Con cámaras de alta definición ahora buscan carros y motos robadas en Cali

Con cámaras de alta definición ahora buscan carros y motos robadas en Cali

Noviembre 21, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Cámaras Policía

Las cámaras no solo permiten identificar las placas de los vehículos reportados como robados en Cali, también aquellos hurtados a nivel nacional, esto gracias a la base datos que alimenta la Dijín.

Foto: Andrés Carmona / El País

Diariamente en Cali se recuperan tres vehículos hurtados, entre motos y carros, con apoyo de las 44 cámaras de alta definición LPR ubicadas en postes de la ciudad y que son monitoreadas desde el Centro Automático de Despacho, CAD.

Este novedoso sistema de reconocimiento de matrículas llamado LPR, monitoreado por personal que cumple turno de ocho horas al día, puede llegar a registrar diariamente 7000 placas de automotores que circulan por vías principales como la Calle 5 y Avenida Cañasgordas, además de las entradas y salidas del municipio.

De acuerdo con el mayor William Arias, jefe del CAD, todos los días el sistema puede detectar de 100 a 150 matrículas con alguna novedad judicial, “sin embargo esta información debe ser verificada porque en ocasiones, debido a que el sistema está en actualización, las cámaras detectan algunos digitos de las placas de los carros como si fueran de motos”.

Luego de este trabajo, realizado en tiempo real con la base de datos alimentada por la Dijín de la Policía, se identifican que en promedio son seis los automotores con algún requerimiento judicial, tres de estos reportados como hurtados, el resto son pedidos por algún juzgado de la ciudad.

Pero, ¿cómo funciona este circuito de cámaras que hace parte de las 1471 instaladas en toda la ciudad?

Durante una visita al CAD se pudo constatar que una vez en la pantalla del operador aparecen en color naranja las matrículas con alguna novedad, el uniformado le informa al cuadrante del sector donde fue identificado el automotor para que pare el vehículo en cualquier momento para notificarle al conductor del reporte judicial.

“Todos los días nosotros elegimos una zona de la ciudad con la que hacemos el trabajo de inmovilización de carros y motos. Nos contactamos con los comandantes de estaciones y les decimos que nos asignen una patrulla de determinado sector para que solo se dedique a nosotros, es decir, que reciban las placas con las novedades para que paren esa moto o ese carro que está siendo requerido, es un trabajo articulado”, expresó el Jefe del CAD.

Lea también: Cae red de explotación sexual que enviaba mujeres del Valle del Cauca a China

Estadísticas de la Policía indican que la comuna con más presencia de estas cámaras es la 22 con seis dispositivos, la mayoría de ellos sobre la Avenida Cañasgordas; luego le siguen la 2 y 9 con cinco equipos cada una. En total son 18 las comunas con estas cámaras.

Para Pablo Uribe, subsecretario de la Política de Seguridad de Cali, aunque es un avance contar con equipos que puedan identificar vehículos con diferentes requerimientos judiciales, las proyecciones para la ciudad es lograr tener el mismo sistema de vigilancia que opere solo y en todo Cali.

“Esto significa que todos los dispositivos instalados puedan cumplir las mismas funciones que los que ya detectan placas. Además, queremos que no se requiera siempre el ojo humano para esta labor, es decir, que todo sea inteligente”, expresó el funcionario.

Uribe afirmó que en la capital del Valle, además de cámaras capaces de reconocer placas con algún problema judicial, también hay otras que pueden identificar rostros de personas que sean requeridas por la justicia.

Sin embargo, se pudo conocer que esta tecnología todavía no ha entrado en funcionamiento debido a que se están ultimando detalles con la Dijín y la Interpol para que los sistemas de las 17 cámaras funcionen en línea, alimentados con las bases de datos que tienen estos organismos de seguridad.

Inversión en 2017

Este año, según información de la Alcaldía, se han invertido 2500 millones de pesos en el mantenimiento del circuito de cámaras de seguridad de la ciudad, además de los 4320 millones de pesos destinados para la compra de nuevos equipos y lo que se requiere para su funcionamiento, como la instalación de fibra óptica, requerimientos técnicos y de mano de obra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad