Condenan a la Nación por muerte de civil en choque entre Policía y las Farc

Septiembre 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia AP

El Gobierno deberá pagarle a una familia la suma de 680 millones de pesos.

El Estado colombiano fue condenado a pagar más de 680 millones de pesos como indemnización por la muerte de un civil en 1991 en medio de un enfrentamiento entre la Policía y las Farc.La decisión del Consejo de Estado está referida a un ataque perpetrado el 30 de marzo de 1991 por más de 100 integrantes de las Farc al comando de Policía del municipio de Guadalupe, Antioquia.Por heridas sufridas en el ataque murieron Nora Esther Palacio Alvarez y Jesús Hernando Valdés Rodríguez, precisó el tribunal, según una copia del fallo de 21 páginas a la que tuvo acceso AP.La familia de Valdés, conformada por su esposa y sus siete hijos y que vivía frente al comando de Policía, demandó al Estado dos años después del ataque porque alegó que la muerte de Valdés se produjo como consecuencia del choque armado entre el grupo subversivo y agentes del Estado.Con la sentencia, la nación deberá pagarles a los integrantes de la familia Valdés, que tenía 50 años al momento de su muerte, 680 millones de pesos por los perjuicios morales y económicos que les causó la muerte violenta de su esposo y padre.Javier Villegas, abogado de la familia Valdés, dijo en diálogo telefónico con AP que con el fallo "queda claro que todas las víctimas de la violencia en Colombia deben ser y van a ser reparadas".Para Villegas, si bien en el proceso administrativo no se demostró si las heridas causadas a Valdés vinieron de las armas de la Policía o de las de la guerrilla, "el caso no cambia porque provengan de donde provengan (los disparos) el enfrentamiento armado fue el que le produjo la muerte".El fallo, de última instancia, tiene fecha del 31 de agosto pero sólo el lunes fue notificado a las partes.El tribunal encontró responsable a la nación por la muerte de Valdés con el argumento de que si bien la Policía actuó legítimamente para repeler el ataque de las Farc, el civil resultó herido y después muerto en un acto "no buscado, no querido ni tampoco merecido".En el mismo fallo se recogieron los testimonios de varios policías que intentaron defender el comando de policía de Guadalupe. Tres de esos uniformados fueron retenidos por las Farc y liberados 52 días después.Con base en esas declaraciones de policías, según el tribunal, quedó en evidencia que si bien la acción guerrillera "estuvo encaminada a causar un daño de forma exclusiva a la fuerza pública, la muerte del civil fue un perjuicio anormal que no debían soportar" ni la víctima ni sus familiares.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad