Colombiana asesinada en Estados Unidos tenía problemas con su esposo

Colombiana asesinada en Estados Unidos tenía problemas con su esposo

Agosto 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Colombiana asesinada en Estados Unidos tenía problemas con su esposo

Andrea Crew, la colombiana asesinada en Estados Unidos, tenía problemas domésticos según reportaron algunos vecinos. Su esposo es el principal sospechoso del crimen.

La mujer fue encontrada sin vida en el río Occoquan, luego de haber sido reportada como desaparecida el pasado jueves.

La colombiana Andrea Crew, cuyo cuerpo fue hallado sin vida en un río de Virginia (EE.UU), tenía problemas con su esposo, el estadounidense Caleb Crew, señaló Rosa Elvira Pineda, la madre de la fallecida.Pineda explicó en una entrevista con Caracol Radio que en enero pasado su hija, quien este lunes cumpliría 31 años, no pudo viajar a Colombia porque le contó que tenía "muchos problemas con Caleb", quien fue detenido y acusado por el asesinato de su mujer.Los vecinos de la pareja ya habían reportado en medios estadounidenses que el matrimonio tenía antecedentes de violencia doméstica. La pareja tiene dos hijas, de cinco años y seis meses y medio, cuyo futuro está siendo debatido por los organismos estadounidenses encargados del bienestar de la infancia."Vamos a ver qué hacen, si me las entregan o me toca quedarme allá", planteó Pineda, quien no conoce a su nieta menor porque "él (Caleb) no quería que (su hija) viniera con la pequeña aquí a Colombia", ni tampoco con la otra niña.Pineda explicó que fue la mujer que cuidaba a sus nietas la que la alertó de la desaparición de su hija la semana pasada, y quien le contó que el esposo no se decidió a poner una denuncia hasta el pasado jueves.La Policía estadounidense informó que la colombiana, que no tenía a nadie de su familia en Estados Unidos, fue vista por última vez saliendo de un Jeep Cherokee de color beige el miércoles por la mañana, cuando dejaron a las niñas en casa de unos vecinos. El marido regresó a recogerlas horas más tarde, pero la mujer nunca más apareció.¿Quién era Andrea Crew?Andrea del Pilar Arias Pineda era una profesional bogotana, con un inglés perfecto y la ilusión de una mejor calidad de vida cuando hace siete años se fue a vivir a Estados Unidos. Llegó allá gracias a un intercambio cultural que la tendría dos años alejada de Colombia y, sobre todo, de su familia residente en el barrio José Antonio Galán, de Bogotá. Tras su llegada al país norteamericano, en el 2006, Andrea trabajó como instructora de inglés para niños.Andrea, que creció en la localidad de Bosa, nunca dejó de lado su cercanía por la iglesia. Asistía a culto en un centro cristiano del estado de Virginia, donde conoció al hombre que años más tarde sería el padre de sus dos hijas, Caleb Crew, quien es seis años menor que ella. Andrea y Caleb, hijo del pastor de la iglesia a la que ella asistía, se enamoraron y dos años más tarde, en 2008, concibieron una hermosa hija a quien bautizaron con el nombre de Bella. En 2011 se casaron y hace seis meses tuvieron a Bethany, su segunda hija.Todo en la vida de Andrea, según sus familiares, era un idilio. "Vivía en una casa bonita, tenía dos hermosas hijas y un esposo espectacular". En Colombia no sabían que el hombre, un soldado reservista del Ejército de EE.UU. y que estuvo en Afganistán, la golpeaba constantemente, la ultrajaba y la humillaba. Andrea en sus llamadas no decía nada del infierno en el que se había convertido su matrimonio. No quería que su familia sufriera por ella. "Ese secreto la mató… Si ella hubiera dicho algo, desde aquí hubiésemos movido cielo y tierra para sacarla de allá", dice Yeimi, su hermana. El pasado miércoles 7 de agosto, Andrea y Caleb salieron de su residencia hacia la Corte de Virginia para seguir los trámites en contra del soldado por maltrato intrafamiliar. Horas más tarde, hacia las 10:30 a.m., Andrea llamó a la niñera de sus hijas y le dijo que ya iba para la casa, pero nunca llegó. Desde esa hora nadie supo nada de ella. Pasado el mediodía, Caleb llegó a la casa, pero no dio ninguna explicación sobre Andrea. La desaparición de la mujer se reportó el día siguiente, jueves 8 de agosto. Las amigas de Andrea, que viven en Estados Unidos y que conocían la verdad sobre los maltratos que el hombre le daba a la mujer, se angustiaron por la pérdida. Ellas sabían que ella nunca dejaría a sus hijas solas, menos a la más pequeña porque aún la estaba amamantando. Preocupadas por su suerte, llamaron a Bogotá y le contaron a la familia de la joven lo que estaba pasando. La angustia trascendió fronteras. La Policía del Estado de Virginia puso todas sus fuerzas para encontrar a la mujer, quien fue hallada sin vida el sábado en la tarde, flotando en el río Occoquan. La encontró un navegante. La mujer, según lo narró su familia, tenía atadas a sus pies piedras muy pesadas. El criminal, quien al parecer es su propio esposo, intentó ocultar su cadáver en el fondo del río, pero algo le salió mal y el cuerpo salió a flote. Horas más tarde del hallazgo del cuerpo de Andrea, la Policía de Virginia capturó a Caleb Crew por el delito de homicidio. Es el único y principal sospechoso de haberle quitado la vida a la colombiana que llegó a ese país con una pequeña maleta en busca de un mejor futuro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad