Condenan ataque de la guerrilla de las Farc a misión del Club Rotario

Febrero 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura

El atentado cometido contra una misión humanitaria del Club Rotario y una patrulla de la Armada en el Bajo Calima, corregimiento de Buenaventura, corroboró las alertas que desde el año pasado se realizaron sobre la presencia de grupos armados en esta zona.

El atentado cometido contra una misión humanitaria del Club Rotario y una patrulla de la Armada en el Bajo Calima, corregimiento de Buenaventura, corroboró las alertas que desde el año pasado se realizaron sobre la presencia de grupos armados en esta zona.Tanto uniformados como civiles salieron ilesos del ataque. Una segunda carga explosiva no alcanzó a ser detonada por los subversivos de la Columna Móvil Libardo García de la guerrilla de las Farc.La primera estalló, pero no tenía la suficiente fuerza y sólo hizo que el vehículo militar perdiera el control y se estrellara. Según fuentes militares, la idea de los guerrilleros era que la fuerza explosiva de esta activará la segunda carga, con más poder. “Lastimosamente estos sujetos solo piensan en negativo y en contra de la misma población a quienes sólo estamos buscando ayudar”, dijo Alonso Giraldo, directivo del Club Rotario, quien además es el gerente del Hotel Estación en Buenaventura.Precisó que la misión era netamente humanitario y buscaba hacer un diagnóstico para presentar unos proyectos económicos en la zona por parte del Rotarismo internacional.“Debido a las condiciones de vulnerabilidad de la población del Bajo Calima, donde hay muchas necesidades como la falta de un puesto de salud, la escuela en mal estado y la falta de agua en una zona tan rica en este líquido. Esas condiciones nos motivaron a que presentáramos un proyecto por más de US$60.000, el cual estábamos preparando y allí la visita al corregimiento”, destacó Giraldo.“Fue un momento de mucho temor pues en un momento quedamos entre el fuego cruzado y el temor de una nueva explosión, afortunadamente la pericia de los uniformados de la Brigada hizo posible que saliéramos ilesos”, destacó Elber Rengifo Micolta, un reconocido periodista local, quien es también miembro del Club Rotario.Una infracción al DIHLa Defensoría Regional del Pueblo calificó el ataque a la misión del Club Rotario como un grave atentado y una violación al Derecho Internacional Humanitario.Sin embargo, el defensor regional, Andrés Santamaría, recomendó que este tipo de misiones no deben entrar a estas zonas acompañadas de Fuerza Pública. “Hay una alerta vigente donde han manifestado las situaciones de riesgo que se tienen debido al conflicto que se da en la zona por grupos armados ilegales”, señaló Santamaría.El Defensor se refiere a los informes de riesgo presentados el año pasado por esta entidad, en la que se denunciaba la presencia de ‘Rastrojos’ y guerrilla en la zona comprendida entre el Bajo Calima y la desembocadura del río Calima al San Juan, en Chocó.En agosto pasado un informe de riesgo indicó que estos grupos se disputan el control territorial de esta zona, ya que es un corredor fluvial del narcotráfico para la salida del estupefaciente y el transporte de químicos hacia los laboratorios del Chocó.Los cabildos indígenas de la zona han denunciado desplazamientos hacia Buenaventura por la llegada de hombres armados. En una de las denuncias aseguraron que ese grupo irrumpió donde tienen sus cultivos. “Hemos visto como matan gente inocente, que está a la orilla del río (el Calima y el San Juan) y los matan, pero no con armas de fuego sino con palos”.El almirante Hernando Wills, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico, explicó que las Farc con acciones, como el del ataque del jueves, buscan mantener la hegemonía en el sector, ya que se han visto afectadas por la ofensiva militar. El año pasado, la Armada erradicó 300 hectáreas de coca en ese sector.En julio del año pasado, en un ataque de las Farc un infante de marina murió y tres más resultaron heridos en este sector.Por su parte Julio César González, líder del consejo comunitario del Bajo Calima, rechazó el atentado y reclamó de los actores armados que no involucren a la población civil en este conflicto.“El Bajo Calima no debe ser un escenario de guerra nuevamente”, precisó González.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad