Condenan a dos paramilitares por secuestrar, violar y torturar a una mujer durante cuatro años

Condenan a dos paramilitares por secuestrar, violar y torturar a una mujer durante cuatro años

Noviembre 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

De acuerdo con la Corte Suprema de Justicia, la víctima fue una mujer del Catatumbo a quien amenazaron que, en caso de intentar denunciar su situación, su madre y su hermana también serían violentadas.

Dos paramilitares fueron condenados por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por los abusos que cometieron a una mujer que durante cuatro años estuvo secuestrada, fue violada y torturada, y por estos hechos quedó en embarazo de sus agresores. Se trata de los hermanos Cesar y Clodomiro Niño Balaguera, quienes fueron capturados en 2008 en el Estado de Mérida en Venezuela. “Con la ayuda de una familia desalmada, por no decir otra cosa, esclavizaron a una joven del Catatumbo que estuvo cuatro años en sus garras. Una postal de lo que han padecido miles de mujeres en este conflicto armado que, como lo han señalado hasta el cansancio las autoridades, se ha ensañado con ellas”, dice la sentencia de la Corte. En el fallo, de 75 páginas, la Corte Suprema recordó que en aquellas regiones donde los grupos armados al margen de la ley ejercen su control, lo extienden a la población civil y en particular a las mujeres, “respecto de quienes deciden cuándo inician y terminan relaciones interpersonales con ellas”. Y agregó que "el hecho de que los victimarios fueran miembros de las autodefensas fue determinante para que pudieran cometer los delitos de acceso carnal violento y tortura de la forma que lo hicieron, “pues gracias al control que ejercían en la región en conflicto donde tuvieron lugar los hechos, lograron, no solo agotar por largo tiempo dichas conductas, sino evitar que las autoridades pudieran conjurar la situación, pues, de una parte, consiguieron que sus familiares se mantuvieran al margen de lo sucedido, so pena de llevar la misma suerte que la madre y la hermana de la citada (que fueron asesinadas), pero además, que le perdieran el rastro, para lo cual incluso le cambiaron su identidad”. De la misma forma el alto Tribunal señaló que es inadmisible el argumento de que si una mujer está con un paramilitar es, necesariamente, porque ella lo quiso así o “se lo buscó”. “Los tribunales internacionales han construido presunciones acerca de la inexistencia del consentimiento de las mujeres frente a las relaciones que se tejen con los miembros de los grupos armados, al entender que su preeminencia fundada en la violencia que son capaces de desplegar donde ejercen su dominio, destruye la posibilidad de que las mujeres actúen en plena libertad cuando son asediadas por aquellos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad