Colombia, el principal productor de coca del mundo: ONU

Julio 08, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP
Colombia, el principal productor de coca del mundo: ONU

ONU reportó que los cultivos de coca se concentran en cinco departamentos del país: Nariño, Putumayo, Norte de Santander, Cauca y Caquetá.

Según un informe de la ONU, aunque se esperaba un descenso, el país mantiene casi el mismo número de hectáreas de coca que tenía hace ocho años. El aumento es del 39%.

Colombia se ratificó como el primer productor de cocaína del mundo y el país con más cultivos de coca, cuya hoja es insumo básico para esta droga, advirtió este viernes la ONU, a través de un informe sobre el monitoreo anual de sembradíos ilícitos.

Con dicho informe, la ONU hizo un llamado sobre el preocupante aumento en los cultivos ilícitos en el país, que en un año pasaron de 48 mil hectáreas a 96 mil, lo que significa un alza del 39%.

Además, indica que Colombia, junto a Perú y Bolivia,  suman cerca de 60.000 hectáreas de coca, siendo los países que más producen en la región.

El reporte lo entregó este viernes el representante en Colombia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Unodc, Bo Mathiasen, confirmando lo que este jueves había informado el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Según dicho informe, los cultivos de planta de coca se estarían concentrando en cinco regiones: Cauca, Nariño, Caquetá, Norte de Santander y Putumayo, las cuales estarían produciendo el 80 % de la hoja de coca.

En Nariño se viene cultivando el 31 % de la coca del país, con cerca de 29.755 hectáreas; la región que le sigue es Putumayo con 20.086 hectáreas, es decir el 21 %.

En la lista siguen Norte de Santander con 11.527 (12 %), en el  Cauca hay registro de 8.660 (9 %), y en Caquetá habría 7.712 hectáreas cultivadas con coca (8 %).

En términos de la producción potencial de cocaína en 2015, el informe también reportó un alza importante en el último año.

Mathiasen explicó que la producción de clorhidrato de cocaína aumentó un 46% el año pasado, cuando se produjeron 646 toneladas, frente a 442 de 2014.

"Este incremento está fuertemente influenciado por el incremento del área sembrada", apuntó el informe.

Entre las causas del incremento de los cultivos, el representante de la ONU mencionó factores climáticos, problemas de vulnerabilidad en las poblaciones que facilitan el trabajo de los grupos ilegales y reducción de la percepción de riesgo debido a la suspensión de la fumigación aérea.

El informe también destacó la amenaza que suponen los cultivos de coca para la diversidad biológica y cultural de Colombia. Así, reportó una subida de 52% de la superficie cultivada en reservas indígenas (de 7.799 ha en 2014 a 11.837 ha en 2015) y de 51% en tierras de comunidades negras (de 10.626 ha a 16.030 ha).

Esta tendencia al alza "viene de tiempo atrás" y se debe al crecimiento de la demanda en Europa y Asia, dijo el experto en narcotráfico y director de la ONG Corporación Andina Colombia, Ricardo Vargas. "En esos mercados Colombia tiene un puesto importante en el comercio de drogas", afirmó.

El experto resaltó además la incidencia de los grupos armados al margen de la ley, como las Farc, primera guerrilla del país y que según las autoridades tiene en el narcotráfico su principal fuente de ingresos.

Según el experto, mientras no se resuelva el "problema estructural" del campo colombiano, los campesinos seguirán encontrando "una alternativa" en el cultivo de coca, cuyo precio en el mercado alcanza los 3.000 pesos el kilo (casi un dólar) y creció un 32% en 2015.

De acuerdo con UNODC, 74.500 hogares colombianos están involucrados en la siembra de coca, un 11% más que en 2014.

Eduardo Díaz, director de la Estrategia Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos de la Presidencia, destacó que este resultado pone a Colombia "en una situación similar" a la de hace ocho años, cuando había 99.000 hectáreas sembradas de coca.

"Es un tema supremamente preocupante el crecimiento de los cultivos (...) porque había una tendencia clara al descenso", dijo en la presentación del informe.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, ya había adelantado la inquietud del gobierno ante este significativo aumento de los cultivos de coca.

Además de los factores mencionados por la ONU para explicar este fenómeno, el ministro lo atribuyó a la incertidumbre ante la inminente firma de la paz con las Farc, principal guerrilla del país y que ha hecho del narcotráfico su principal fuente de ingresos, según las autoridades.

Los cultivadores han logrado mayor productividad en sus cosechas y los grupos ilegales han conseguido organizar la protesta contra la erradicación forzosa, dijo Villegas.

El funcionario confió en que "una vez suscrito el acuerdo final con las Farc para el fin del conflicto, estos temas de cultivos ilícitos empiecen a registrar progresivamente un mejor desempeño para nuestras campañas de sustitución y erradicación".

El nuevo enfoque del gobierno con relación a las drogas busca convertir a los guerrilleros desmovilizados en aliados de la lucha antinarcóticos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad