Condena de 13 años de cárcel a acusados de masacre en Pance

Condena de 13 años de cárcel a acusados de masacre en Pance

Mayo 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Condena de 13 años de cárcel a acusados de masacre en Pance

Yulaci Gamboa, Jaime Castiblanco y Nadia Agudelo fueron capturados en octubre del 2014, días después de la masacre de las ocho personas.

Tres de los cinco detenidos por la muerte de 8 personas en el 2014, firmaron un preacuerdo con la Fiscalía. ¿Qué confesaron? ¿Cuál fue su participación en la masacre? Le contamos.

Tres de los cinco detenidos por la masacre de ocho personas en una casa campestre en el sector de Pance, ocurrida  en octubre del 2014, aceptaron su participación en el hecho y firmaron un preacuerdo con la Fiscalía. Lea también: Paso a paso de 60 minutos de terror en la masacre de La María, sur de Cali. Ante la Juez 2 Especializada, la Fiscalía presentó el preacuerdo firmado por Yulaci Gamboa Castaño, alias El Oso; Jaime Castiblanco Nieto, ‘Ojo Dormido’ o ‘El Viejo’, y Nadia Yuliana Agudelo Carmona, ‘La Mona’ o ‘Nana’, a quienes habían acusado de los delitos de  homicidio agravado, concierto para delinquir y porte ilegal de armas de uso privativo de las FF. MM. En la negociación realizada entre un fiscal de la Unidad contra el Crimen Organizado y los defensores de los detenidos, estos aceptaron los cargos, por lo que fueron condenados a trece años de cárcel.La Juez durante la audiencia aceptó el preacuerdo y días después leyó la sentencia.   Entre tanto, los otros dos detenidos:  Gustavo Palomino,  alias Camilo, y José Armando Valencia Ruiz, alias El Mono o Perico, señalados por las autoridades como los presuntos autores intelectuales de la masacre,  están negociando con el ente acusador un principio de oportunidad, en el que solamente los acusarían de concierto para delinquir y uso de insignias policiales, con una pena de seis años. Fuentes cercanas a la investigación revelaron que la negociación es analizada por la Fiscalía en Bogotá para ver si la aprueban. Lea también: Casa de la masacre de Pance, en proceso de extinción de dominio. Uno de los acuerdos para negociar la rebaja consistió en que  alias Camilo, señalado como el jefe de una de las facciones de los ‘Machos’, que se asociaron con los ‘Urabeños’, en el norte del Valle,   entregó a doce de sus hombres y una caleta con siete fusiles y dos lanza granadas  en zona rural de Roldanillo, norte del Valle.  Estas personas, lideradas por alias Tabla, aceptaron el delito de concierto para delinquir ante la Fiscalía.  Ese grupo, que se hacía llamar ‘Paz Alianza Valle’, tenía influencia en los municipios de El Dovio y Versalles, donde se enfrentaron con los ‘Rastrojos’ y bandas rivales. Alias Camilo, quien había sido sargento del Ejército, trabajaba al servicio del extraditado ‘Chicho’ Urdinola, sobrino del extinto capo Iván Urdinola. El preacuerdo La Juez 2 Especializada leyó  la sentencia contra las tres personas que firmaron el preacuerdo con la Fiscalía. En el preacuerdo se dosificó la pena de esta forma: se partió del delito más grave que es el homicidio agravado, con 200 meses de cárcel. Como en total fueron ocho personas asesinadas la pena se aumentó en otros 28 meses (por cada una de las otras siete personas les dieron cuatro meses). Por el concierto para delinquir les sumaron cuatro meses más y por los portes ilegales de armas de defensa personal y de uso privativo de las FF.MM. les dieron dos  meses más. Estos delitos sumaron 234 meses.   Y al hacerle la reducción de una tercera parte, la pena  quedó en 156 meses de prisión (13 años). Lea también: Disputa entre narcos, detrás de masacre de ocho personas en el sector de La María, en Cali. En la decisión de la Juez 2 Especializada, que aceptó el preacuerdo, la funcionaria les negó a los detenidos el recurso de detención domiciliaria y ordenó que continuaran en las cárceles en las que se encuentran. Los tres detenidos que preacordaron fueron señalados de colaborar con el crimen. Según las autoridades, Nadia Yuliana Agudelo Carmona, ‘La Mona’, proveniente de Zarzal,  sirvió como campanera para avisarle a los sicarios que  Julio César Paz Varela, alias J1, llegaba a la casa campestre, donde era esperado. Y otro consiguió la casa donde cometieron la matanza. En la masacre, ordenada presuntamente por alias Camilo, los sicarios se hicieron pasar por policías y desarmaron a los hombres de alias J1 haciéndoles creer que se trataba de un operativo. Luego, los asesinaron. La Fiscalía tenía varios testigos que reconocieron a los cinco capturados como las personas que participaron en la masacre. [[nid:354345;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2014/10/masacre_la_maria.jpg;full;{Las autoridades afirman que detrás de la masacre de ocho personas en el sur de la ciudad hay una disputa interna de una organización del narcotráfico, que tuvo vínculos con 'los Urabeños'.}]] Así fue la masacre El viernes 3 de octubre del 2014,  Julio César Paz Varela, alias J1, llegó a una casa finca del sector La María, en Pance, al sur de Cali. Alias Camilo, segundo al mando de la organización de Chicho Urdinola, jefe de una franquicia de los ‘Urabeños’ en el Valle, lo había citado. Cuando ‘J1’ y sus escoltas se acercaron  a la casa principal fueron sorprendidos por aproximadamente 25 personas, varios de ellos con chalecos y chaquetas de la Dijín. Los sicarios se hicieron pasar por policías y desarmaron a los hombres de ‘J1’ haciéndoles creer que se trataba de un operativo. Los falsos policías  inmovilizaron a las ocho personas, les amarraron las manos con cinchos, los acostaron boca abajo y les dispararon. Alias Chocolate,  uno de las personas que acompañaba a ‘J1’ alcanzó a escapar.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad