Condenan a cadena perpetua a asesino de joven caleño en EE. UU.

Agosto 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
Condenan a cadena perpetua a asesino de joven caleño en EE. UU.

Christian Aguilar, joven caleño asesinado en Estados Unidos.

Pedro Bravo fue hallado culpable de la muerte de Cristian Aguilar en Gainesville, Florida, en el año 2012.

Un joven en Miami que según los fiscales estranguló a un estudiante universitario de Florida de origen caleño en un arranque de celos porque una chica prefirió a la víctima, fue declarado culpable de homicidio premeditado el viernes. Después de un juicio de dos semanas, el jurado en Gainesville también declaró culpable a Pedro Bravo, de 20 años, de otros seis cargos por la muerte del joven caleño Christian Aguilar, de 18 años. Los fiscales no solicitaron la pena de muerte en tanto que el juez James Colaw sentenció a Bravo a prisión perpetua sin posibilidad de libertad bajo palabra. Los padres y familia de Aguilar se mantuvieron en silencio durante la lectura de los veredictos. Se retiraron de la sala de la corte, se abrazaron y lloraron afuera del lugar. Bravo observó sin reacción al secretario de actas cuando éste leyó el veredicto. Se veía tranquilo. El padre de Aguilar, Carlos Aguilar, pronunció un discurso en la corte antes de que dictaran sentencia a Bravo. "No puedo decirles con palabras el enorme dolor por el que hemos pasado", afirmó. Bravo se había declarado inocente y afirmó que él y Aguilar se habían liado a golpes el día que murió el estudiante universitario, pero aseguró que había dejado vivo a Aguilar. Bravo mantuvo una actitud desafiante antes de que le dictaran sentencia; se levantó pie y caminó hacia el podio para hacer su declaración. "Sé en mi corazón que no hice nada para lastimar a mi amigo que le hubiera causado la muerte", declaró Bravo ante la exclamación de sorpresa de los presentes en la sala. "Sé en mi corazón lo que hice, sé que Dios sabe lo que hice. Aceptaré la prisión perpetua o la prisión perpetua sin derecho a libertad bajo palabra, y lo haré". Los investigadores encontraron sangre de Aguilar en el vehículo de Bravo y presentaron pruebas de que el procesado había investigado el proceder de narcotraficantes y la eliminación de cadáveres. El cuerpo de Aguilar fue encontrado en el bosque. Aguilar y Bravo se conocían desde que iban en la Academia Doral, una secundaria en Miami. Bravo salía con Erika Friman, que también era estudiante, cuando asistían a la secundaria, pero ella y Aguilar comenzaron a salir cuando ambos se mudaron a Gainesville para ir a la universidad. Los fiscales presentaron numerosos escritos de Bravo que mostraban la obsesión de éste por Friman, tanto que había decidido no asistir a la Universidad Internacional de Florida para irse a Gainesville y buscar a la chica.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad