Condenan a nueve militares del Gaula a 46 años de cárcel

Septiembre 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Los soldados fueron encontrados responsables de la muerte de cuatro hombres en hechos ocurridos en el 2007 en el sector de La Reforma.

El Juez Primero Penal del Circuito condenó a 46 años y 6 meses de cárcel a nueve militares del Ejército, acusados del asesinato de cuatro hombres, en lo que sería un ‘falso positivo’.La condena se da por el delito de homicidio agravado de cuatro personas que se movilizaban en un taxi por el sector de La Reforma, en la zona rural de Cali. En esa ocasión, las víctimas fueron presentadas como integrantes de una banda delincuencial que extorsionaba a los habitantes de La Reforma.El 5 de mayo de 2009, el CTI de la Fiscalía capturó a ocho de los nueve militares implicados en el caso, luego de que un juez de control de garantías les dictara medida de aseguramiento. El único que quedó libre, pero vinculado al proceso, fue el mayor Mauricio Ordóñez Giraldo, quien era comandante del Gaula del Ejército en ese momento. Este jueves el Juez Primero Penal del Circuito dictó la sentencia condenatoria, pues consideró que las víctimas eran personas humildes y durante el proceso no se probó que se trataran de guerrilleros o miembros de un grupo delincuencial.Los militares condenados, que en ese momento pertenecían al al Grupo Gaula y Fuerzas Especiales Urbanas del Ejército, son: el antiguo comandante del Gaula del Ejército, mayor Mauricio Ordóñez Giraldo, el capitán Osward Javier Arias, el teniente Carlos Alberto Galeano, el sargento Gildardo Ruiz Rivera y los soldados profesionales Dioneider Mina Mina, Juan Antonio Quintero López, Aris Arboleda Ordóñez, Sergio Armando Melecio Iles y José Eliseo Vega Viáfara.La Fiscalía presentó diferentes pruebas, entre las que se destacan los testimonios de personas que observaron el asesinato. También fueron claves durante el proceso los resultados de los exámenes de balística, los cuales demostraron que no hubo un enfrentamiento con las tropas, como se había dicho en un principioIgualmente, las pruebas científicas determinaron que la escena del asesinato fue alterada y que hubo evidencia plantada por los miembros del Gaula. Julio César Rosero, abogado de la familia de una de las víctimas, indicó que el hecho fue “un homicidio cometido por los militares de manera predeterminada”. El abogado agregó que “para las víctimas se hizo justicia, la decisión del juez fue concreta, clara. Estamos iniciando lo que es verdad justicia y reparación”.La primera versiónEl 16 de enero de 2007, el Gaula del Ejército reportó que en un operativo, realizado durante la madrugada del 14 de enero de ese año, tropas del Ejército habían sorprendido a cuatro personas cuando irrumpían en una de las minas del sector.Esto ocasionó un supuesto cruce de disparos, que terminó con el homicidio múltiple. Para el Gaula, el hecho había sido un golpe contra una supuesta banda de extorsionistas que tenía azotada la zona de La Reforma.En el boletín de información que esta unidad militar repartió entre la prensa local, se narraba cómo las “tropas dieron de baja a cuatro presuntos delincuentes”, gracias a la información que miembros de esa entidad habían recibido sobre la supuesta banda delincuencial.Según los hoy condenados, las víctimas llevaban en su poder cuatro pistolas, calibres 7,65 y 9 milímetros y se movilizaban en un taxi. En el asiento trasero del carro encontraron, supuestamente, un chaleco de la Sijín.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad