 18 bandas de ‘fleteo’, diez oficinas de cobro (25 menos que en años anteriores) y al menos cinco más dedicadas a robo de automotores y partes.También se ha logrado establecer que hay grupos flotantes de delincuentes que se dedican a realizar ‘paseos millonarios’. De acuerdo con las autoridades, el problema es que actualmente hay muchos menores de edad en la delincuencia. El País presenta un panorama de las bandas que azotan a la capital del Valle del Cauca.‘El Indio’ roba carros en JuanchitoUbicada en barrios del oriente y el centro de Cali la banda del ‘Indio’, que tiene al menos once integrantes, es una de las más buscadas por las autoridades locales. Estos delincuentes se especializan en hurtar automotores. Según agentes del CTI de la Fiscalía, la banda del ‘Indio’ roba cada día entre dos y tres vehículos de gama alta. Los fines de semana delinquen especialmente en zonas como Juanchito. Su modus operandi consiste en identificar a sus posibles víctimas a través de campaneros que dan la voz para que sus cómplices procedan a seguirlos hasta zonas apartadas de Juanchito para después intimidarlos con arma de fuego. La Policía reportó que los carros robados eran trasladados principalmente a Ecuador, para ser comercializados. La banda del ‘Indio’ también roba motos, que serían llevadas al Cauca para ser vendidas a campesinos.Los ‘Rolos’ siguen importando delitoA pesar de que las autoridades han logrado importantes capturas de miembros de la banda de apartamenteros los ‘Rolos’, apodados así porque algunos de sus integrantes vienen de la capital del país, El País pudo establecer que estos delincuentes se están reagrupando en Cali y continúan sus acciones, especialmente en zonas como Ciudad Jardín, Pance, El Ingenio, Santa Rita, Santa Teresita y La Flora. De acuerdo con las autoridades, al menos dos de los nuevos miembros de este grupo vienen desde Bogotá. Se trata de jóvenes que se iniciaron en el robo de residencias en otras ciudades y que, para evitar ser reconocidos, se desplazan a otras capitales. La Sijín reporta una reducción no sólo en el accionar de este grupo, sino de otros ‘apartamenteros’. Según estadísticas, este año se reportaron 31 casos menos de robos a residencias que el año pasado en toda la ciudad.Del microtráfico a los homicidiosLa llamada banda de ‘Otto’ que delinque en el centro de Cali se ha convertido en el objetivo de las autoridades antidrogas porque han aumentado los índices de violencia en barrios como Sucre y El Calvario. Eso, debido a que defienden su territorio de influencia a fuerza de sangre y fuego. Un investigador de la Sijín encargado de esos casos asevera que la banda de ‘Otto’ (llamada a sí por el alias de su líder) se especializa en la venta de bazuco. Se reveló que diariamente venden entre 4.000 y 5.000 papeletas, lo que significa para ellos ingresos de entre $1.200.000 y $1.500.000 cada día. Además, ese grupo, compuesto por quince personas, se encarga de suplir a otros expendedores de drogas de barrios vecinos. El administrador de una de las tres ollas que la banda de ‘Otto’ tiene en el centro, alias Tales, está sindicado de porte ilegal de armas, homicidio y lesiones personales.Sicarios al mejor postorDe acuerdo con un alto mando de la Sijín, determinar una sola banda de sicarios u ‘oficinas de cobro’ en Cali es virtualmente imposible. De acuerdo con la fuente, muchos de quienes se dedican a la macabra profesión del asesinato son contratados por delincuentes de alto perfil para que realicen trabajos específicos, pero sin mantener una relación permanente entre ellos. Incluso, las autoridades creen que para los sicarios es mejor que no los relacionen directamente con un grupo, debido a las disputas que existen entre bandas criminales que operan en el suroccidente como los ‘Rastrojos’ y los ‘Urabeños’. Se ha determinado, sin embargo, que los hermanos Luis Enrique y Javier Antonio Calle Serna, ‘Los Comba’, y alias Martín Bala están detrás de la mayoría de las redes sicariales que delinquen en Cali, principalmente en barrios como Manuela Beltrán, Mariano Ramos, Floralia, Villa del Lago, Petecuy y Terrón Colorado. Fleteros usan a mujeresLas cerca de 18 bandas de fleteo que existen en la ciudad están compuestas cada una, en promedio, por seis personas. De acuerdo con las autoridades, la nueva modalidad es reclutar mujeres para que hagan las veces de campaneras en los bancos, ya que se pueden camuflar entre los clientes. Eso significa que son ellas las encargadas de identificar a la potencial víctima y dan señales a sus secuaces para que inicien el asalto.A las bandas de fleteros se les conoce por los nombres de quienes las comandan o por la zona de la ciudad en la que cometen los delitos. Un agente del CTI dice que una de las principales es la de ‘Carlitos’, que se ha rearmado con nuevos miembros en los últimos meses para delinquir. Las autoridades sostienen que las zonas más afectadas por este delito son el centro de la ciudad y sectores comerciales en los que se pueda retirar dinero.Preocupa la delincuenciaEste año se han presentado 728 muertes a manos de criminales, lo que significa un incremento de 5% en comparación con el primer semestre del 2010, cuando hubo 712 casos, según datos del Observatorio Social de Cali.Un dato que preocupa a las autoridades es que la mayoría de los asesinatos se han cometido con armas de fuego.Otro índice que ha subido es el de muerte por pandillas, que pasó de 11% del total de asesinatos a 13% durante este el primer semestre del 2011. Algunas de las pandillas más buscadas son ‘Los chicos malos’, en el centro de Cali, y la del ‘Hueco’, en Siloé.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad