Clonación de tarjetas pone en jaque a los bancos

Clonación de tarjetas pone en jaque a los bancos

Julio 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

En cuatro años, las pérdidas suman $20.000 millones en el sector financiero por delitos informáticos en Colombia. Cada mes, el Grupo de Investigaciones Tecnológicas de la Dijín recibe en promedio 100 denuncias de usuarios.

Unos $20.000 millones perdió el sistema financiero en Colombia en los últimos cuatro años, por motivo de clonaciones de tarjetas y otros delitos informáticos.Cada mes, el Grupo de Investigaciones Tecnológicas de la Dijín recibe en promedio 100 denuncias de usuarios del sistema financiero, víctimas de delitos informáticos, entre los cuales las clonaciones de tarjetas son los más comunes. En 2010, eran 98 casos por mes.Pese a que, de acuerdo con la Dijín, este delito causó millonarias pérdidas al sector financiero en los últimos cuatro años, ni la Asobancaria ni la Superintendencia Financiera cuentan con estadísticas ni diagnósticos profundos sobre los delitos informáticos, que además de clonaciones, incluyen robos de identidad y tráfico de bases de datos, entre otros. Los bancos toman de 8 a 15 días en atender los reclamos de los usuarios para hacer la devolución del dinero, salvo que este haya hecho una transacción desde “un computador no seguro”. La situación ha aumentado el temor entre los usuarios, por lo cual analistas financieros creen que ha afectado la profundización bancaria en el país, pues los clientes ven más seguro pagar con efectivo que a través de débito o crédito.De acuerdo con el defensor del Consumidor Financiero de AV-Villas, Hsbc y Davivienda, Carlos Mario Serna, entre los fraudes informáticos, el mayor número de quejas se reciben por clonación de tarjetas. Los delitos en los que los usuarios reciben correos que los llevan a digitar sus datos en páginas web falsas – ‘fishing’–se redujeron en 2011.“Las clonaciones han aumentado, sobre todo en tarjetas débito, cuando los usuarios pagan en establecimientos comerciales, mientras que los fraudes en los cajeros sí han disminuido, debido a las medidas de seguridad puestas en marcha por los bancos y por las campañas de concientización”, dice Serna.Aunque existe conocimiento entre las entidades bancarias sobre los establecimientos donde es común la clonación de tarjetas, los bancos suelen guardar esta información en una especie de ‘libro negro’ del comercio, y no la revelan para evitar pánico entre los usuarios.El vicepresidente económico de Asobancaria, Daniel Castellanos, asegura que luego de realizar el análisis de cada caso fraudulento, a veces se logran identificar los lugares donde repetidamente se están realizando clonaciones y las entidades bancarias contactan a la Policía para que tome las medidas pertinentes. Una de ellas es suspender el servicio de datáfonos en el lugar.Los bancos han invertido en campañas de prevención a los usuarios y en infraestructura, sobre todo en cajeros automáticos. Sin embargo, se considera que aún falta mucho por hacer y que la Superfinanciera debería obligar a los bancos a instalar chips a todas las tarjetas y eliminar las bandas en el corto plazo para reducir el impacto del delito.Desde 2007 la Superfinanciera ha puesto en marcha estrategias para proteger a los usuarios financieros. En 2008 obligó a los establecimientos comerciales a renovar sus datáfonos y en tres años se espera que todos los bancos incorporen el chip en sus tarjetas. Mientras las tarjetas migran a la era de chips, el sector bancario y los usuarios seguirán afectados por este delito, aunque los segundos son los que pagan con el alto costo de los servicios financieros.“El chip ofrece el más alto grado de protección; por cada transacción, hay una verificación de uso y validez de la misma. Es tecnología altamente sofisticada que hace difícil y costosa la falsificación”, dice Marina Acosta, director Chip Product Management de MasterCard para Colombia.Ley ‘anti-hacker’La Ley 1273 de enero de 2009 castiga el delito informático con penas que van desde los 48 a los 96 meses de cárcel, así como a multas económicas, lo que no es considerado como suficiente.De acuerdo con la Dijín, en 2011, 112 personas han sido vinculadas a la clonación de tarjetas, con un incremento de 30% frente a la misma fecha de 2010, cuando se realizaron 87 capturas por este delito. 70 investigaciones por este tipo de fraudes lidera la Dijín, con un incremento de 600% frente a las de hace cinco años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad