Con siembra de árbol de la esperanza terminó viaje de víctimas del conflicto

Con siembra de árbol de la esperanza terminó viaje de víctimas del conflicto

Diciembre 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP

El último grupo de víctimas del conflicto armado expuso sus propuestas sobre el proceso de paz ante los delegados del Gobierno y las Farc en La Habana.

Las víctimas del conflicto armado colombiano -que según la ONU son los únicos "héroes y heroínas" de una contienda con atrocidades de todos los bandos- terminaron este martes de entregar sus emotivos testimonios ante los negociadores de paz en Cuba. Una quinta y última delegación de 12 víctimas relató durante cinco horas sus dramáticas vivencias ante los equipos negociadores del gobierno y de las Farc, con el fin de que sus demandas sean incluidas en un eventual acuerdo que ponga fin a un conflicto de medio siglo, que ha dejado 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados."Un punto fundamental que exigen las víctimas es un reconocimiento y el solo hecho de escucharles con mucho respeto ha sido una muestra de eso", dijo a la AFP el jefe de la oficina de la ONU en Bogotá, Fabrizio Hochschild, quien coordinó el viaje de las delegaciones de víctimas a Cuba.La exsenadora Piedad Córdoba, quien ha mediado en liberaciones de cautivos de las Farc, participó junto a otras 11 víctimas este martes para completar un total de 60 afectados por el conflicto que relataron sus vivencias ante ambas delegaciones, encabezadas por Humberto de la Calle (gobierno) e Iván Márquez (guerrilla).Córdoba narró el secuestro que vivió a manos de paramilitares en 1999, mientras que la alcaldesa María Susana Portela, de la ciudad de Florencia, relató el ataque de las Farc en que recibió siete tiros en 2002, lo que la obligó a 10 cirugías y andar en silla de ruedas dos años.Por su parte, el cabo Juan Manuel Hernández, quien perdió un ojo en un atentado de la guerrilla en 2002, dijo que hablaba "en nombre de todos los militares y policías muertos".Esta sesión a puertas cerradas contó con la presencia de diplomáticos de los países garantes y acompañantes del proceso de paz: Noruega y Cuba, Chile y Venezuela, respectivamente.Plantaron árbol de la esperanzaComo símbolo de esperanza, las víctimas plantaron un árbol en un jardín de El Laguito, el complejo de residencias de protocolo cubano donde se realizó esta sesión y donde se hospedan las delegaciones de paz."El árbol de la vida" es una esperanza "en la búsqueda de la paz con justicia social", dijo Córdoba en la emotiva ceremonia en el jardín.Márquez, De la Calle y diplomáticos de Cuba y Noruega dieron paladas de tierra, y los de Chile y Venezuela regaron el árbol, observó un periodista de la AFP.El árbol fue bendecido por el presidente de la Conferencia Episcopal colombiana, Luis Augusto Castro, y luego una de las víctimas, Francia Márquez, cantó la canción "Colombia hambrienta de paz", que ella misma compuso tras una matanza perpetrada por paramilitares en 2001.Las sesiones de testimonios comenzaron el 16 de agosto y fueron las jornadas más conmovedoras de las negociaciones de La Habana, iniciadas en noviembre de 2012, al estar cara a cara por primera vez los afectados con sus victimarios."Atrocidades de todos los actores armados"La ONU califica a las víctimas como los "verdaderos héroes y heroínas" del conflicto colombiano, quienes enviaron conmovedores mensajes por la paz, pero aspiran a que se logre con verdad y justicia."Yo creo que en Colombia, después de 50 años de conflicto, en una situación donde hubo atrocidades de todos los actores armados, es difícil hablar de héroes", declaró recientemente Fabrizio Hochschild a la AFP."Los verdaderos héroes y las verdaderas heroínas de ese conflicto para mí son precisamente las víctimas como ellos, que han logrado trascender su dolor (...) para transformarse en luchadores para la paz", agregó el funcionario de la ONU.Las 60 víctimas fueron seleccionadas por la ONU junto a la Universidad Nacional y la Conferencia Episcopal colombiana. Algunas de ellas recibieron amenazas tras regresar desde La Habana.Esta última jornada de testimonios se retrasó casi un mes debido a la interrupción del proceso de paz por parte del presidente Juan Manuel Santos, luego de que las Farc capturaran el 16 de noviembre a un general que se aventuró sin escolta en zona rural del Chocó.Las Farc liberaron a fines de noviembre al general Rubén Alzate y a otros cuatro cautivos -tres soldados y una mujer-, lo que permitió reanudar las negociaciones de La Habana.Hasta ahora el gobierno de Santos y las Farc han consensuado tres de los seis puntos de la agenda de paz. Ambas delegaciones pusieron el lunes en funciones una "subcomisión" conjunta de género que abordará, entre otros temas, la violencia sexual en el conflicto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad