Colombia tiene la tasa de homicidios más alta en Suramérica

Noviembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP
Colombia tiene la tasa de homicidios más alta en Suramérica

En Cali, los homicidios continúan siendo uno de los principales problemas de seguridad. La semana pasada asesinaron a ocho personas en una discoteca del oriente de la ciudad.

Según un informe de las Naciones Unidas, Latinoamérica es la región más insegura del mundo.

Latinoamérica es la región más insegura del mundo, con un aumento en la tasa de homicidios que ha llegado a un nivel "epidémico" y con el robo como delito que más afecta a los latinoamericanos, denunció el martes Naciones Unidas. Uno de cada tres latinoamericanos reportó haber sido víctima de un delito con violencia en el 2012, principalmente un robo, reveló un informe difundido por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.La inseguridad ha provocado cambios en las familias latinoamericanas: entre un 45% y un 65% dice que ha dejado de salir por la noche por la inseguridad y un 13% reportó haber sentido la necesidad de cambiar su residencia por temor a ser víctima de un delito, según una encuesta realizada por el Programa. "Esto es un cambio en la vida de la gente, un cambio en las conductas de las personas", dijo a The Associated Press Heraldo Muñoz, subsecretario general de la ONU y director del Programa para América Latina y el Caribe. "Como esto tiene un impacto en las vidas de las familias, las clases medias adineradas contratan vigilantes privados. Hoy en la región tenemos casi 50% más vigilantes privados que agentes de policía. Esto lo que hace es agudizar la desigualdad que ya existe", agregó Muñoz. Mientras los índices de homicidio disminuyen en otras regiones, el problema ha aumentado en Latinoamérica, que registra más de 100.000 asesinatos cada año, llegando a superar un millón de asesinatos entre el 2000 y el 2010, señala el informe. En países como Colombia, Guatemala o El Salvador la tasa de homicidios ha caído, pero en la mayoría de territorios, se mantiene alta: en 11 de los 18 países latinoamericanos la tasa es mayor a los 10 asesinatos por cada 100.000 habitantes, nivel considerado "epidémico". Honduras presenta los niveles más altos, con 86 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2011, dijo Muñoz. México se mantuvo en aproximadamente 25 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2010, señala el informe. Durante una conferencia para analizar el problema en la sede de la ONU, representantes de la organización internacional dijeron que la inseguridad ciudadana frena el desarrollo de la región. Helen Clark, directora del Programa, lo describió como un tema crucial porque "sin paz no puede haber desarrollo y sin desarrollo no puede haber una paz duradera". A pesar de que las economías de la región han registrado un crecimiento anual promedio del 4,2% en los últimos 10 años, la violencia y el crimen se mantienen a niveles altos, señala el informe. El robo, por ejemplo, se ha triplicado en la región en los últimos 25 años. Argentina parece ser uno de los países donde más afecta este problema, con una media de 973 robos por cada 100.000 habitantes en años cercanos al 2011, seguido de México con 688 y Brasil con 572. Guatemala, Paraguay y Panamá presentan, sin embargo, niveles bajos, según el reporte. Seis de cada 10 robos en América Latina son cometidos con violencia, dice el estudio. El aumento de las expectativas de consumo, la relativa falta de movilidad social, el crecimiento urbano acelerado y desordenado y las deficiencias del sistema escolar generan condiciones que inciden en la criminalidad, dijeron los funcionarios de la ONU. El porte de armas de fuego, el consumo de alcohol y el tráfico de drogas también impulsan el delito, destacaron. Muñoz recomendó que en cada país se establezca un "acuerdo nacional por la seguridad ciudadana" creado entre el gobierno, cada partido político y la sociedad civil, para que así "la seguridad no se vea politizada y se transforme en una política de estado". El caso colombianoEl informe muestra que, en el caso colombiano, puntos como la tasa de homicidios se han reducido durante los últimos ocho años (36% en 2005 y 29% en 2012), pero aún sigue entre las más altas de Latinomérica, ubicándose en el cuarto lugar, solo después de Honduras, El Salvador y Guatemala. En términos de seguridad personal a Colombia tampoco le va bien. En este país 52,37% de quienes reportan haber sido víctimas de un delito mencionan un robo con violencia, tema que nos ubica en el cuarto lugar en América Latina, después de Honduras, Venezuela y Guatemala. Con esto, 17,66% de la población colombiana habría sido víctima de robo en el último año. La percepción de seguridad de los ciudadanos en Colombia tampoco demuestra ser muy buena, ya que el 55% de los ciudadanos manifestaba sentirse atemorizado al salir a las calles por la posibilidad de ser víctima de un delito. En este país, el 16% de los ciudadanos manifestó que tuvo que cambiar su lugar de residencia por cuestiones de inseguridad, poniéndose a la par con Perú y Ecuador y por debajo de República Dominicana. La cantidad de casos denunciados de violencia intrafamiliar en el país tuvo un incremento del 83,2% entre 2005 y 2011, siendo el país que tuvo mayor aumento de denuncias sobre sobre este tema en este período. A pesar de la denuncia de varios escándalos, Colombia es un país que aún tiene una buena imagen de su policía. En este país, un 51,5% de los ciudadanos afirma sentirse protegido por la Policía Nacional, mientras que 29,39% afirma que los integrantes de esta institución con corruptos y están involucrados en varios delitos. No obstante, la cantidad de guardias privados por ciudadano es superior a la cantidad de agentes de Policía. En Colombia se estima que existen unos 365 policías por cada 100.000 habitantes, mientras que en guardias privados la proporción es de unos 450/100.000. El informe celebra en su conclusión los esfuerzos de las autoridades para disminuir la delincuencia en las calles de las ciudades colombianas. En este sentido resalta el 'Plan Cuadrantes' de la Policía Nacional al que le atribuye un 18% de la caída en los homicidios en las ciudades donde funciona este programa. Según el informe, el Plan Cuadrantes, que funciona en ocho ciudades (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga, Pereira y Cúcuta) también contribuyó a la disminución en un 11% de delitos como las lesiones personales y un 22% en el hurto a vehículos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad