Condenan a General (r) Castañeda por masacre

Condenan a General (r) Castañeda por masacre

Agosto 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Condenan a General (r) Castañeda por masacre

General Fabio Alejandro Castañeda, excomandante de la Polícia Metropolitana de Cali.

Al general Fabio Alejandro Castañeda se le responsabiliza por los hechos ocurridos el 16 de diciembre de 1991 en el municipio de Caloto (Cauca).

El general retirado Fabio Alejandro Castañeda, quien estuvo al frente de la Policía Metropolitana de Cali por espacio de un año y nueve meses, tendrá que pagar un millonaria condena, luego de que el Consejo de Estado lo encontrara corresponsable de la masacre del Nilo, cometida hace 22 años en Cauca.En la decisión del alto tribunal también se ordenó compulsar copias a la Fiscalía para que se reabra la investigación contra el general (r) Castañeda.“Compulsar copias del fallo a la Fiscalía General de Nación con el propósito de que, de ser el caso, esta entidad examine la posibilidad de presentar una acción de revisión contra la decisión a través de la cual el Tribunal Superior Militar decretó la cesación de procedimiento a favor de Jorge Enrique Durán Argüelles y de Fabio Alejandro Castañeda Mateus, de acuerdo con lo expuesto en la parte motiva de esta providencia”, fue una de las decisiones del Consejo.El fallo dice que, Castañeda, entonces capitán, y el mayor Jorge Enrique Durán Argüelles, deberán “reintegrar a la Nación-Ministerio de Defensa, Policía Nacional, en porcentajes iguales al 40% del valor de las condenas impuestas en la presente sentencia”.Las condenas a las que hace referencia alcanzan para cada una de las víctimas -familiares de las 20 personas asesinadas- los cien salarios mínimos legales vigentes.La decisión del alto tribunal habla de “la responsabilidad administrativa de la Nación-Ministerio de Defensa, Policía Nacional, por los hechos ocurridos el 16 de diciembre de 1991 en la hacienda El Nilo de Caloto, (Cauca) donde 20 indígenas de la comunidad Guataba fueron asesinados”.Para los magistrados, es evidente la participación de los dos oficiales en tal masacre. Se “estimó que pese a que los mencionados oficiales fueron absueltos por la justicia penal militar y la Procuraduría Delegada para los Derechos Humanos existían graves indicios para responsabilizarlos de los hechos y para condenarlos al pago de los perjuicios causados, en virtud del llamamiento en garantía formulado por la entidad demandada y el Ministerio Público”. En el fallo se le dio credibilidad a los testimonios “rendidos dentro del disciplinario y penal por Leonardo Peñafield Correa y Edgar Antonio Arévalo, quienes confesaron su participación en los hechos ocurridos en Caloto, Cauca”. Estas dos personas señalaron que el entonces capitán Castañeda participó en la masacre de los indígenas.Relataron que el oficial y “unos subalternos suyos que no daría nombre de ellos porque realmente todos iban encapuchados” llegaron a el 16 de diciembre de 1991 y asesinaron a los indígenas.La llamada masacre del Nilo es uno de los casos más recordados en Cauca y ha sido objeto de un pronunciamiento por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que estudió el hecho.Ese 16 de diciembre, “un número indeterminado de individuos llegó hasta la hacienda El Nilo portando armas de distinto tipo, incluyendo varias de uso privativo de las Fuerzas Militares”.Algunos tenían la cara pintada y otros cubrían su rostro con pasamontañas, según las investigaciones realizadas. Este grupo “juntó a los pobladores y obligó a algunos de ellos a tenderse en el piso, en hilera, bocabajo, donde los asesinaron”. Al entonces capitán Castañeda, quien era comandante de la compañía antinarcóticos de la Policía en Santander de Quilichao, lo señalan de “haber comandado uno de los grupos que participó en la masacre, el cual estaba integrado por un número aproximado de once policías que llegaron al sitio de los hechos portando sus armas de dotación oficial, vistiendo arneses, botas de campaña y cubriendo sus rostros con pasamontañas”. Al mayor Durán lo acusan de ser uno de los autores intelectuales.La defensaEl País intentó consultar al general Castañeda sobre esta condena, pero personas cercanas al oficial aseguraron que está fuera del país.Sin embargo, en el expediente se indica que el general se ha defendido argumentando que en el momento de la masacre él se encontraba en la Estación de Policía de Santander de Quilichao en la novena de aguinaldos.Su abogado aseguró en el expediente que no existe fundamento jurídico ni probatorio para demostrar la participación directa de Castañeda en los hechos, “máxime cuando la investigación disciplinaria adelantada en su contra por la Procuraduría terminó con un fallo absolutorio”. Insistieron en que “las declaraciones rendidas por algunos de los autores materiales de la masacre, en las que se sindica al entonces capitán de haber participado en ella, fueron descartadas tanto por el Ministerio Público como por la Fiscalía porque no concordaban con lo dicho por uno de los sobrevivientes, y porque existían numerosos testigos que afirmaron haber visto a los dos oficiales en un lugar distinto al sitio a donde ocurrió la masacre, en la misma fecha y hora”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad