Con carta abierta general Palomino exalta labor de policías en Colombia

Octubre 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Con carta abierta general Palomino exalta labor de policías en Colombia

General Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional.

El oficial pidió a los colombianos proteger a los policías y construir un frente común de seguridad para todos los ciudadanos.

El Director General Policía Nacional de Colombia, Mayor General Rodolfo Palomino López, dirigió esta mañana una carta abierta a todos los colombianos en la que expone el significado que tiene ser Policía en Colombia. En la comunicación, el oficial pidió a los colombianos proteger a los policías y construir un frente común de seguridad para todos los ciudadanos. El siguiente es el texto de la misiva:Carta abierta a los colombianosSer policía en Colombia significa dejar de lado las comodidades del hogar para entregarse por completo al servicio ciudadano. Todos los días, cuando la oscuridad señala que apenas el día va comenzar, el policía ya está en pie, preparándose para relevar a un compañero que se mantuvo vigilante mientras todos dormían. Si eres un policía de tránsito, debes tener la capacidad para tomar decisiones de manera inmediata, consciente de que tus determinaciones incidirán en la cotidianidad de varios colombianos que desean llegar a sus trabajos, colegios o universidades. Cuando des prioridad a una vía, quienes sean beneficiados momentáneamente pasarán a tu lado sin siquiera mirarte, no obstante, quienes deban esperar un poco más, te observarán con enojo y muy probablemente te lancen un improperio fugaz pero ofensivo. Si eres un policía del Esmad, tendrás que hacer de tripas corazón para soportar los insultos, escupitajos y demás vejámenes que algunos utilizan como arma para hacerse notar. Debes tener la agilidad de un felino para evitar que papas explosivas, tatucos o bombas incendiarias impacten tu humanidad. Debes garantizar la protesta pacífica pero a la vez evitar que los derechos de las mayorías se vean vulnerados por la furia de unos pocos. Si eres un policía antiexplosivos debes saber que no basta con la bendición de tu esposa para sortear la letalidad del terrorismo. Con el tiempo, si tienes oportunidad, aprenderás a reconocer los más insólitos escondites que los terroristas usan para camuflar sus artefactos, si Dios está contigo y te mantienes atento, podrás volver a casa evitando contar tus hazañas para que tu familia pueda vivir con tranquilidad. Si eres un policía de vigilancia debes ser un catalizador de voluntades, si en el barrio falta una luz y los responsables se demoran en colocarla, has de tener la capacidad y el conocimiento para solucionar tú mismo ese problema, si alguien comete un asalto en tu cuadrante, has de ser más rápido que el delincuente, él tendrá la ventaja de la sorpresa pero tu correrás con la esperanza de recuperar el celular, la billetera o la maleta de un noble ciudadano. Si eres un carabinero de la policía el campo será tu territorio, allí no solo tendrás que luchar contra los embates de la subversión, sino que deberás ayudar a los campesinos que todos los días se levantan pensando en su cosecha, en su parcela y en sus animales. Tendrás que ser medio veterinario, medio agricultor y muy valiente para defenderlos a ellos de quienes escogieron las armas para pretender hacer valer sus razones. Si eres un policía de inteligencia, la astucia ha de ser tu mejor arma, tendrás que dejar de lado los aspavientos de la comodidad para mimetizarte en lugares donde la humanidad no es un lugar común, saber de antemano que si tu fachada falla, no solo corres el riesgo de ser asesinado, sino que tu actuación permitirá que los delincuentes optimicen su accionar criminal para afectar una comunidad. Si eres policía en Colombia, tal vez no asistas a los cumpleaños de tus hijos, muy probablemente sean pocas las navidades que puedas compartir con tu familia y en definitiva, tendrás que aprender que la satisfacción de un ciudadano es la mejor recompensa por tu sacrificio. El policía de Colombia solo obedece a la ley y se arrodilla ante Dios. Los colombianos debemos proteger a nuestros policías, construir un frente común que los mantenga al margen de las malvadas intenciones de la corrupción, la desidia o la ineficacia. Así mismo, compañeros policías, quienes no estén dispuestos a servir a los ciudadanos deben dar un paso al costado, escoger otro tipo de vida y permitir que los buenos, que son la inmensa mayoría, sigan honrando el lema de nuestra institución: Dios y Patria. Sin duda alguna esta es una profesión absolutamente exigente, pero al mismo tiempo la más sublime de ellas, pocos oficios permiten que en un ser humano se conjuguen las tres variables de la felicidad: tener en quien creer, tener a quien querer y tener a quien servir. Dios y Patria Mayor General Rodolfo Palomino López Director General Policía Nacional

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad