Con multitudinaria marcha, indígenas despidieron a guardias asesinados por Farc

Con multitudinaria marcha, indígenas despidieron a guardias asesinados por Farc

Noviembre 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Miles de indígenas del norte del Cauca llegaron a Toribío para el sepelio de los dos comuneros asesinados por las Farc. Defensoría del Pueblo rechazó las amenazas conocidas contra los líderes de la zona.

"La muerte de nuestros dos líderes consiguió que renacieran cuatro guardias más", expresó Ezio Guadalupe Roattino, el sacerdote de Toribío, mientras cuatro niños se ubicaban junto a los ataúdes de Daniel Coicué y Manuel Antonio Tumiñá, los dos indígenas asesinados por las Farc el miércoles pasado.Vea aquí: Imágenes: el último adiós de las comunidades a los indígenas asesinados en ToribíoLos niños, hijos y sobrinos de los comuneros muertos, fueron ungidos como en una especie de bautismo, en memoria de Daniel y Manuel, ellos se convertieron en guardias indígenas. Con sus bastones de mando mirando hacia el cielo el sacerdote les dio una bendición."La Guardia Indígena siempre estará arriba, fuerte, pese a la adversidad. Ningún actor nos sacará, no nos atemorizarán", continuó el sacerdote, mientras en la iglesia de Toribío se agolpaban cientos de indígenas Nasa.Minutos atrás habían llegado en una caravana que recorrió las calles del pueblo, enclavado en la cordillera Central. Toribío es quizá el pueblo más atacado por la guerrilla en Colombia con más de 600 hostigamientos en los últimos años y sus habitantes: los indígenas Nasa son quizá una de las étnias más afectadas por la guerra. El año pasado seis de sus miembros fueron asesinados en el norte del Cauca.Las últimas semanas el conflicto volvió a afectarlos. Los dos guardias fueron agredidos por guerrilleros de las Farc cuando intentaron desmontar unas vallas de su territorio. Eran pancartas conmemorativas al aniversario de la muerte del jefe de las Farc, Alfonso Cano. Y el viernes, cuando eran velados los cuerpos de los comuneros, se emitió un comunicado a nombre de las Farc, en el que se amenazaba a 26 líderes indígenas.La amenaza decía que "los llamados líderes indígenas, por medio de su guardia, son quienes le hacen juego a la fuerza pública para que ataquen nuestros campamentos y capturen a nuestros hombres".Sin embargo, un comunicado de Organización Nacional Indígena de Colombia, Onic, expresa que "la Guardia Indígena, 'Cuidadores Milenarios del Territorio', son una manifestación contundente de paz y atentar contra la Guardia es asesinar la vida y resistencia pacífica de los pueblos".El miércoles la propia guardia capturó a siete guerrilleros, integrantes de su propia étnia, quienes están acusados de matar a los dos comuneros. Gabriel Paví, consejero mayor de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, explica que las amenazas de los grupos ilegales se han intensificado.En menos de 20 días, cuatro guardias han sido asesinados. El 22 de noviembre murió en Caloto el comunero Fabio José Alegría Dagua, atacado por hombres armados. Y el viernes asesinaron a otro guardia en Caloto. Se trató de José Libardo Pacho, de 26 años de edad. Una de las versiones señala que al parecer trataron de robarle la motocicleta.Paví agrega que a estos casos se suman cuatro homicidios a maestros indígenas de Toribío, Miranda y el resguardo Canoas. Estos crímenes fueron cometidos, según los líderes indígenas, por la guerrilla, debido a que "los profesores hacían parte del proceso de conunidades". Un mes antes, la banda criminal los ‘Rastrojos’ amenazó a líderes de Suárez. La Defensoría del Pueblo y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas denunciaron que integrantes del Consejo Comunitario La Toma, en Suárez, fueron amenazados de muerte, al no permitir minería ilegal en su territorio. Los guardiasManuel Antonio Tumiñá, de 42 años, pertenecía a la Guardia Indígena desde hacía diez años. No tenía hijos, pero su familia dice que sus dos sobrinos eran su adoración.Daniel Coicué, de 63 años, era integrante del resguardo de San Francisco y tenía dos hijos.Rechazo a amenazasEntre tanto, la Defensoría del Pueblo solicitó a los negociadores de paz de las Farc que se pronuncien sobre las amenazas que supuestamente hizo el grupo guerrillero contra los líderes indígenas de esta zona del Cauca. La entidad rechazó que esta población sea víctima nuevamente de amenazas y exigió "respeto por los derechos humanos, particularmente de las etnias que gozan de especial protección por la Constitución y los mandatos internacionales". Las amenazas se conocieron el pasado viernes mediante panfletos y mensajes a celulares, en los que supuestamente la guerrilla declara como "objetivo militar" a 26 líderes indígenas de Toribío y Tacueyó, a los cuales acusan de aliarse con las Fuerzas Militares. A los índigenas les advierten que tienen 48 horas para salir de la zona, por lo que en la comunidad hay temor de que se repita una acción armada en su contra."Para la Defensoría del Pueblo resultan inadmisibles tales afirmaciones, pues además de constituir una afrenta explícita contra los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario por involucrar a la población civil en el conflicto, contradicen abiertamente la voluntad de paz expresada por los negociadores de las Farc en los diálogos de La Habana", indicó la entidad en un comunicado. Por esta razón, para la Defensoría los delegados de la guerrilla para el proceso de paz deben pronunciarse y explicar si el comunicado sí fue hecho por el grupo insurgente, "si corresponde a una postura oficial y unificada de la organización o si por el contrario la desautorizan, pues resulta paradójico además que se esté negociando la paz pero al mismo tiempo se declare la guerra contra los indígenas".La entidad también hizo un llamado a las autoridades nacionales para que garanticen la protección de estas comunidades y recordó que se ha hecho acompañamiento desde el homicidio de los dos guardias indígenas. Asimismo, el ente ha emitido once pronunciamientos entre informes de inminencia y notas de seguimiento, en los que se advierte el riesgo para la población indígena del Cauca.Vea aquí: En fotos: los rostros de dolor en Toribío por asesinato de dos guardias indígenas

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad