Conozca el impresionante relato del intento de fuga de dos de los policías liberados

Conozca el impresionante relato del intento de fuga de dos de los policías liberados

Abril 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Conozca el impresionante relato del intento de fuga de dos de los policías liberados

El intendente de la Policía Jorge Trujillo Solarte en la rueda de prensa.

El subintendente Jorge Trujillo Solarte y el sargento segundo José Libardo Forero relataron el episodio de la vez en que intentaron fugarse.

"El día que me fugué con el sargento Forero fue duro. Ese día renunciamos a la vida. Había que salir. Vivir o morir. No había más opcion". Así definió el subintendente de la Policía Jorge Trujillo Solarte, uno de los diez liberados por las Farc el pasado lunes, el momento más crítico que vivió durante sus 13 años de cautiverio.Un intento de fuga fallido que fue narrado por el otro protagonista de la historia, el sargento segundo de la Policía José Libardo Forero. "Teníamos que salir con lluvia. Sin lluvia era imposible. Un guarda estaba a tres metros de la caleta donde dormíamos. En la parte de atrás no había nadie cuidando. La decisión era muy difícil, era algo muy peligroso: cuando íbamos saliendo, casi retrocedo. Pero empecé a avanzar hacia el norte, con una brújula que hicimos con una aguja y una cuchilla. Le pedí a Dios algo para iluminar el camino, y apareció un cocuyo. Lo espiché y lo puse en un tarro con agua, donde alumbra más. Habíamos tomado siete paquetes de galletas y habíamos guardado dos arepas que nos habían dado. Así sobrevivimos hasta pasados 16 días, cuando pude pescar y pudimos cocinar. Luego, 22 días después de la fuga cogimos un morroco. El día 25 localizamos unas caletas de las Farc y las asaltamos. Cogimos comida. Íbamos hacia el norte, al río Guaviare, a ver si de pronto alguna piraña de la Infantería de Marina nos veía. Entonces llegamos a un pueblito donde un civil nos ofreció comida. Hasta ahí llegaron los guerrilleros, nos desnudaron, nos tiraron al piso y nos insultaron. Les dije que no nos humillaran más, que si nos iban a matar que lo hicieran. Pero después dijeron que no podían matarnos porque había población civil", relató.Sobre el episodio, el subintendente Trujillo añade: "Al mes de estar en la selva nos cogieron. Yo estaba esperando un tiro. Les puse la cabeza para que me mataran. Pero eso nunca pasó, gracias a mi Dios. Ese fue un momento duro en mi vida". Las dramáticas declaraciones se dieron este martes en la rueda de prensa que brindaron los seis miembros de la Policía entregados por las Farc al Colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz, el Gobierno de Brasil y la Cruz Roja Internacional, en Mocuare, Guaviare.El sargento César Augusto Lasso explicó que la fuga de Trujillo y Forero era algo descabellado, sin embargo, la noticia de la fuga de Jhon Frank Pinchao fue una motivación para arriesgarse a hacerlo. "Nos enteramos que él (Pinchao) se había fugado y que gracias a Dios había llegado a la libertad. Eso fue un motivación para buscar el mismo camino. Forero y Trujillo lo intentaron, y los recapturaron. Afortunadamente no los mataron", dijo.El uniformado contó que durante los más de diez años que estuvieron juntos en la selva, "estuvimos encadenados unos a otros. Eso fue humillante". En efecto, cada minuto de los doce, trece o catorce años que pasaron internados en la manigua del suroriente de Colombia fue un suplicio. El intendente Carlos José Duarte recordó el miedo que sentían con los operativos militares en la zona. "Es paradójico. Momentos críticos se dieron cuando sentíamos el asedio de la tropa, cuando pasaban los aviones y teníamos que huir, fue muy duro. Saber que podíamos morir en un bombardeo. Las tropas estuvieron muy cerca", relató.El intendente Jorge Humberto Romero, liberado también este lunes, manifestó que a pesar de la tensa situación en cautiverio la relación con los guerrilleros era respetuosa. "En cautiverio, el clima entre ellos y nosotros fue de respeto. La despedida fue respetuosa. Nos hicieron comida y nos dieron uniformes para que estuviéramos presentables. "Mucho gusto, mucho cuidado", nos dijeron los guerrilleros en la despedida", señaló.El final de la rueda de prensa, el grupo de uniformados agradeció a la Policía, al Ejército, a los medios de comunicación y a Colombianos y Colombianas por la Paz."Saludos a Íngrid Betancourt, quien nos ha ofrecido ayuda por si queremos ir a estudiar al exterior", subrayó Forero, quien también reveló que el general Óscar Naranjo lloró cuando se reunió con ellos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad