Comando Conjunto del Suroccidente, el nuevo 'antídoto' militar contra las Farc

Agosto 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Comando Conjunto del Suroccidente, el nuevo 'antídoto' militar contra las Farc

El Comando Conjunto del Suroccidente coordinará las acciones del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. A través de la unión de estas fuerzas se busca cubrir todo el territorio y crear grupos de acción rápida.

37.000 hombres tienen la misión de controlar las acciones de las Farc en Valle del Cauca, Cauca y Nariño. Así funcionará el Comando Conjunto del Suroccidente.

A pocos días de su activación, el Comando Conjunto del Suroccidente ya enfrenta un gran reto: contrarrestar la nueva escalada terrorista de las Farc contra la infraestructura eléctrica y vial del Valle, Cauca y Nariño.Los ataques del jueves y viernes contra las torres de energía de Buenaventura, Tuluá, Tumaco y los municipios del norte del Cauca, además del carro bomba en la Vía Panamericana, obligaron al ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y a los altos mandos militares a trasladarse a Cali para dirigir de cerca las operaciones en esta zona del país. La orden del presidente Juan Manuel Santos fue clara: desplegar hasta el último soldado porque -dijo el Jefe del Estado- la intención de la guerrilla es generar terror en la población.Así las cosas, el control de esta zona está en manos de unos 37.000 hombres del Ejército, la Armada Nacional y la Fuerza Aérea, que desde julio pasado integran al Comando Conjunto Suroccidente. Aunque algunos expertos en conflicto armado creen que esta iniciativa significa un retroceso en la estrategia militar, pues en esta zona ya había operado el Comando Conjunto Pacífico (2009-2011), el general Leonardo Barrero Gordillo, comandante de la unidad, prefiere hablar de una adaptación. El alto oficial, quien está a cargo del nuevo comando, reconoce que los recientes problemas de orden público obligaron a replantear la táctica militar, pero aclara que los cambios traerán más capacidad y coordinación.“Podemos hablar de una reactivación del Comando Conjunto Pacífico, pero la diferencia es que este se focalizará en el Suroccidente y no cubrirá Chocó. No hay un retroceso, lo que pasa es que hay etapas que requieren una reestructuración”, sentenció el general Barrero.Y es que según el comandante de las Fuerzas Militares, el general Alejandro Navas, en Valle, Cauca y Nariño se articuló un dispositivo especial de 10.000 hombres que están concentrados en una sola labor: controlar los ataques de las Farc.“Vamos a incrementar las operaciones de inteligencia y trabajaremos para que la población civil colabore con la información que más pueda”, sostuvo el general Navas. Cambios tácticosEl pasado 18 de julio, luego de los constantes ataques de las Farc a varios municipios del Cauca, el presidente Juan Manuel Santos visitó Popayán y anunció que este nuevo comando tendrá la misión de desarticular las redes de milicias del grupo subversivo en la región. ¿Cómo? A través de una unión de fuerzas. El Comando Conjunto del Suroccidente -según lo explicó el general Barrero- trabajará de la mano con la Fuerzas de Tarea Apolo, que cubre el norte del Cauca, y Poseidón y Pegaso, que tienen incidencia en Nariño.La idea es articular el trabajo focalizado que realizan los pequeños grupos del Ejército con la coordinación de una estrategia macro, como el comando conjunto. Así, según los mandos militares, se cubren las llamadas áreas negras y se tienen grupos que pueden reaccionar más rápido. “La unión de fuerzas y el trabajo conjunto permiten que todo el territorio esté cubierto y no tengamos zonas en peligro, donde los grupos ilegales puedan asentarse”, señaló una fuente de la Armada. Uno de los cambios que traerá la nueva estrategia tiene que ver con la judicialización de los terroristas. Según lo informaron algunos oficiales, se espera que en las próximas semanas llegue al Suroccidente un grupo de fiscales antiterrorismo, que deberá agilizar los procesos judiciales contra las redes de apoyo a las Farc. Pero el anuncio más importante tiene que ver con el despliegue de más tropas para esta región. Según lo conoció El País, al Suroccidente llegará una nueva brigada móvil, que estaría ubicada en el Cauca. Asimismo, está pendiente la creación de un batallón territorial en el municipio de Argelia, en el corregimiento El Mango, que este año ha sido blanco de hostigamientos del grupo subversivo.Algunas fuentes revelaron, además, que la Policía Nacional dispuso a 500 uniformados para integrar grupos de apoyo a las fuerzas de tarea que operan en el territorio nacional. Se estima que buena parte de esos oficiales llegarán a apoyar la lucha contra la guerrilla en Cauca y Nariño.En ese sentido, el general Jorge Hernando Nieto, comandante de la Región Número 4 de Policía -que cubre Valle, Cauca y Nariño-, indicó que se aumentará la investigación criminal y se compartirá información entre las unidades locales y regionales.Para el analista internacional John Marulanda, las Fuerzas Militares están entendiendo que en el Suroccidente hay un núcleo grande de las Farc que se debe atacar con un dispositivo mayor. “Aquí se encuentran varios bloques de la guerrilla y por eso se requiere mayor logística e inteligencia. Yo me pregunto dónde está el apoyo aéreo y los patrullajes nocturnos para evitar los ataques”.De acuerdo con información de inteligencia, la necesidad de activar un nuevo comando conjunto se debe a los vacíos en seguridad que tienen algunas zonas de la región. En el Cauca, por ejemplo, la Fuerza de Tarea Apolo sólo cubre los municipios de Miranda, Corinto, Caloto, Toribío, Inzá y Belalcázar y sus operaciones se concentran en el Frente Sexto y la Columna Gabriel Galvis de las Farc. Es decir, que el resto del departamento no contaba con un grupo fuerte de operaciones.Por esa razón, en la mira del Comando del Suroccidente estarán más grupos de la guerrilla, como el Frente 30, las columnas Jacobo Arenas y Daniel Aldana, entre otros bloques.Para León Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris, la llegada del nuevo comando conjunto podría implicar un aumento en las operaciones aéreas, pues las fuerzas de tarea -que se tenían hasta el momento- fueron diseñadas especialmente para actividades en el terreno.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad