Conmoción por cementerios clandestinos en la Comuna 12 de Buenaventura

Conmoción por cementerios clandestinos en la Comuna 12 de Buenaventura

Enero 29, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Ana María Saavedra S | Editora de Orden
Conmoción por cementerios clandestinos en la Comuna 12 de Buenaventura

Un grupo especial del CTI de la Fiscalía ha sido destinado para investigar las fosas halladas en el barrio El Progreso de Buenaventura. Los habitantes dicen que la zona se ha convertido en un “cementerio clandestino”.

Autoridades han hallado cuatro fosas con cuerpos descuartizados en esta zona del Puerto. Grupos delincuenciales atemorizan a la comunidad.

Liliana recuerda que ese domingo, Jhonatan le dijo “mamá ya vuelvo, el ‘Cholo’ me llamó para ir a tirar una plancha”. Se puso su ropa de manchada para trabajar en construcción y salió de su casa. Lea también: Fiscalía encontró dos fosas comunes en BuenaventuraElla cree que él caminó las pocas cuadras que separan su casa en el barrio Matía Mulumba de la carretera Simón Bolívar-la vía principal que cruza a Buenaventura- y salió hacia el barrio El Progreso, al otro lado de la avenida.Esa noche Liliana se quedó esperando a su hijo. Lo ha esperado por 32 noches. Su esposo salió a preguntar por el barrio, a los amigos, a los conocidos. Acudió ante las autoridades. Habló con su vecina María del Carmen, la mamá de John Eder, quien ese domingo 21 de diciembre también salió a trabajar la construcción hacia El Progreso, le dijo que él tampoco había regresado. Días después ‘El Cholo’ -quien es contratista de construcción- los llamó. Le dijo a su esposo que él los llevó hasta la casa que estaban construyendo. No pudieron fundir, entonces les pidió que lo esperaran allí que regresaría por ellos para sacarlos del barrio. La Comuna 12, actualmente es considerada uno de los sitios más violentos del Puerto. Líderes sociales y religiosos e incluso sus habitantes denuncian que allí la violencia los afecta hace mucho tiempo, pero que desde noviembre pasado las amenazas, el control de las bandas delincuenciales de la zona, se aumentó. El Progreso, Caldas, La Unión, Nuevo Amanecer, Matia Mulumba, La Gloria hacen parte de los barrios que se ha denunciado son controlados por los miembros de bandas delincuenciales, que han generado desplazamientos internos, homicidios y extorsiones. “Nadie entra, nadie sale sin el permiso de estos grupos, formados por muchachos”, dice un líder.Jhonatan y John Eder entraron y no salieron. Liliana dice que ‘El Cholo’ les contó que cuando regresó por los jóvenes ellos no estaban. Ambas madres denunciaron y la semana pasada las llamaron para que realizaran unos exámenes de sangre. Dos cuerpos desmembrados fueron encontrados en una fosa del barrio El Progreso, cerca al lugar en el que desaparecieron los jóvenes.“Me dijeron que encontraron dos cuerpos, allí, o parte de ellos. Uno de los brazos tenía un tatuaje de estrella, como el de mi hijo. Por eso pensamos que es él, toca esperar, dicen que uno o dos meses para que den los resultados”, dice Liliana. Y se pregunta ¿Por qué lo mataron si no le hizo daño a nadie?.Este año en la Comuna 12 han sido encontradas cuatro fosas con cuerpos enterrados. Y cerca al aeropuerto el CTI de la Fiscalía halló otros restos, también desmembrados.Los dos jóvenes, que al parecer asesinados en El Progreso eran de otro barrio. Ese simple hecho, los puso en riesgo. “Acá adentro han ocurrido muchas cosas. Los pelados tienen el control de esta zona y al que llega y no conoce lo matan y lo descuartizan. Luego, lo entierran en un terreno baldío o cerca a los caños. La situación es muy grave pero nadie dice nada por miedo”, explica un habitante, quien no revela su nombre. Los primeros dos cuerpos hallados en El Progreso estaban enterrados en una zona baldía, pero habían sido asesinados y descuartizados en una casa cercana, donde el CTI de la Fiscalía halló sangre y tros elementos.La semana pasada el comandante de la Policía de Buenaventura, había asegurado que las primeras tres exhumaciones, realizadas en conjunto con personal especializado de la Fiscalía y Medicina Legal, corresponden a investigaciones de hechos del año pasado.Monseñor Héctor Epalza, obispo del Puerto, asegura que “la respuesta de las autoridades es que los desmembrados eran del año pasado. Yo les digo, qué importa si son del año pasado, es un drama de barbarie que muestra que la maldad sigue allí. El temor sigue”. Una fuente de la Fiscalía, por su parte, reconoce que la situación es grave y que las investigaciones han revelado que podrían encontrar más cuerpos enterrados en zonas de la Comuna 12.Cementerios clandestinosLa mujer está parada en una esquina, frente a una tienda del barrio Caldas. Habla en murmullos. Dice que esa militarización de la que tanto hablaban allá no ha llegado. “Esto es tierra de nadie, aquí pasa de todo y nadie se da cuenta. Acá los pelados controlan todo. Todo el mundo habla de las casas de pique de la isla, pero acá sí que hay cementerios clandestinos”, dice. Un sacerdote que trabaja con la comunidad de la zona asegura que en este sector no se ha dado la intervención que hablan. “Hay un abandono total del Estado, en algunos sectores llevamos 75 días sin agua. Los grupos delincuenciales se han tomado esto y la Fuerza Pública no ha hecho nada. Los militares con sus carros blindados se ven en la vía principal, pero acá nada. El único CAI está ubicado sobre la vía principal, pero aunque le hemos pedido a la Alcaldía y a las autoridades que construyan un CAI adentro, no pasa nada. La situación en Caldas, Nuevo Amanecer, El Progreso, La Unión, La Campiña y La Floresta está muy complicada. En el Nuevo Amanecer hay una sola tienda funcionando por las extorsiones”.Otro líder relata que en el barrio Caldas hace seis meses mataron a un tendero y que otros cinco han dejado el sector. “En diciembre al dueño de una tienda le exigieron tres millones de pesos, pero solo pudo pagar $500 mil, ahora cree que le va a tocar irse”, dice.Y cuenta que desde noviembre la problemática de violencia se agudizó con la llegada de personas que habían salido de la cárcel y que trabajan para ‘La Empresa’ -una de las agrupaciones delincuenciales que se disputan Buenaventura. “Además, mucho bandido que estaba en la isla se vino para acá a esconder porque allá estaban haciendo esos operativos”, agrega.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad